N° de Edición 6688
Fototitulares

Jorge Triaca confirmó su renuncia como secretario general de Trabajo

Jorge Triaca confirmó su renuncia como secretario general de Trabajo.

Lo hizo en el transcurso del mediodía del jueves, en conferencia de prensa y acompañado por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

Aunque a principios de noviembre los rumores sobre la salida de Triaca del Gobierno comenzaron a resonar, pero que Sica había salido a desmentirlo en su momento, en medio del debate por el Presupuesto 2019, la noticia de la renuncia del secretario terminó por ser real.

Este jueves, en una conferencia de prensa realizada en el Palacio de Hacienda, cerca del mediodía, Triaca oficializó que continuará en el cargo hasta el 3 de diciembre de este año. Como se había anticipado, su despedida será luego de la Cumbre de Líderes del G20.

Por su parte, Dante Sica aseguró que el aún secretario general no será reemplazado, sino que será él mismo, como secretario de Producción y Trabajo, quien asumirá y continuará las funciones de Triaca.

“Es momento de dar un paso al costado”, sostuvo el funcionario y aseguró que “es un cargo con mucha tensión y el proceso de toma de decisiones a veces te hace ver que hay que volver. Es el momento para dedicarme a mi familia”.

Una vez que abandone su puesto, Triaca no ocupará otro cargo dentro del Gobierno, a pesar de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le había ofrecido la posibilidad ocupar el máximo cargo dentro de la Embajada Argentina en Ciudad del Vaticano.

Muchas polémicas en su gestión

A comienzos de este año, Jorge Triaca protagonizó un escándalo con su empleada doméstica quien divulgó un audio en donde se escuchaba el insulto que recibió por parte del secretario y quien, además, reveló que la situación laboral que tuvo en la quinta familiar del funcionario era informal.

En el último tiempo, se sumó otra denuncia que lo relacionó con presuntos desvíos de fondos millonarios pertenecientes al gremio de vigiladores privados (UPSRA), que Triaca intervino, a cuentas de empresas pertenecientes a su familia.

Además, tanto Elisa Carrió como Laura Alonso, en las últimas semanas, cuestionaron la decisión del funcionario de eliminar, del proyecto de ley de ética pública, un artículo que obliga a los sindicalistas a presentar su declaración jurada de bienes.

Fuente: LA NACION

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close