N° de Edición 6831
Fototitulares

Los habitantes no ven el cambio y están cansados de todos los perjuicios que les trae esta problemática

Los habitantes no ven el cambio y están cansados de todos los perjuicios que les trae esta problemática.

En esta segunda parte de la nota para Haciendo Radio con Oscar Pettinato, Alfredo Alberti criticó la situación del barrio de La Boca y en particular a una empresa arenera y a sus fuertes conexiones con el gobierno.

El vecino de La Boca aclaró: “No quiero dejar de reconocer que los vecinos no estamos absolutamente desamparados y sin herramientas. Hay legislación y hay organizaciones. ACUMAR es un organismo del año 2006 recién, antes no existía. Hay jueces federales que están al servicio de esta causa, hay una corte suprema de justicia, está el servicio de esta causa, o debería estar”.

“Está la Auditoría General de la Nación. Estuvo en un momento la Defensoría del Pueblo de la Nación, no está ahora porque no tenemos hoy defensores, la Defensoría está acéfala, pero estructuralmente se ha avanzado. Hubo algunos hechos a los que nosotros le llamamos de cosmética y de maquillaje del Riachuelo que se han logrado”, siguió el entrevistado.

Sin embargo reclamó: “Lo de fondo, que es la contaminación industrial, no ha cambiado. Yo siempre repito el ejemplo que tengo más cerca de industria de una empresa que la tengo acá cerca en el barrio. Es una empresa que está ocupando 10 mil metros cuadrados de la calzada del río con total privilegio”.

“En particular, en el barrio de La Boca está haciendo ostentación de un privilegio que es realmente ofensivo, y las autoridades hacen que miran para otro lado. Está de moda decir que no vieron nada y que no conocen. Las cosas se hacen, son sabidas. Acá hay lobbys, gente que maneja intereses que nos superan a los vecinos y que vemos que las circunstancias no cambian”, denunció Alberti.

El presidente de la asociación de vecinos continuó con el reclamo: “Y está utilizando la calzada pública, lo que es la Avenida Pedro de Mendoza está cortada con una muralla pintada de amarillo y dejaron al costado un pasadizo, como para decir que no está cortado del todo el tránsito. Son cinco cuadras de la avenida que están olvidadas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

Esta empresa fue varias veces clausurada y suspendida por vuelcos clandestinos a pluviales de material tóxico o irregularidades en el manejo de residuos peligrosos. El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dispone en este lugar de un proyecto público–privado para desarrollar un corredor turístico Puerto Madero–Caminito, que en parte se superpone con otro proyecto denominado Paseo de las Artes.

“Tiene antecedentes que fue corrigiendo porque trata de perdurar ahí donde está, pero siguen los privilegios con esta empresa. Elijo mi barrio, porque lo conozco y lo padecemos muy de cerca, pero estas cosas se repiten”, reconoció Alberti.

En el Paseo de las Artes y Corredor Turístico a la vera del Riachuelo/Dársena Sur, no es ambientalmente aceptable que camiones de 30 toneladas trepiden las viviendas cuando pasan, se trata de casas de más de 100 años de La Boca. Es todavía peor en Vuelta de Rocha ya que con su histórico adoquinado el daño se potencia, además de tener que prevenir y proteger el conducto pluvial del sistema Control de Inundaciones para el barrio.

“Vemos por algún lado que vienen y asumen una parte importante del gobierno que dice que viene a terminar con los privilegios y con la corrupción”, dijo el entrevistado, dando a entender que esas promesas no se cumplen. “Es una empresa arenera, uno de los principales proveedores de arena del estado, esto permite tener aceitadas muchas relaciones”.

“Se han unificado normas, antes de que existiera ACUMAR y antes de que existiera el fallo de la corte nos decían que los municipios tienen todos reglamentaciones distintas y las políticas son distintas, que hay municipios que no quieren clausurar ni suspender porque la empresa amenaza con que se va para otro municipio”. Cabe aclarar que este río es de triple jurisdicción: la Nación, la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia.

El vecino de La Boca explicó: “Por no perder esa empresa, los puestos de trabajo y demás, les perdonaban y así seguían negociando permanentemente. Y hoy con las normas unificadas los privilegios siguen”.

“Hay normas que son permisivas, han pasado muchos presidentes por ACUMAR diciendo que iban a hacer reglamentos de vertidos industriales mucho más exigentes porque con las normas actuales no se va a cambiar la historia del Riachuelo, y no han podido”, informó el entrevistado.

Alberti contó: “Nos han dicho que agradezcamos que hay empresas que todavía les cuesta y están tratando de llegar a estos parámetros permisivos, pero estaban muy lejos. Si nosotros nos ponemos mucho más exigentes, tenemos que cerrar y hay gente que se queda sin trabajo”.

“Los dirigentes nos decían que no va a haber gente que se quede sin trabajo, porque esas empresas serán absorbidas por otras con más capacidad económica que puedan cumplir las determinaciones legales y hacer todo lo que corresponde para no contaminar el ambiente. Nada de esto lo estamos viendo”, concluyó el boquense.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close