N° de Edición 6789
Fototitulares

Gabriel Ferreira: “La democracia se defiende y es activa, no es solo ir a votar”

Gabriel Ferreira: “La democracia se defiende y es activa, no es solo ir a votar”.

A finales de 1983 se superaban siete años de la época más oscura de la historia argentina con la salida del último gobierno militar. Desde entonces seis presidentes fueron elegidos por las urnas.

Hace más de 35 años se recuperaba uno de los poderes más fuertes que puede tener el pueblo, como lo es la libre elección de los gobernantes y de pensamiento y desde entonces con matices, luces y sombras, pero siempre con la posibilidad de elegir, han pasado distintos Gobiernos. Gabriel Ferreira, profesor de Historia y Ciencias Sociales, dialogó en exclusiva con Diario NCO y analizó distintos aspectos de la democracia, lo positivo, lo negativo, lo que se necesita mejorar y cómo es concebida por la sociedad actual.

NCO: Se cumplieron 35 años de democracia, la etapa más larga desde la sanción de la Ley Sáenz Peña en 1912: ¿Qué rescatás como positivo y negativo?

GF: Rescato como positivo el hecho en sí de tener una democracia, de poder pensar y expresarse libremente con todo lo que ello implica. Nosotros los nacidos en democracia ya lo tenemos naturalizado, pero no hay que olvidarnos que hubo una época en donde si pensabas de manera diferente a la clase dominante que manejaba el Estado probablemente desaparecías, te torturaban o te mataban. Pienso que la democracia se defiende día a día. Y quizás eso es lo negativo de la sociedad en nuestro país, que no termina de entender que es algo activo, no algo pasivo. Y por pasivo me refiero a solo votar. Inclusive los partidos opositores en nuestro país están en esta postura de “vamos a darle a tiempo” o “en 2019 lo sacamos”, pero que dista mucho de ser una democracia activa.

NCO: Se escuchan que siempre los legisladores reciben tal o cual presión para aprobar leyes y se ve un juego entremezclado entre presidencia, Gobernadores y los propios legisladores: ¿Es una democracia enferma?

GF: No sé si plantearía lo de una ´democracia enferma´, pero sí elitista. Tenemos una justicia patriarcal y elitista, que tiene muchos lazos con el poder ejecutivo. Entonces creo que había que mejorar la democracia, sobre todo analizando quiénes son los que ocupan los puestos de poder. Si el pueblo tuviera mayor participación democrática sea a través de plebiscitos u otras mecánicas de participación, creo que mejoraría mucho nuestra democracia.

NCO: Apelando a tu vasto conocimiento de la historia Argentina y los matices que han atravesado todos estos años: ¿Cuál creés que fue el mejor Gobierno democrático desde Yrigoyen hasta Macri y por qué?

GF: Desde la historia siempre decimos que no somos jueces, que este es bueno o este es malo. Son Gobiernos y personajes con claroscuros, aspectos positivos y negativos. En el caso de la dictadura militar y los Gobiernos neoliberales aspectos positivos, ninguno. Podría afirmar que el primer peronismo tuvo medidas históricas hacia la clase trabajadora que realmente son innegables. El Gobierno de Illia también tuvo cosas positivas, fue bastante progresista. Y creo que desde el retorno de la democracia, el juicio a la juntas durante el Gobierno de Alfonsín fue algo tremendamente histórico. Y tampoco olvidarme de la recomposición económica que hubo durante el kirchnerismo. No podría elegir un solo Gobierno, pero sí puedo rescatar estos momentos.

NCO: ¿Ves posible la vuelta de algún tipo de dictadura militar o creés que ya es una etapa sepultada?

GF: No. No veo la posibilidad. A diferencia de otros países, la toma de conciencia con respecto a las dictaduras es tremenda. Por ejemplo, un Bolsonaro, un militar con un discurso tan de extrema derecha acá lo veo imposible. Si puede llegar a ganar un tipo de derecha y con un discurso nefasto, pero no alguien ligado a lo militar. Es algo que acá ya quedó sepultado. Si pueden haber dictaduras o golpes institucionales, pero específicamente una dictadura militar creo que esta sociedad no lo permitiría.

NCO: ¿Cómo ves al país histórica y socialmente en la actualidad?

GF: Podría decirse que es uno de los peores momentos de la historia argentina solo superado por los momentos más oscuros, como las dictaduras militares o la crisis del 2001 o la del 89. Se está viviendo un momento terrible para el país, para la sociedad, para la clase trabajadora. Vamos a hablar lisa y llanamente, el país está manejado, y esto lo reconoce el propio Gobierno, por el FMI. Nos manejan desde afuera, es el colmo del neocolonialismo. Veo un retroceso en cuanto a derechos, a progreso económico. Es un estancamiento que preocupa y que va a costar años en salir. Lo que hicieron en tres años fue muy profundo y terrible. Lo hicieron en tan poco tiempo y de manera tan brutal, que sorprende para mal. Ojalá se pueda revertir toda esta situación y que el pueblo empiece a comprender que la democracia no es solo ir votar, sino plantarse frente al poder y decirle ‘hasta acá llegaste, basta de avasallarnos’.

Anuncios

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close