N° de Edición 7367
Fototitulares

Iron Mountain: más de cuatro años sin respuestas

TESTESTE
Iron Mountain: más de cuatro años sin respuestas.

Diez personas murieron en el incendio del depósito de esta empresa, entre bomberos y personal de Defensa Civil. Con el tiempo la justicia pudo determinar que el siniestro fue realizado intencionalmente, pero aún no se encontraron a los responsables.

Por Luis Fernández

Luchofernandez1992@gmail.com

@LuisJFS

El 5 de febrero del año 2014 la tragedia de Iron Mountain cambió la vida de diez familias, que perdieron a sus seres queridos por el voraz incendio que arrasó las instalaciones del lugar, en el barrio de Barracas, y a más de cuatro años de aquel luctuoso hecho, no se han encontrado a los culpables y ni siquiera queda gente procesada.

Sandra Baricola, hermana de Pedro, rescatista fallecido aquel día tras el derrumbe de una de las paredes del depósito, dialogó en exclusiva con Diario NCO y recordó a su hermano como una persona de bien.

“Él era una persona muy abocada al prójimo y era algo que tenía marcado desde chico. Vivía para los demás. Vivía de una forma precaria y daba todo lo que tenía para la gente. Ese don lo llevó a ser rescatista del gobierno de la ciudad”, comenzó la entrevistada.

“Ese día el Gobierno de la Ciudad no tenía un protocolo armado para ese incendio. Mi hermano nunca debió estar en esa línea de fuego al no ser bombero. No estaba preparado para todo lo que ocurrió ese día”, inquirió la entrevistada.

Cabe destacar que la madre de Pedro Baricola falleció dos meses después de la muerte de su hijo y según su hermana esto ocurrió porque “no soportó el dolor de perder a Pedro”.

Él tenía 37 años cuando perdió la vida entre los escombros del depósito de Iron Mountain y dejó viuda a su mujer y huérfana a su hija Julieta, que en aquel entonces tenía cuatro años. “Mi hermano tenía ese fervor de querer salir primero, de ser el primero en ayudar”, resaltó, cálidamente, la hermana de Pedro.

No cree en la justicia y el gobierno

“Estoy enemistada con la justicia porque hasta el año pasado dijeron que había dos procesados y en marzo de este año dijeron que no quedaba nadie en esa situación. Macri es el mayor implicado. Todo esto está orquestado por él”, arremetió la entrevistada.

Luego, en referencia a si espera que se encuentren a los culpables de esta tragedia, la entrevistada determinó que “lamentablemente no estoy siendo muy positiva de que vayan a encontrar a alguien. Cuando Macri no esté más en el poder quizás haya una luz de esperanza. Él mandó a cajonear todo esto para que quede en la nada”.

“No se resolvió la muerte del hijo de un presidente (Carlos Saúl Menem), ni tampoco la de un fiscal como Nisman. Diez muertos para esta sociedad es un vuelto. Soy muy escéptica de que se encuentren a los culpables. No espero la ley del hombre, espero la ley divina”, concluyó la entrevistada.

La tragedia de aquel 5 de febrero

El incendio y posterior derrumbe de las cuatro paredes del edificio de depósito de archivos bancarios de la empresa Iron Mountain, ubicado en Azara al 1245, Barracas, se registró a las 8:30 de la mañana.

La empresa llegó a Argentina en el año 2000, tiene oficinas en la avenida Amancio Alcorta, en el barrio Parque de los Patricios, y también dependencias en los distritos de La Boca, Lugano y en un depósito en Barracas, que es el que se incendió ese día.

Los bomberos de la Policía Federal Argentina y los Bomberos Voluntarios de La Boca, Vuelta de Rocha, San Telmo y Puerto Madero acudieron ante la alarma de incendio para extinguir el fuego.

Defensa Civil, agentes de la Policía Federal Argentina, la Policía Metropolitana y la Prefectura Naval Argentina también acudieron a la escena, colaborando en la remoción de escombros y en las tareas de rescate de las personas que quedaron atrapadas por el derrumbe.

Siete heridos graves fueron trasladados a distintos hospitales de la Capital Federal. Entre ellos, había un bombero voluntario que fue operado por fracturas expuestas, un hombre que fue dado de alta en el Hospital Ramos Mejía, dos que pararon en el Hospital Penna que no corrieron riesgo de vida y tres internados en el Hospital Argerich.

Tiempo después la justicia pudo determinar que el incendio fue de manera intencional y deliberada, pero aún así no se encontró a quienes lo provocaron. Además, no fue la primera vez que un depósito de Iron Mountain en el mundo sufrió un desastre de esta naturaleza. También sucedió en otros cuatro depósitos de Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá e Italia.

 

Pasaron más de cuatro años y Anahí Garnica, Leonardo Day, Eduardo Conesa, Damián Véliz, Maximiliano Martínez, Matías Monticelli, Sebastián Campos, Facundo Ambrosi, José Méndez y Pedro Baricola, siguen sin encontrar justicia y descansar en paz.

 

 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba