Número de edición 7827
Fototitulares

“La gente está harta del uso de la mentira, tengo expectativas que el proyecto llegue al Congreso”

“La gente está harta del uso de la mentira, tengo expectativas que el proyecto llegue al Congreso”

En la segunda entrega de la entrevista con el especialista en infodemia y fake news, Mauro Brissio, desarrolló ideas sobre los alcances del proyecto de ley, su opinión sobre el observatorio NODIO y las expectativas de que su idea llegue al poder legislativo y, sobre todo, al debate púbico.

NCO: En Latinoamérica han surgido propuestas, proyectos y leyes similares a la tuya: ¿Creés que la masividad de las redes sociales y el internet también tuvieron una importancia fundamental en la propagación de contenido engañoso o falso? ¿La ley también abarcaría a este sector o solo a periodistas y medios de comunicación?

MB: Noticias falsas siempre existieron, pero la llegada de las redes sociales lo que hizo fue multiplicar esto y agilizar la velocidad con la que se instala una mentira. Como consecuencia de las redes sociales, se conocieron que las mentiras se expanden seis veces más rápido que las verdades. Por ese motivo, las sanciones no solo tienen que abarcar para los medios tradicionales, sino también para las redes sociales.

Los receptores de las noticias al no contar con herramientas para saber si son fake news no le podemos echar la culpa por dar un retuit o compartirlo, pero sí se debe identificar a los influencer que generan la mentira y pensar sanciones sobre ellos. Con las redes sociales se pueden identificar bots y trolls, identificar quiénes son y multar a todos juntos. Muchas redes bloquean contenido y tendremos que juntarnos con ellos para discutir el tema.

NCO: Más allá de tu proyecto, desde 2020 en el país existe NODIO, que es un observatorio que investiga los casos de desinformación y violencia simbólica en los medios: ¿Por qué su injerencia real es poca o nula en la cotidianeidad del contenido publicado? ¿Cuáles son sus fallas?

MB: Mirian Lewin sufrió una gran persecución por el poder judicial, porque fue quien estuvo a cargo del proyecto y lo sigue estando y fue una herramienta que detectó muchas noticias falsas durante la pandemia. La cuestión pendiente fue ponerla en discusión de la ciudadanía para que entendieran los alcances de este observatorio.

Si algo no se discute y no se plantea en la agenda mediática termina siendo una medida autoritaria y punitiva. Tenemos que avanzar hacia otro tipo de gobierno, que se integre el debate sobre estas cosas.

NCO: Como cierre de la entrevista: ¿Cuáles son tus expectativas reales de que este proyecto pueda llegar al Congreso, ser debatido y aprobado? ¿Lo ves posible?

MB: Estoy alegre y con muchas expectativas de este proyecto. En cuatro semanas se llegaron casi a las 30 mil firmas. La gente está harta del uso de la mentira y así como decía Arturo Jauretche que de la tristeza no se consigue nada bueno y hay que combatir con alegría. Tengo expectativas grandes de que llegue al Congreso. Necesitamos que se discuta y se debata en las capas de la sociedad y hay que dejar de naturalizar la mentira.

Más sobre la petición de Brissio

Para que su idea tome mayor fuerza, el magister en Comunicación realizó una petición en la plataforma Change.org. A continuación, un extracto de su escrito donde pide firmas para que el proyecto llegue al Congreso y que, hasta el día de la fecha, cuenta con más de 35 mil firmantes.

Creé esta petición para pedirle al Estado Nacional, al Congreso y a ENACOM el apoyo necesario para acabar con la difusión de mentiras en los medios.

Es fundamental preservar el valor de la verdad en las noticias difundidas por los medios de comunicación, reconocer la dimensión social del derecho a la libertad de pensamiento y expresión, y garantizar el derecho a la información adecuada y veraz.

Por eso, le estoy pidiendo al Congreso de la Nación y a ENACOM que aprueben una ley ANTI FAKE NEWS, donde se cree un Consejo que analice la veracidad de la información difundida. Que, una vez identificada una noticia como falsa, se obligue al medio responsable a declararla fake news por la misma vía dentro de las 24hs. Asimismo, se buscará incorporar en la currícula de las escuelas secundarias el eje “fake news”.

Además, estamos pidiendo que en caso de que los medios, periodistas, productores o influencers reincidan en la difusión de noticias falsas, se aplique un esquema de sanciones que va desde la quita de la pauta oficial hasta multas económicas, que sean proporcionales a los ingresos del medio.

El dinero recaudado será para financiar las capacitaciones del Estado a la ciudadanía para combatir las fake news. Quedarían incluidos en esta norma los “discursos de odio” porque estos NO son opiniones. Por último, se establecería un sistema de “semáforo” (del Rojo al verde) en cada medio de comunicación para alertar al consumidor la veracidad de la información ofrecida.

Para ponerle límites a las mentiras que difunden los medios y cuidar que la información que consumimos a diario sea de calidad, acompañamefirmando y compartiendo esta petición.

Para firmar la petición deben dirigirse al siguiente link: https://www.change.org/p/por-una-ley-anti-fake-news-antifakenews-enacomargentina-diputadosar-senadoargentina

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba