N° de Edición 7207
Fototitulares

La mesa navideña aumentó y los consumidores buscan opciones

La mesa navideña aumentó y los consumidores buscan opciones.

Papá Noel arribó al mes de diciembre, pero no trajo en su trineo hermosos regalos sino una suba importante en el precio de los productos tradicionales que se consumen en las fiestas, tales como pan dulce, sidra, budines, confituras, entre otros, por lo que el 2020 se despedirá también con una pandemia a nivel económico.

“En el último relevamiento, que se hizo hasta el 30 de noviembre, 24 productos tuvieron un aumento del 48, 18%. Los supermercados presentan canastas de cinco a diez productos que subieron del 15,38% al 60,34% respecto al año pasado”, aseguró Héctor Polino titular de Consumidores Libres en entrevista exclusiva con diario NCO.

Además, el presidente de dicha organización afirmó que los frutos secos tradicionales con cáscara reflejaron un alza en sus precios como, por ejemplo: almendras un 74,42%, las nueces 75,71% y las avellanas un 62,50%.

“Una lata de durazno de segunda marca de 820 gramos aumentó un 71,45%, el turrón de maní de 120 gramos un 55,56%, el ananá fizz de 720 cc un 51%.”, detalló Polino y agregó que el pan dulce según la marca presenta una suba entre un 35,29% a un 39,42%.

A su vez, el director del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) Miguel Calvete en una nota con Infobae afirmó: “La producción de los productos navideños cayó 40% porque no hay expectativa de venta”, y agregó que se hizo un relevamiento de precios en el que se observó un incremento del 72% en una canasta que incluye cinco productos típicos de esta época respecto del 2019, los cuales son el budín de vainilla con un 215% de suba, el pan dulce un 70%, la sidra  un 40%, el turrón de maní y las garrapiñadas un 41%.

¿Qué dicen los consumidores?

Los costos varían según la marca, el supermercado y el lugar donde se compren por lo que los clientes deben agarrar lápiz, papel y un buen calzado para salir a recorrer sitios y encontrar precios accesibles a su bolsillo con el fin de poder tener una digna cena navideña.

“Encontré varios productos más caros, por ejemplo, el pan dulce vi precios desde $88, $ 160, $200, $250 y de ahí de acuerdo con las marcas va subiendo. En confitura conseguí garrapiñadas desde $28 a $40 y las de marca ya tenés que contar con $90 o $130. Turrones también vi de $60 los chiquitos de 70gramos. Las latas de coctel de frutas$140, el ananá fizz algo de $250”, contó a diario NCO Rosa, vecina de Gregorio de Laferrere.

Sin embargo, la suba de los costos no hace elección de barrio ya que, en la localidad de San Justo, Lorena nos contó: “Hubo un aumento bastante importante, aunque en algunos negocios barriales se pueden encontrar productos de segunda marca a precios razonables. En lo que note más aumento fue en pan duces, algunos de marcas reconocidas están entre 200 y 500 pesos, en los turrones, postres de maní y garrapiñadas no bajan ninguno de los 120 pesos”.

Por otro lado, algunos consumidores optan por distintas opciones tal como manifestó Dolores, residente de La Tablada, en diálogo con nosotros: “El pan dulce lo hago yo.  Vengo comprando ya hace un par de meses cosas para la cena navideña y año nuevo, las tengo en el freezer porque sé que para esta época aumentan los precios”, y agregó: “Algunas cosas compro en el barrio, otras en el super o en el chino, trato de recorrer lugares, me fijo bastante porque soy jubilada y tengo que cuidar muy bien el dinero”.

En una línea similar, pero a varios kilómetros de distancia Valeria vecina de Moreno expresó: “La mayoría de la gente opta por hacer las cosas caseras porque la diferencia de precios es importante. En los super encontrás un budín que sale como 120 pesos el más barato y yo por menos de 200 pesos y con pocos ingredientes hago dos budines. Lo mismo el pan dulce, con un kilo de harina hago dos panes dulces de un kilo y dos de medio”.

“Los productos navideños aumentaron muchísimo, por ejemplo: el pan dulce el año pasado lo pagamos $100 ahora lo estamos pagando $200 como barato porque hay más caros también. La sidra en los mercados que fui más o menos han tenido un aumento aunque no tanto, pero lo que son las garrapiñadas, los budines y el pan dulce se fueron por las nubes”, manifestó Silvia de Villa Gesell.

Un árbol seco

Los aumentos no solo se dieron en productos de carácter comestible, sino también en aquello que decora el ambiente familiar en la casa tal como el tradicional árbol y los adornos, que reflejaron una suba de un 40% según los datos que aportó la Cámara Argentina del Juguete.

“En cuanto a decoración me quedó todo del año pasado. Está la tradición de que cada año se compra algo nuevo así que algo nuevo voy a comprar para el arbolito, algún adorno y seguramente estén más caros que el año pasado”, sostuvo Rodrigo de Lanús.

En un pensamiento similar, Agustín ciudadano de Gregorio de Laferrere contó: “Tenemos uno chiquito y le ponemos los adornos viejos. A diferencia de antes, cada año le comprábamos algo nuevo, hoy solo compramos un detalle y listo.”

Por otro lado, algunas personas optan por tan solo mirar el precio y seguir caminando como nos detalló Pablo vecino de Ramos Mejía: “No compre nada de decoración, vi los precios y están aproximadamente un 50% más caros que el año pasado”, a lo que se le suma el relato de Valeria quien aportó: “Una bolsita de cuatro adornos está casi 300 pesos y por ejemplo un árbol de navidad ya hecho con todas las cosas sale alrededor de $25.000”.

“Estuvimos viendo luces y adornos para la casa y notamos que los precios son altísimos, entonces decidimos arreglarnos con el pesebre que ya teníamos y pequeños adornos y nada más”, relató Lorena de San Justo por lo que este año parece que la tradición será desempolvar los viejos adornos.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba