N° de Edición 6870
Fototitulares

Incertidumbre de cara a las elecciones en Estados Unidos

 Incertidumbre de cara a las elecciones en Estados Unidos.

En su columna en Haciendo Radio, (producción de Diario NCO que se emite lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por la AM850)  el Dr. Fabián Banga se refirió a la votación del año próximo, los diferentes candidatos demócratas, la situación económica del país y realizó una comparación con el contexto argentino.

Entre otras cosas, admitió que le gustaría que los progresistas de ambos países se conecten. “Desde mi punto de vista sería positivo”, dijo.

Como todas las semanas desde California, el profesor de Berkeley City College dio cuenta del contexto político y financiero en el que los estadounidenses se preparan para elegir a su próximo presidente: “Hay un paralelismo muy grande con lo que está pasando en Argentina, aunque con diferencias en lo económico”.

“La oposición está buscando un candidato que derrote a Donald Trump”, dijo Banga. Para que los argentinos podamos comprender mejor la situación, dio detalles sobre la conformación de los dos grandes partidos: demócratas y republicanos.

“Los republicanos son más bien conservadores, liberales, como llamamos en Argentina, en el nivel económico. Se acercarían un poco a lo que serían José Luis Espert o Mauricio Macri. En cambio, los demócratas son más bien populares”, dijo y aclaró que es a ellos a quienes en EE.UU. se llama “liberales”, pero que para nosotros serían los progresistas.

Sin embargo, precisó que adentro del partido demócrata hay muchos candidatos y citó, por ejemplo, que en las elecciones pasadas competían dos postulantes para la candidatura demócrata: Hilary Clinton y Bernie Sanders.

“Sanders no es demócrata, sino socialista. Acá siempre repiten socialismo democrático porque la gente tiene preconceptos de que socialismo es marxismo, comunismo… Ahora, nuevamente se larga a la candidatura y es más a la izquierda”, señaló.

También, habló de una mujer, que aunque no irá por la presidencia, se destaca por ser la más joven en entrar al Congreso. Se trata Alexandria Ocasio-Cortez, de ascendencia boricua, nacida en el Bronx que superó a Joseph Crowley en las primarias del Partido Demócrata en Nueva York. La llaman AOC y es socialista.

“Hay un grupo muy grande. También estaban ‘The Greens’, los verdes. Demócrata es el partido. Es como si al peronismo se le unieran muchos otros grupos como los socialistas, por ejemplo”, señaló.

También habló de otro candidato demócrata, Pete Buttiegieg, el alcalde de South Beach, “que está casado con otro hombre y que es bautista, muy similar a Jimmy Carter”.

“Entonces: tenés un tipo como Trump que es casi (Jair) Bolsonaro y tenés un candidato demócrata como Pete Buttiegieg, gay, que fue con su esposo a ver a la lectura de Biblia que hace Jimmy Carter…y vos decís ‘no se entiende nada’. Es porque es así los EE.UU.”.

Entre los más fuertes, Banga resaltó al ex vicepresidente durante la gestión de Barack Obama, Joe Biden, un “demócrata más bien de centro”, que en términos argentinos, “sería el más peronista de todos ellos. Va con los tapones de punta, no quiere a Trump en la final”

Solidez económica

En este sentido, el escritor comentó que según la oposición es de allí “que tiene que salir algo que tiene que derrotar a Trump”. Sin embargo, se le presentan dos problemas. Uno de ellos tiene que ver con la economía.

“Está bastante sólida. El nivel de desempleo es el más bajo en la historia de los Estados Unidos. Es de 3.5, lo que es envidiable”, dijo Banga y reconoció que incluso en la entidad académica en la que trabaja se sintió este dato.

“Desde septiembre de 2018 a la actualidad, se cubrió solamente el 81 por ciento del cupo, así que hubo un 19% de estudiantes que no vinieron a la universidad”, indicó. Esto se debe a que los alumnos, por la demanda laboral, suspenden la cursada para salir a trabajar y luego regresan.

El segundo tema tiene que ver con la venta de soja a China. Banga lo explicó así: “En 2009 Argentina, Estados Unidos y Brasil eran los tres países que proveían a China con niveles altísimos de producción. Estamos hablando de que el 20 por ciento lo suministraba Argentina, el 30 lo ponía Brasil y creo que cerca del 50 los EE.UU.”.

Sin embargo, en la actualidad Argentina le provee alrededor del 4 por ciento; Estados Unidos el 6, y Brasil alrededor del 79 por ciento. “Es decir, son números increíbles. Uno pensaría que esto quiere decir que Estados Unidos no está exportando soja a China. Y sí, no lo está haciendo, está como en una guerra de mercados y eso empujado a la economía norteamericana, la ha hecho caer en algunos campos, pero en otros la ha hecho más sólida”.

¿Renovará Trump?

“No se sabe qué puede pasar, ¿puede ganar? Por supuesto, mostró no ser tan loco como parecía en unos campos, en otros es muy agresivo. (Como con) el tema de la inmigración, hay muchas cosas con las que la gente se siente muy avergonzada…la separación de madre y padre de los hijos en la frontera cuando quieren entrar a los Estados Unidos…es decir, hay cosas…las barrabasadas que dice, misóginas, ¿no? que dos por tres salen a la luz, pero puede ganar de vuelta”, opinó.

