N° de Edición 7013
Fototitulares

Juan Grabois: “Si no barremos definitivamente con estos parásitos, nunca vamos a tener dignidad”

Juan Grabois: “Si no barremos definitivamente con estos parásitos, nunca vamos a tener dignidad”.

El referente de la CTEP salió al cruce contra la Mesa de Enlace tras conocerse el paro por 96 horas de terratenientes sojeros y se sumó al endurecimiento del discurso oficial de no ceder frente a las presiones de este sector.

En sintonía con las palabras del presidente y otros dirigentes de peso que se mostraron inflexibles frente a las críticas de referentes del campo, Juan Grabois subió la vara y planteó que se debe “barrer” con los grandes poseedores de tierras que siempre han tenido intereses contradictorios con el país y nunca han pensado en el bien común de la población.

En comunicación con el programa Navarro 2023, el dirigente social inició su encendida entrevista marcando que “no aprendemos más porque a esta altura del partido, con la historia como testigo, hay que tener claro que existe un muy reducido núcleo con el que hay una contradicción antagónica”.

Adentrándose más en su explicación, disparó: “Hablo de este uno por ciento de parásitos que viven de la renta extraordinaria de la tierra que es de todos, que tienen propiedades de extensiones faraónicas únicamente como producto de una serie de genocidios y latrocinios de la historia argentina y que son un elemento de atraso y de dependencia para nuestro país con el que, si no barremos definitivamente, nunca vamos a poder tener niveles de dignidad adecuados para una vida normal”.

Asimismo, enfatizó que “acá el problema no es una persona, sino el sistema del agronegocio sojero extractivo transgénico combinado con grandes extensiones de propiedad y con una hegemonía ideológica que ejerce este uno por ciento sobre su brazo piquetero, que son los chacareros medianos”.

Reforma agraria, el medio pelo argentino y el Estado interventor

En otra parte de la entrevista, Grabois valoró la necesidad de llevar a cabo una reforma agraria que limite estas actitudes y puntualizó que “no es ninguna locura porque se ha hecho en Dinamarca, Estados Unidos, Francia y Japón en el siglo XVIII y se está haciendo ahora en Escocia, no estamos hablando de Castro-Chavismo, estamos hablando de modelos capitalistas bien occidentales, normalitos, pero el problema que tenemos es que los liberales argentinos son muy monopolistas”.

Luego, dejó un párrafo aparte donde analizó a las personas comunes que apoyan a los grandes productores sojeros: “Tienen los medios económicos de generar hegemonía, arrastrar a un sector que como decía Jauretche ‘no tienen más tierra que la que llevan en sus macetas’, pero aspiracionalmente quieren formar parte de esta oligarquía propietaria que se identifica más por el desprecio contra los negros que por sus intereses económicos”.

Además, deslizó que el Estado debería utilizar drones para sacarle fotos a las camionetas de los productores y multarlos en caso de que realicen cortes de rutas. “Cuando nosotros hagamos protestas, también que nos multen. La diferencia es que nuestros compañeros no tienen para comer, estos están protestando para ver si ganan 500 mil más por año cuando se llevan millones”, reprochó.

Un paro sin sustento

La realidad marca que este paro por cuatro días no tiene sustento lógico, porque la reforma que propone el Gobierno y que afecta a 57290 productores agrarios, plantea que solo 14884 productores de esos más de 57 mil pagarán más derechos de importación, 5941 seguirán abonando lo mismo y 36465 pagarán menos. Este movimiento se muestra como una forma de erosionar al oficialismo desde el inicio de su mandato.

Según un informe realizado por el portal El Cohete a la Luna, un productor de soja con al menos 200 hectáreas para la siembra y cosecha de esta legumbre, tiene una ganancia mensual de 480 mil pesos, descontando impuestos nacionales, provinciales y tasas municipales.

A su vez, el titular de la UATRE, Ramón Ayala, se refirió al tema días antes que se confirmara el paro y había marcado que “estamos en contacto permanente y hablamos de estos temas. La posición mía es que el aumento que propone el Gobierno, esos tres puntos en discusión tampoco es la muerte. No es lo mismo que la 125”.

La punta de un ovillo que seguirá desandándose con el tiempo. El Gobierno plantea un leve incremento a un sector minoritario del campo y la rebaja de derechos de exportación a la gran mayoría, pero esta pequeña parte no quiere ceder un solo centavo en pos de la mejora de millones de argentinos. Continuará.

 

 

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close