N° de Edición 6670
Fototitulares

Gregorio de Laferrere: denuncian persecución contra la CCC

Gregorio de Laferrere: denuncian persecución contra la CCC.

Clara Méndez, vive en una modesta vivienda en García Merou N° 7264, en el barrio Don Juan, junto a su marido, sus tres hijos y su cuñada también con tres chicos, uno de ellos discapacitado. Clara tiene un plan social, es  integrante de la CCC  y su marido hace changas, con lo cual con mucho esfuerzo llegan a fin de mes, como la mayoría de nuestras familias en las barriadas de La Matanza.

Por Emilio González Larrea

El 26 de setiembre, al día siguiente del paro nacional decretado por la CGT y del que la CCC participó junto con otras organizaciones en un piquete en el Km 27, frente a la fábrica recuperada El Palmar, sufrió un violento allanamiento a las 3 de la mañana, mientras la familia dormía, por parte de efectivos policiales de la Comisaría Distrital Este 1 de Laferrere, donde rompieron el portón y la puerta de entrada, provocando el terror en los habitantes de la casa. Allanamiento que no arrojo ningún resultado ni derivó en imputación para ningún integrante de la familia, como le dijeron cuando se dirigió al juzgado de Morón a  pedir explicaciones, ya que desde ahí partió la orden judicial.

Alrededor de un mes después, el 1°de noviembre, volvió a vivir la misma pesadilla con un allanamiento por parte de efectivos de la misma comisaría, por esto, tanto ella como la organización a la que pertenece, la CCC, consideran que se trata de una acción de intimidación o represalia  política.

Diario NCO habló con Clara Méndez y con su tía, Miguelina Gómez, conocida referente de la CCC de La Matanza sobre lo sucedido.

Clara Méndez, vecina del barrio Don Juan

“Fue algo horrible. En el primer allanamiento vinieron a las 3 de la mañana cuando todos dormíamos, irrumpieron violentamente rompiendo el portón y la puerta de entrada, esposaron a mi marido y nos pedían que nos tiráramos al piso, incluso a los chicos; yo le dije a los policías que había niños discapacitados y querían que lo hicieran igual. No encontraron nada para inculparnos, pero el 1° de noviembre volvieron ya más suave, con el mismo resultado.

A partir de esto, mis hijos viven aterrorizados. A nosotros, los pobres, nos cuesta conseguir las cosas y  construir nuestra casa, por qué tienen que romper las cosas, quién nos las repone después y además tratarnos como delincuentes. En la orden de allanamiento no mencionaba mi nombre, ni a ninguno de los integrantes de la familia. Después del primer allanamiento me dirijo a la fiscalía de Morón, pues venía de allí  la orden y me dicen que no había nada para inculparme. Pero a pesar de eso tuvimos que volver a vivirlo por segunda vez. Somos pobres pero honrados, somos gente de trabajo, yo tengo un plan social y mi marido hace changas, cuando consigue y con mucho sacrificio llegamos a fin de mes”.

Miguelina Gómez, dirigente de la CCC de La Matanza

“Queremos denunciar este hecho gravísimo. Se han realizado dos allanamientos violentos en la casa de mi sobina, integrante de la CCC, del Barrio Don Juan, donde han roto varias cosas de su vivienda y en esas dos veces no han encontrado nada pero han sembrado el terror en las dos familias que vivían en la vivienda.

El pretexto era que, en el marco de una serie de allanamientos, buscaban a una persona que había realizado un asesinato. Estas familias no tenían ninguna relación con el hecho, ya que son familias normales que viven desde siempre en el barrio y tienen la más alta consideración por sus vecinos .A nosotros nos llama mucho la atención lo reiterado del hecho y la violencia del mismo, y nos lleva a pensar si no es una intimidación  o represalia en ese barrio contra esta familia perteneciente a la CCC y por ende un mensaje contra nuestra organización por su lucha contra las políticas antipopulares.

Por eso queremos hacer visible esta situación, no nos vamos a quedar cruzados de brazos frente a estos hechos y también vamos a accionar legalmente con nuestros abogados para defender a nuestros compañeros y sus familias. Son gente de bien, pobres que reciben un plan social y están en la lucha, pero no aceptamos que se les trate como  delincuentes. Estamos en democracia y tenemos el derecho de denunciar las irregularidades que cometen con los más pobres, los jueces y las fuerzas policiales.

Claramente creemos que son acciones de intimidación contra la organización y vamos a repudiar este accionar, pedir una explicación y una reparación por el hecho. La CCC trabaja, precisamente, en los barrios para ayudar a los más pobres con los merenderos, comedores, y para sacar a los pibes de las adicciones, con el Movimiento Ni  un pibe Menos con la droga”.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close