N° de Edición 7072
Fototitulares

Hospital Paroissien: 23 casos confirmados de COVID-19

Hospital Paroissien: 23 casos confirmados de COVID-19.

El personal de la salud está en alerta por el aumento de la curva de contagios, reclama más recursos humanos y mejores condiciones laborales.

Además, advierte sobre una posible saturación de las instalaciones si se flexibiliza la cuarentena.

En diálogo con «Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio, Valeria Bonetto, médica del Hospital Paroissien y titular de la seccional CICOP de Isidro Casanova, fue categórica al describir la gestión sanitaria en La Matanza: “La realidad es que el Municipio no está a la altura de las circunstancias”.

Uno de los problemas que tiene el Hospital Paroissien es que no puede derivar los casos leves a otros establecimientos, como podrían ser clubes o instalaciones de la Universidad Nacional de La Matanza, que fueron acondicionadas con camas.

“Además de una cama, necesitas todos los elementos de limpieza, seguridad, tenés una serie de requisitos que no lo cumplen todavía. Hay una problemática importante de articulación entre el Municipio y la provincia”, explicó la titular de la seccional CICOP.

Por lo tanto, como algunos pacientes no pueden cumplir el aislamiento en sus casas, por diversos motivos como la vulnerabilidad en la que viven, la cantidad de personas en un espacio reducido, entre otras circunstancias, en este momento están transitando la enfermedad en el hospital.

Asimismo, los establecimientos que podrían alojar a pacientes con COVID-19 que sean leves, tienen una serie de requisitos para cumplir. “Esos establecimientos necesitan un control sanitario, entonces, necesitás alguien que limpie, que los pueda atender, que haya un seguimiento, es bastante complejo”, graficó Bonetto.

A su vez, lo que hoy está controlado y no es un problema, puede llegar a serlo si los casos aumentan. Tres semanas atrás, el promedio era, en el Hospital Paroissien, entre tres y cuatro pacientes, según informó CICOP. Esta semana, el número escaló a veinte.

“Estamos viendo cómo crece exponencialmente la curva y lo que nosotros estamos pidiendo es que haya mayor cantidad de profesionales para poder atender a toda la población”, reclamó Bonetto. Sin embargo, confirmó que “por ahora” está “garantizada la atención”.

Por otro lado, mostró su preocupación con los sectores que exigen una flexibilización de la cuarentena. “Es muy complicado porque los casos van a ir en aumento, la gente se tiene que cuidar, hay mucha gente en la calle, que no está respetando las normas con respecto al distanciamiento y al tapaboca”, argumentó su posición.

El riesgo de que el sistema sanitario colapse no es algo tan alocado. Pasó en muchos países de Europa, en Estados Unidos y, ahora, en la región. Por eso, Bonetto insistió en que los ciudadanos y ciudadanas se “cuiden muchísimo porque si finalmente aumenta como pensamos que va a aumentar, ningún hospital va a dar abasto”.

No es de ahora

La situación que atraviesa el sistema de salud no es un problema producido por la pandemia que, demás está aclarar, lo agravó. Basta con recordar que durante la presidencia de Mauricio Macri el Ministerio de Salud bajó su rango para ser una secretaría.

En el plano de la provincia de Buenos Aires, la exgobernadora, María Eugenia Vidal, durante su gestión llegó a decir que no iba a “abrir hospitales nuevos porque es una estafa a la gente». En definitiva, en lugar de mejorar o cambiar lo que estaba mal, según su visión, dejó un Estado peor que el que heredó.

Entonces, conesta situación crítica, a pesar de los esfuerzos y buenas voluntades que tengan los actuales funcionarios y funcionarias, no alcanza. El sistema de salud se mantiene en buena parte por el profesionalismo y la vocación de servicio que tienen sus trabajadores y trabajadoras.

“Desde hace años venimos denunciando el desfinanciamiento que hay en la salud pública, tenemos presupuestos a la baja y, frente a este panorama de emergencia sanitaria, por supuesto que estamos bastante preocupados y preocupadas”, comentó Bonetto.

Respecto de este panorama, la titular de CICOP planteó que el principal recurso que falta es el humano que, por lo general, por cuestiones burocráticas y de condiciones laborales no se incorpora.

“Hay hospitales que se están abriendo pero nosotros, particularmente, estamos esperando que ingrese personal, pocos se presentaron. Personal médico muy pocos, sí se presentaron varias trabajadoras enfermeras, personal de limpieza, pero todavía no entró nadie”, describió la situación.

No obstante, para cerrar la entrevista en “Haciendo Radio”, ratificó el compromiso que tienen con la sociedad: “Vamos a estar ahí. Nos formamos para poder cuidar a la población. Confiamos que puedan cuidarse para que nosotros y nosotras podamos cuidarnos y cuidarlos a ellos y a ellas”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close