N° de Edición 7274
Fototitulares

Fuerte reclamo de los profesionales de salud

TESTESTE
Fuerte reclamo de los profesionales de salud.

El jueves 10 de diciembre en el marco de la 8º Jornada Nacional de Lucha de los trabajadores de salud convocada por FESPROSA (Federación Sindical de los Profesionales de Salud de la Argentina) se realizó una concentración y acto de los profesionales de salud en la Plaza San Martin, frente al edificio municipal, para reclamar por salarios dignos y convocatoria a paritarias para el sector.

Con posterioridad al acto, los profesionales marcharon a la Secretaría de Salud, ubicada en Hipólito Yrigoyen 2562, donde hicieron visible sus reclamos con cánticos, aplausos y exigiendo la presencia de la secretaria de Salud, Gabriela Álvarez. Posteriormente volvieron a la plaza donde se desconcentraron pacíficamente.

Como ya nos tiene acostumbrados el intendente Espinoza cuando se realizan manifestaciones de reclamos al Municipio, había un cordón policial frente al mismo. Se despliega las fuerzas de seguridad frente a los reclamos pacíficos, pero no se abren las puertas de la intendencia para escucharlos.

La iniciativa fue convocada por la APS (Asociación de Profesionales de Salud), filial local de FESPROSA, que conduce la Dra. María Rosa Rodríguez y contó con una fuerte participación de los profesionales del Hospital Del Niño y también representantes de enfermeros de otros hospitales. Entre los presentes estaba el Secretario General de la CTA(A), Dr. Pedro Zamparolo.

Diario NCO presente en el lugar habló con algunas de las protagonistas. 

María Rosa Rodríguez, presidenta de la APS

Han pasado nueve meses de la pandemia, ¿cuál es la situación de los llamados esenciales?

 “En el municipio de La Matanza, los trabajadores de salud nos encontramos en un estado de indefensión total. Hemos llegado al congreso de la nación llevando la palabra de los trabajadores de salud de La Matanza a través de la FESPROSA, pero las promesas de los funcionarios de salud se las lleva el viento; tuvimos grandes dificultades para cobrar el bono que había decidido el Ministerio de Salud allá por el mes de marzo y llegamos a un fin de año tristísimo para la los trabajadores de salud, por eso voy a seguir portando el lazo negro, en señal de que la salud municipal está de luto.

Somos los esenciales, según nos dicen, pero no nos reconocen como tales. En esta situación estamos el conjunto de los trabajadores del Estado, como los docentes, la policía, judiciales, etc.

Queremos darle la oportunidad al ejecutivo comunal de reaccionar y convocarnos para dialogar y que puedan escuchar nuestros reclamos. Le hemos enviado a la secretaria de Salud, Gabriela Álvarez, muchas notas pidiéndole empatía con quienes estamos al frente de los centros de salud, pero no encontramos desde hace tiempo ese sentimiento hacia nosotros.

Hay un ‘precarizador’ en la conducción de Municipio, el Dr. Gustavo Dutto (secretario General de Gobierno) que persigue a muchos de nosotros, los profesionales, por los reclamos que hacemos, pero que sepa que nosotros vamos a seguir con nuestros reclamos y antes de fin de año vamos a volver a esta plaza”.

Laura García, pediatra, integrante de la Asociación de Profesionales del Hospital del Niño

¿Entienden que el Municipio está en deuda con ustedes?

“Sí. Por eso, el objetivo de esta movilización es hacer visible en el centro de la ciudad y frente al Municipio el reclamo de un salario digno. Entendemos que necesitamos una retribución mejor por nuestra tarea como esenciales en medio de la pandemia del COVID 19.

Recibimos miseria, tenemos un sueldo básico que no llega a los 10.000 pesos. Durante estos 9 meses nos han exigido mucho a los profesionales desde el punto de vista físico, psicológico y emocional y en este tiempo hemos tenido contagiados y algunos que ya no están con nosotros producto del virus, por eso exigimos en forma urgente una recomposición salarial para salir de estos sueldos de hambre”.

Además de un mejor sueldo ¿qué otras problemáticas les preocupan para desarrollar la tarea de salud en forma segura y sin sobre exigencia o stress laboral?

“Por la pandemia hemos tenido muchos compañeros con enfermedades de base que han dejado de asistir y otros, como dije, se han contagiado o no han sobrevivido, lo que condujo a una reducción importante de la capacidad de asistencia, pero igual seguimos sosteniendo la atención a los pacientes, es por esto que necesitamos reforzar los equipos de salud con nombramientos estables, terminar con contratos precarios.

Pero reitero hoy nos moviliza la necesidad de actualizar nuestros salarios en una medida importante, para salir de la postergación que llevamos de los últimos años”.

¿No han encontrado un canal de diálogo con las autoridades de salud del Municipio?

“Nosotros como Asociación de Profesionales del Hospital del Niño, estamos elaborando una nota a la Secretaria de Salud con nuestras demandas para recuperar lo que hemos perdido en materia salarial, y también vamos a sumarnos al reclamo de la APS para que nos convoquen a los profesionales de salud a sentarnos en Paritarias y discutir un sueldo digno”.

Graciela Amarilla, enfermera y delegada del Hospital del Niño

Los enfermeros también presentes en esta movilización…

“Estamos reclamando como esenciales que somos los trabajadores de salud, ya sean médicos, enfermeras, administrativos o de servicios generales, porque estamos indignados por la miseria de nuestros salarios.

No reconocen nuestra formación en salud, como es mi caso que soy Licenciada en Enfermería y tengo un sueldo muy por debajo de la canasta de pobreza. Sigue el virus, se terminó el aislamiento social, hay mucha circulación de gente que no se cuida, pero nosotros, los llamados esenciales, seguimos batallando contra el COVID con ingresos miserables”.

Los trabajadores municipales tuvieron una lucha importante por aumento salarial y paritarias. Hubo un acuerdo entre el ejecutivo y el sindicato que dirige Daniel Troncoso. ¿No fue suficiente lo logrado?

“No. Hubo un acuerdo del gremio con Espinoza de un aumento al básico de un 25%, más dos bonificaciones, pero no se los han pagado a todos los trabajadores municipales, han dejado afuera varias categorías y el aumento que se acordó lleva al básico alrededor de 21.000 pesos, lo que no llega ni a la mitad de la canasta básica para una familia tipo, que está en 50.000 pesos.

Nosotros exigíamos un básico de 45.000 pesos. Además, esperamos que el secretario general de nuestro gremio haga cumplir lo acordado, aunque insuficiente, y les llegue a todos los municipales como es el caso de las dos bonificaciones de 5.500 pesos para las categorías más bajas y de 4.500 para las superiores”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba