N° de Edición 6893
Fototitulares

Lucas Ghi: “Tenemos que volver a poner el Estado a favor de la gente”

Lucas Ghi: “Tenemos que volver a poner el Estado a favor de la gente”.

El electo intendente de Morón habló acerca de lo que dejó la victoria de su espacio político en el Distrito y destacó el poder de convencimiento y la construcción política que los llevó al regreso del peronismo tanto a nivel municipal como provincial y nacional.

“No solo logramos movilizar a los sectores populares”, remarcó.

Las esquirlas por los resultados de las elecciones siguen apareciendo y en este caso quien dio su parecer sobre lo que dejó el resultado de los comicios fue Lucas Ghi, quien volverá a gobernar el Municipio en el que ya tuvo un periodo de seis años y explicó los motivos que lo llevaron al resultado conseguido.

En una entrevista brindada al programa Lo peor ya pasó de la AM 530, el futuro mandatario municipal planteó que “logramos fidelizar el electorado que hasta el día de hoy nos acompaña. Afortunadamente los moronenses nos honraron con la responsabilidad de dirigir el Municipio a partir de diciembre”.

Aceptando la derrota de hace cuatro años atrás, analizó: “En la elección de 2015 perdimos y ocupamos la posición que la democracia nos permite durante estos años y decidimos volver a presentarnos con una propuesta política que logre ser síntesis de distintas tradiciones”.

“El oficialismo tenía expectativas puestas en Morón porque no solo gobierna el exmarido de la gobernadora, sino que es el territorio de la gobernadora, vive en esta ciudad y tenía connotaciones particulares. Si había algún distrito que no quería perder Vidal era el suyo, Morón”, enfatizó el intendente electo.

La clave de la ajustada victoria

Dejando en claro que supieron aprender de los errores cometidos en 2015, Ghi destacó que “en Morón no solo logramos movilizar a los sectores populares, que nos acompañaron mucho, sino también a una importante cantidad de familias de sectores medios, profesionales, independientes, que en su momento apostaron a las autoridades actuales, pero se vieron frustradas”.

“La orientación macroeconómica macrista en sus tres versiones ha sido extremadamente agresiva con ese universo(la clase media) y nosotros intentamos interpelarlo desde el debate y desde ese escenario dar la pelea”, manifestó el político.

Asimismo, ponderó los 16 años de gestión que tuvo su espacio entre 1999 y 2015 en el Distrito y apuntó que “en Morón nos logramos mantener de pie y eso lo expresa la construcción política de la que hablaba antes, pero también por una relación construida con nuestra comunidad en base a los años de gestión”.

En las urnas se vio el descontento de la gente

Analizando la derrota del tagliaferrismo en manos suyas, Ghi determinó que “el desencanto tiene una explicación psicológica. Cuando vos querés a alguien y te frustra, esa misma intensidad afectiva se convierte en enojo, en desprecio, en bronca. Afortunadamente la política y el sistema de representación estaba más o menos armado para canalizar eso en las urnas y que no suceda lo que ocurrió en Chile y demás”.

Sobre la poderosa victoria a nivel nacional de Alberto Fernández, el político valoró: “Apareció el Frente de Todos, la lucidez de dirigentes que entendieron como debían actuar en función del reto histórico y ese armado político que es mucho más que una alquimia electoral”.

Por su parte, dio como ejemplo las primeras acciones de Kicillof en su reunión con Vidal para trazar el tinte por el que van a recorrer las gestiones en los distintos niveles. “Tenemos que volver a poner al Estado a favor de la gente. Es sintomático lo de Axel (Kicillof) que lo primero que le dice a la gobernadora es ´no aumentes, no sigas castigando el bolsillo de los bonaerenses´”, ejemplificó.

A su vez, se mostró en desacuerdo con las políticas del macrismo en estos cuatro años y definió: “Venimos en una escalada que no solo la luz representa en la canasta familiar un número que no guarda parangón con ningún momento de la historia argentina. Supera el 25, 30 por ciento de los gastos familiares. Luz, agua, gas, transporte. La expectativa es revertir la tendencia”.

“Queremos crear estímulos concretos para satisfacer lo que a nuestro juicio son las demandas más sentidas de nuestra comunidad. Morón en 2015 no tenía comedores y hoy hay 50. No había locales vacíos. Hoy hay. Hay vacantes en las naves del parque industrial. El hospital está paralizado y hay deudas con proveedores”, concluyó el futuro intendente de Morón.

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close