N° de Edición 7218
Fototitulares

Hogares libres de humo

Hogares libres de humo.

El Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires lanzó una campaña para concientizar acerca del consumo de tabaco.

En el contexto de la pandemia producto del coronavirus el principal foco en relación a tomar las medidas necesarias para evitar los contagios se centra en los grupos de riesgo, entre los cuales se encuentran los adultos mayores y las personas con patologías preexistentes.

Asimismo, dentro de los mencionados grupos de riesgos también se encuentran los y las fumadores, quienes consumían cigarrillo pero abandonaron el hábito y además, también se suman las personas expuestas a el Humo Ambiental de Tabaco (HAT).

En ese sentido, Diario NCO pudo acceder a la información brindada por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, con respecto a la campaña que puso marcha dicho organismo bajo la consigna de «Convertí Tu Hogar en un ambiente 100 por ciento libre de Humo».

Libres de humo

En relación al tema del humo ambiental de tabaco en los hogares, desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos explicaron que «es un importante factor de riesgo ante la nueva ola del covid-19.».

Asimismo y vinculado a el índice de exposición al HAT, el organismo informaron: «Las estadísticas oficiales muestran que en uno de cada cuatro hogares se registra exposición al Humo Ambiental de Tabaco (HAT), siendo el principal ámbito de consumo después de los lugares de trabajo y bares/restaurantes».

«A partir de reuniones conjuntas, la iniciativa se planificó con el asesoramiento técnico de las y los profesionales del Programa Provincial de Control de Tabaco, dependiente de la Dirección de Prevención de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud bonaerense», precisaron desde la Defensoría.

Clasificación

Por otra parte, la guía difundida en el marco de la campaña impulsada por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, estableció tres categorías con respecto al humo del cigarrillo.

En ese sentido, el documento difundido por parte de la Defensoría del Pueblo  clasificó e informó que: «el humo de primera mano es aquel que inhala el fumador o fumadora con cada pitada».

Asimismo y en línea con la categorización expuesta en el informe, se definió: «El humo de segunda mano es la combinación de humo proveniente del extremo encendido del cigarrillo y del humo exhalado por los fumadores y fumadoras».

En relación a la exposición al humo de cigarrillo clasificado como «de segunda mano», desde organismo citado explicaron que «ocurre cuando las personas que no fuman se encuentran en un ambiente donde alguien está o estuvo fumando».

A su vez, desde la institución hicieron hincapié en el hecho de que «las personas no fumadoras que respiran humo de segunda mano es como si estuvieran fumando ya que inhalan las mismas sustancias tóxicas que los fumadores y fumadoras».

«Cuanto más expuesto se está al humo de segunda mano mayor es el riesgo de enfermarse», se puntualizó y remarcó en la guía difundida por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos en el marco de la campaña de «Hogares 100 por ciento libres de Humo Ambiental de Tabaco».

Por otro lado y vinculado a la última categoría, el documento al que pudo acceder Diario NCO planteó: «El humo de tercera mano es el ‘tabaco invisible’ compuesto por residuos de nicotina y otras sustancias químicas».

Asimismo y con respecto al humo considerado como «de tercera mano», desde la institución promotora de la campaña de concientización detallaron que «se adhiere a las superficies tales como ropa, tapizados, objetos, muebles, paredes, entre otras».

«El humo de tercera mano se adhiere a las superficies luego de que alguien fumó en un espacio cerrado y puede permanecer en el ambiente hasta casi dos años», agregaron y puntualizaron desde la Defensoría del Pueblo.

Exposición al HAT y coronavirus

De acuerdo a la guía difundida en el marco de la campaña, cabe recordar que el principal ámbito de exposición al mencionado Humo Ambiental de Tabaco se presenta en el hogar de las personas, seguido por los lugares de trabajo.

En ese sentido y en lo que refiere al contexto de la situación sanitaria del coronavirus, desde la Defensoría del Pueblo bonaerense manifestaron que «las medidas de aislamiento adoptadas por la pandemia han incrementado el consumo de tabaco y la exposición al HAT en los hogares».

Asimismo y vinculado al peligro que supone el consumo de tabaco con respecto al coronavirus, el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos aseveró: «Fumar aumenta el riesgo de tener un mal pronóstico en caso de contraer covid-19».

Acciones para ambientes libres de humo

Por otro lado, este medio pudo acceder a los dichos del defensor del Pueblo Adjunto y responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, Walter Martello con respecto al propósito principal por el cual se lanzó la campaña de «Convertí Tu Hogar en un ambiente 100 por ciento libre de Humo».

En ese sentido, el referente de la institución sostuvo que “la campaña apunta a concientizar sobre los riesgos del humo de tabaco de primera mano que inhalan directamente los fumadores, el de segunda mano que respiran los no fumadores y el de tercera mano».

En línea con su planteamiento acerca del «humo de tercera mano» y vinculado a lo expuesto anteriormente, Martello explicó y precisó: «Este último es del que menos conocimiento se tiene entre la población».

«Este es el tabaco invisible que queda impregnado en el ambiente de los hogares y permanece después de haber apagado el cigarrillo, pudiendo ser muy perjudicial especialmente para niñas y niños, y personas de tercera edad”, informó y enfatizó el defensor del Pueblo Adjunto.

Peligros constantes

Por otro lado, con respecto a las implicancias del consumo de tabaco en interiores, desde la campaña de concientización se explicó que «al fumar dentro del hogar, las sustancias tóxicas permanecen en muebles, alfombras y juguetes durante meses».

«El humo puede pasar de una habitación a otra. Incluso si la puerta está cerrada y asimismo, abrir las ventanas o encender ventiladores o aparatos de aire acondicionado no elimina las sustancias tóxicas contenidas en el humo del cigarrillo», expuso la guía difundida.

A su vez, con respecto al consumo de cigarrillo en lo que refiere a la situación sanitaria marcada por la pandemia producto del coronavirus, el responsable de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, Walter Martello, hizo hincapié en: «La necesidad de redoblar esfuerzos en la lucha contra el tabaquismo».

En ese sentido y de acuerdo con la información brindada por la institución mencionada, se detalló que «casi el 20 por ciento de los fallecidos por covid-19 registraban factores de riesgos preexistentes por haber sido fumadores/as exfumadores/as o padecer la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)».

«Desde la Defensoría del Pueblo bonaerense, a partir de un relevamiento realizado el año pasado, se viene advirtiendo un incremento del consumo de tabaco en los hogares de la provincia de Buenos Aires producto de la pandemia covid-19, lo que constituye un importante factor de riesgo para fumadores activos y pasivos» informaron desde el instituto.

Por último y para finalizar, el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, planteó que el mencionado estudio: «Determinó que el 5 por ciento de las y los consultados incrementó el uso de sustancias durante el confinamiento, de los cuales el 30,8 por ciento dijo haber aumentado el consumo de tabaco».

Fuente fotografía: materna.com.a.

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba