N° de Edición 7126
Fototitulares

Las claves del impuesto a las riquezas

Las claves del impuesto a las riquezas.

El economista Darío Banga analizó el tributo que se debatirá en el recinto.

Después de meses de discusión el viernes los integrantes del Frente de Todos presentaron el proyecto de ley denominado “Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia” que se les cobraráa las personas que tengan patrimonios superiores a los 200 millones de pesos.

El especialista en materia económica Darío Banga, desde la redacción del Diario NCO, analizó puntillosamente el proyecto y afirmó que “Este impuesto tiene como clave tratar de grabar impuestos a las personas que más tienen y a los famosos ricos”.

Banga comentó que “Primero tenemos que entender que este tributo apunta a apalear los efectos de la pandemia en la Argentina a partir del 20 de marzo, pero a nivel mundial antes de que termine el 2019 allá por el 27 de diciembre que se dio conocer”.

¿Impuesto o contribución?

Si bien los medios de comunicación y la oposición hablan de un arancel, la realidad es que sería una contribución que se realizara una sola vez con el objetivo de recaudar 300.000 millones de pesos.

“El presidente Alberto Fernández habló de que no es un impuesto, sino que es una contribución por única vez y eso en algo tiene razón porque si es un impuesto queda para siempre, pero no está previsto que se algo que quede para siempre hasta así no lo sea no es impuesto”, señaló el experto.

Además, el proyecto deberá de pasar por la Cámara de Diputados y el Senado para aprobarse. Al respecto, Banga remarcó que “Al modificarse un esquema impositivo se va a necesitar para la aprobación una mayoría especial del Congreso, esto quiere decir que en la Diputados va a tener que obtener 129 votos”.

¿A dónde va la plata?

La contribución generó revuelo en la sociedad y en los medios de comunicación se dio un debate acerca de que se hará con esa suma de dinero recaudado de los patrimonios que declararon el 31 de diciembre del 2019 tener una suma superior a los 200 millones de pesos.

“Se estuvieron hablando en algunos programas de televisión que van a hacer con esta plata, a dónde va a ir, cómo se va a destinar, cómo va a hacer efectos y muchos criticaron que el impuesto no está mal, pero si no se sabe a dónde va a ir y que van a hacer con la plata o el famoso se la van a chorear, pero la realidad que no es así”, indicó Banga.

La AFIP se encargará de la recaudación y el monto se destinará en distintas áreas para ayudar a la prevención del coronavirus, ayudar a los sectores más vulnerados y darle un alivio a las pymes que vienen siendo castigadas desde que comenzó la cuarentena.

El especialista detalló que “El 20 por ciento de esta recaudación va a ir a la compra y la elaboración de equipamientos médicos, elementos de protección medicamentos, vacunas y todo insumo crítico para la prevención y la asistencia sanitaria y otro 20 por ciento va a ir a subsidios de pequeñas y medianas empresas con la idea de sostener el empleo y los sueldos de sus trabajadores”.

Asimismo, el Ministerio de Educación va a gestionar otro 20 por ciento de la recaudación y lo va a destinar al programa integral de becas Progresar con el objetivo de darle un incentivo económico a los estudiantes para que no abandonen sus estudios.

“Un 15 por ciento va a ir a los habitantes de los barrios populares identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) con la idea es fortalecer la salud y mejorar las condiciones habitaciones y un 25 por ciento va a ir a los programas de explotación, desarrollo y producción de gas natural que es una actividad que resulta de interés público nacional”, comunicó.

La escala de pagos

El proyecto de ley tendrá una escala de alícuota dependiendo del patrimonio declarado y se divide en siete categorías con un monto fijo y con un porcentaje según el excedente.

Banga detalló que “Entre 200 y 300 millones de pesos van a pagar un fijo de cuatro millones y un dos por ciento del excedente; entre patrimonios de 300 y 400 millones de pesos el fijo es de seis millones y el excedente un 2,25 por ciento; y entre 400 millones y 600 millones el fijo es de 8.25.000 de pesos y un 2,5 por ciento de excedente”.

“De 600 y 800 millones van a abonar 13.250.00 de pesos con un 2,75 por ciento sobre el excedente; la escala de hasta 1500 millones de pesos van a pagar un fijo de 18.750.000 de pesos con un tres por ciento sobre el excedente; hasta 3000 millones de pesos pagan 39.750.00 pesos con un 3,25 por ciento sobre el excedente; y por último de 3000 millones de pesos en adelante van a abonar 88.500.000 pesos y el excedente el 3,5 por ciento”, agregó.

La contribución no incluye a las empresas ya que se aplicará solamente a las personas humanas que están radicadas en el país y a los argentinos que tengan su riqueza o bienes en el exterior.

“Esto tira por la borda como muchos hablaron de que este impuesto podrá llegar a que las empresas se vayan del país, pero no afecta a las personas jurídicas y el Estado repartirá esa riqueza a los que menos tiene para ayudar en este caso también a las pymes”, finalizó.

 

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba