N° de Edición 6809
Fototitulares

La Asociación Judiciales Bonaerenses de La Matanza celebró su aniversario

La Asociación Judiciales Bonaerenses de La Matanza celebró su aniversario.

El pasado viernes 7 de junio, en su sede departamental de la calle Páez 2554 de San Justo, la Asociación Judiciales Bonaerenses de La Matanza celebró el 59 aniversario de su conformación con una gran lentejeada.

Encabezaron el encuentro la secretaria general, Silvia Alfarano y el secretario adjunto, Luis Carnevale, quienes a los postres, dialogaron con Diario NCO sobre la actualidad de la organización.

“Desde el año pasado no tenemos convocatoria a reunión paritaria y todos los aumentos decretados unilateralmente por el gobierno de la Provincia, han sido inferiores al costo de vida, por lo que no han tenido en cuenta la necesidad de los trabajadores judiciales” subrayó la titular de la Asociación a lo que agregó que “la cuestión no pasa solo por ese tema, sino también por las condiciones laborales y edilicias que son fundamentales para el desarrollo de nuestras tareas”.

Exceso de trabajo

En ese mismo sentido, Silvia Alfarano detalló que “la doble imposición de tareas en los juzgados de familia y las demás anormalidades, provoca un exceso de trabajo en la oficina de mandamientos, debido a la falta de cobertura de vacantes. Todo esto es un gran combo de necesidades absolutamente insatisfechas y reclamos que se van haciendo puntualmente y que lamentablemente son todos desoídos”.

Posteriormente, la dirigente gremial aclaró que la doble imposición de tareas tiene que ver con que “en los juzgados de familia, los equipos técnicos que están integrados por psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, peritos… están asignados a un solo juzgado. Y ante la falta de nombramientos, ya sea por vacantes o licencias prolongadas, tiene que ir a cumplir funciones a otro juzgado, por lo que la situación está totalmente precarizada”.

“Por lo tanto, esos compañeros están cumpliendo lo que nosotros llamamos doble función, razón por la cual el costo para el traslado de una localidad a otra incide directamente en el salario. Antes, los trabajadores sociales tenían un monto que cubría las necesidades económicas del traslado se llamaba movilidad fija y que ha sido reducida, pese a que el Departamento Judicial de La Matanza es extensísimo” amplió la secretaria general de la AJB.

A continuación Silvia Alfarano calificó de “recurrente” los reclamos que vienen haciendo respecto a “las condiciones de hacinamiento con que vienen trabajando un grupo importante de compañeras/os” y como ejemplo puso que “en un despacho pueden llegar a estar trabajando tres psicólogos, por lo tanto no pueden llevar adelante correctamente su tarea, porque se van escuchando de uno a otro las entrevistas que se están haciendo y el judiciable lo que menos hace, es tener justicia”.

“El Poder Judicial está al tanto”          

En esa misma dirección apuntó el secretario adjunto, Luis Carnevale, que coincidió en un todo con su colega y añadió que “nosotros tenemos un diagnóstico y por eso estamos trabajando con la Asociación de Magistrados, funcionarios y lo conoce también el Colegio de Abogados. O sea, todos los que interactúan en el Poder Judicial de La Matanza saben las condiciones trabajo y ven la precariedad con la que se llevan adelante las tareas”.

“Otro tema que nos preocupa son las notificaciones electrónicas” indicó el dirigente sindical y al respecto aclaró que “más allá del horario judicial de 8 a 14 y más allá de la feria judicial, los escritos electrónicos llegan a cualquier hora, totalmente fuera del horario laboral. Por lo que al otro día, los empleados se encuentran con una pila impresionante de escritos, con el agregado que la impresión del papel, lo está pagando el pueblo de la Provincia”, dijo Carnevale.

A renglón seguido, el adjunto del gremio matancero precisó que “lo que se imprime se tiene que colocar en el expediente y como no hay un requisito de entrega, ya que se puede hacer las 24 horas del día, esta anormalidad hace que indefectiblemente, al haber plazos legales, los compañeros que tienen firmas autorizadas, especialmente de los juzgados civiles, tengan que llevarse trabajo a sus casas para estar con el trabajo mínimamente al día”.

“Con la esperanza de que la Provincia cambie su signo político, además de los reclamos, nuestro gremio -junto a nuestra agrupación política sindical- está tratando de hacer un diagnóstico importante. Y como aventuramos que la compañera Verónica Magario va a estar al frente de la vicegobernación, los trabajadores judiciales tenemos mucho que aportar, no solo a la problemática del Poder Judicial de La Matanza, sino también a nivel provincial”, consignó el dirigente.

La necesidad de un cambio

Consultado si considera que el dinero para cubrir todas estas demandas que marcaban está y que no se asignan las partidas, Luis Carnevale afirmó que “sabemos muy bien que el dinero no lo estamos viendo porque la Provincia está altamente endeudada. Por otra parte, además del endeudamiento, nosotros como agrupación político sindical de la Provincia, exigimos cosas y una es la independencia real del Poder Judicial y para que eso suceda, es necesario que esos fondos los maneje precisamente el Poder Judicial”.

En ese mismo sentido, el dirigente gremial aclaró que “en estos momentos al Poder Judicial se le da un porcentaje que cada vez es menor, ya que está restringido y está adentro del presupuesto nacional. Por lo que la Corte dice que no puede discutir condiciones de trabajo y la creación de otros juzgados, si nosotros no manejamos el dinero. O sea que al no haber autarquía económica dentro del Poder Judicial, no existen otras opciones”.

Respecto a cómo ve el panorama de acá a fin de año, el adjunto de la AJB La Matanza reflejó que “nuestra expectativas están centradas en un cambio de políticas que llegarán de la mano de un nuevo Gobierno. Con todas las administraciones de la Provincia, todos los sindicatos siempre nos hemos sentado a una mesa técnica para consensuar y más allá de las diferencias y de los insultos académicos que nos hemos proferido, siempre fuimos escuchados”.

Y en línea con esas cuestiones, contó que tanto con el gobierno de Felipe Solá o del mismísimo Daniel Scioli, al final siempre terminamos acordando una paritaria en la que recuperábamos uno o dos puntos por año más allá de los docentes. Pero en este caso, el ministro Hernán Lacunza dijo públicamente que ellos arreglan con la mayoría de los trabajadores que son los docentes y que el resto de los empleados no les interesa demasiado” culminó diciendo Luis Carnevale.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close