N° de Edición 6708
Fototitulares

Hugo Benítez: “El que se quiera excluir de las 62 Organizaciones, que se excluya solo”

Hugo Benítez: “El que se quiera excluir de las 62 Organizaciones, que se excluya solo”.

El titular de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, Hugo Benítez, se refirió a la normalización de ese espacio en La Matanza realizado la semana pasada y se mostró optimista en que en el futuro se concrete una unidad plena con todos los gremios integrando el sector. “Hay que llegar a un acuerdo, porque hay una posibilidad cierta de que el peronismo vuelva a ser gobierno en 2019”, señaló el dirigente textil.

“Desde que asumí la secretaría general de las 62 Organizaciones Peronistas a nivel nacional, el mensaje fue siempre trabajar por la unidad del movimiento obrero, y hacerlo dentro de las 62 para que se cristalice a través de la unidad del brazo político de los trabajadores. Nuestro compromiso fue y será volver a recuperar la mística y el protagonismo histórico que siempre tuvieron las 62 Organizaciones en todo el país”, puntualizó Benítez

Orgullo matancero

A continuación y ante la consulta de Diario NCO, el también mandamás de la Asociación Obrera Textil, se mostró gratificado de haber llegado a La Matanza para normalizar las 62 en el Distrito: “Como dirigente sindical surgido en La Matanza, tuve una doble emoción al venir acá a normalizar las 62, ya que si bien me provoca un enorme orgullo, también me genera una gran responsabilidad”.

Posteriormente Hugo Benítez remarcó que “nosotros hemos decidido a través de la CGT volver a retomar ese espíritu que siempre tuvo el peronismo a través del movimiento obrero. Es muy importante tener las 62 Organizaciones a nivel nacional para que los representantes de los distintos gremios puedan hacer el trabajo político que por ejemplo, tienen que hacer aquí en su Distrito”.

Respecto a la tarea de normalización de las 62 que se está realizando por distintas provincia, el dirigente indicó que “estamos recorriendo todo el país y uno de los objetivos principales que tiene el brazo político de la CGT es dialogar con todos los sectores del peronismo, haciéndoles entender que el país nos necesita y que no podemos seguir perdiendo tiempo. Tenemos que estar a la altura de las circunstancias.

“Hay generaciones enteras que no conocen el trabajo y el único que puede generar inclusión social en la Argentina es el trabajo. Ya lo dijo el Gral. Perón ‘lo único que dignifica al hombre y a su familia es el trabajo’. Por eso dialogamos con todos los hombres del peronismo, para que entiendan que no es hora de chicanas o de estar pelando por un carguito… Hay que trabajar y estar detrás de un proyecto político, económico y social que realmente le cambie los destinos al país y le vuelva a dar a los trabajadores el bienestar y la felicidad que merecen”, acotó Benítez.

“Uno de los temas fundamentales es precisamente volver a ocupar el lugar que nos corresponde en el contexto político nacional, y más en el contexto político del peronismo. Siempre lo decimos: las únicas unidades básicas que están abiertas los 365 días del año son los sindicatos. Por eso creo que es importante el papel que tiene que ocupar el movimiento obrero”, añadió el dirigente.

El rol del movimiento obrero

“El peronismo tiene que volver a ser gobierno. Estamos en un momento histórico, hemos armado las 62 Organizaciones para ser protagonistas y para tener el poder y así cambiar la realidad del Pueblo y de los trabajadores, debemos trabajar mucho y por eso seguiremos luchando juntos por la unidad”, sostuvo el secretario general de la Asociación Obrera Textil.

En ese mismo sentido, el adjunto de la CGT nacional expresó que “el movimiento obrero se tiene que poner de acuerdo, porque la única manera que tenemos para salir de esta situación, es estar todos juntos y tirando para adelante con el objetivo de tratar en el 2019, poner al peronismo en el lugar que tiene que estar para cambiar los destinos del país”.

En cuanto a las divergencias que surgieron con la CGT en Unidad que imposibilitó que se produjera una total unión de las centrales obreras locales, Hugo Benítez consideró que “he tenido la posibilidad de hablar con todos y en la misma CGT nacional he planteado que esto se tiene que dar con todos adentro. Ahora, el que se quiera excluir, que se excluya solo, ya que la línea que nosotros bajamos es la total unidad del movimiento obrero”.

Y en consonancia con sus expresiones, el dirigente textil reiteró que “La Matanza tiene que ser un ejemplo y por eso durante el acto se aclaró que las puertas siguen abiertas para los que aún no han decidido sumarse, lo hagan. No hay que perder tiempo. No permitamos que el árbol nos tape el bosque. Tenemos una gran tarea por delante y la tenemos que hacer todos juntos”.

El plan de lucha de la CGT

Por otra parte, en su rol de integrante de la conducción de la CGT nacional, Hugo Benítez se refirió a algunos temas inherentes al sector trabajador: “El plan de lucha de la CGT sigue en pie. Nunca cambió y el mismo incluye paro, movilización y todo lo que tenga que ver con el reclamo justo de los trabajadores, hasta que el Gobierno entienda que los reclamos de la CGT no es para beneficio de un sector, si no para el bien del país”.

A renglón seguido, el líder de los textiles remarcó que el pago del bono de fin de año “es obligatorio”. Además remarcó que en su sector hubo 6500 despidos y “una cantidad enorme de trabajadores suspendidos. Bienvenido sea el bono ante la situación que vive la industria textil, pero es solo un paliativo. Hay que volver a discutir paritarias y ver la posibilidad de ingresarlo al salario”.

Y consultado sobre si hay temor de que algunas firmas decidan no pagarlo, afirmó que “el empresario sabe que es obligatorio y de alguna manera van a tener que hacer el esfuerzo para que el trabajador pueda llevarse el bono”. Además explicó que hay que ser flexible en las chances al empleador para permitirle pagar el bono “sin perder la fuente de trabajo”.

“Hemos perdido más de 6500 puestos de trabajo y tenemos una cantidad enorme de trabajadores suspendidos”, relató sobre el impacto de la crisis en la industria textil. “Alpargatas sola en un plumazo nos sacó casi mil compañeros de diferentes lugares. Hay una realidad y es que la informalidad laboral sigue creciendo. No tengo dudas que muchas PyMEs dicen que cierran, pero los trabajadores siguen trabajando en esas fábricas de manera informal y son trabajadores no registrados que se suman”, culminó diciendo Hugo Benítez.

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close