Por lo tanto, remarcó que hay mucho paralelismo con Argentina: “Macri pareciera no tener muchas chances, Trump sí la tiene, pero vamos a ver cómo le responde el pueblo. Perdió algunas elecciones acá, así que no sabemos”.

“Nosotros como país, si alguien le diera recomendaciones a la Argentina, tenemos que aprender de la política exterior de muchos otros países. El tema con Estados Unidos es que es un coloso enorme, es el vecino que es dueño de la mitad de la cuadra. Entonces, ¿qué podés hacer? Seamos pragmáticos y veamos cómo nosotros nos insertamos en esta geopolítica”, resaltó.

De este modo, agregó: “Le ha funcionado muy bien a Macri, es decir, acá se entiende que el Gobierno de Macri se sostiene gracias al apoyo de Trump. Eso pareciera ser en nuestra ignorancia. Entonces, funciona. Lamentablemente, lo que a mí me enfurece siempre es que no tenemos la conexión de nuestros progresistas con los progresistas de acá, que sí son muy activos”.

Así, citó como ejemplo en su distrito (California) a Barbara Lee, “que va a ganar a perpetuidad, que la adoramos acá, es afroamericana, muy buena políticamente, muy activa en la bahía, una candidata que viaja a Cuba todo el tiempo, que luchó mucho para levantar el bloqueo, es muy cercana a Obama…son progresistas muy similares a lo que nosotros creemos, ¿no?”.

“Imaginate, teniendo un gobierno progresista en Argentina y un gobierno progresista acá, podría haber muchos beneficios, como intercambio de tecnologías, por ejemplo, ayuda con los mercados, cosa que durante la lucha contra los buitres Obama trató de ser muy activo y a veces no se puede hacer mucho contra estos podereseconómicos porque trascienden las políticas”, indicó.

Sin embargo, reconoció que “sería positivo que sea quien sea el candidato argentino, esté atento y aprenda de países como por ejemplo Israel”, que aprovecha “muchísimo las movidas políticas de los Estados Unidos y les beneficia enormemente”.

“No quiere decir que acá no haya gente que esté enojada cuando hay barbaridades que pasan contra los palestinos, es decir, yo tengo una posición muy intermedia en eso, yo creo que los dos pueblos tendrían que vivir juntos y están ahí hace miles de años y tienen que vivir en paz, pero evidentemente los israelíes supieron cómo movilizarse para defenderse contra ataques políticos”, aclaró.

Por eso, recomendó a los candidatos argentinos que sean “un poquito más pragmáticos y salir a ver cómo se van dando estas cosas”. Joe Biden, por ejemplo, dijo que es “muy pro sindicatos, muy pro clase trabajadora, y lo llaman Uncle Joe, es como el viejo de la esquina, el carnicero de la esquina, es decir, nuestro amigo, nuestro hermano de alguna manera”.

 

Derecha y consolidación económica

“Ese es el gran misterio que se va a estudiar en el futuro sobre estos movimientos, llamémoslos de centroderecha y algunos de derecha. Macri, Bolsonaro y Trump, son ejemplos muy diferentes”, remarcó.

En este sentido, detalló: “Trump, dos por tres sale con una idea que es totalmente misógina y hay críticas terribles. Ya no nos horrorizamos directamente, por supuesto que acá no es popular, no es votable ni nada, pero Bolsonaro y Trump han logrado mantener un nivel económico dentro de todo bueno, desde una ideología de derecha, que a veces no compartimos”.

En cambio, en Argentina para el profesor la situación es diferente: “La crítica es que lo que se está viendo en Argentina no es neoliberalismo…los neoliberales dicen que Macri no es neoliberal, es que su economía es el lado más débil”.

“Imaginate una realidad como la Argentina con un Macri con una economía sólida. Estaríamos hablando de otra cosa, al margen de que nos guste o no nos guste o tajantemente rechacemos muchos de estos candidatos. Acá, activamente se apoyaba a Hillary, no había opción…pero hay gente a la que le gusta Trump porque propone ciertas ideas bastante de derecha, muy patrióticas”, contó.

Por otra parte, opinó que el discurso de Bolsonaro es muy similar al de Trump y sus economías son muy sólidas. “Entonces, como decía Clinton, ‘es la economía, estúpido’. Es difícil ganarle a un candidato que tiene una economía sólida”.

A diferencia de esto, “en Argentina tenemos una economía que es desastrosa. Es inentendible con el potencial que tiene atrás, el apoyo de EE.UU., el apoyo del FMI…imaginate un gobierno así, pero progresista, apoyando ala Argentina desde un punto de vista progresista, sería otra historia. Un Obama apoyando así y una conexión entre Obama y una Cristina, por ejemplo, sería…yo quisiera que se vea algo así. Desde mi punto de vista positivo, pero bueno, la dinámica de los países es compleja”, concluyó.

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close