N° de Edición 6688
Fototitulares

Francisco Lamanna: “Este modelo nos está dejando a todos sin trabajo”

Francisco Lamanna: “Este modelo nos está dejando a todos sin trabajo”.

El empresario Francisco Lamanna, titular de una empresa que se dedica a la comercialización de acrílicos, opinó en un reportaje radial sobre la actual coyuntura que vive el sector. El también integrante de la Cámara de Industria y Comercio de La Matanza, se mostró muy preocupado por las políticas implementadas por el Gobierno que está afectando seriamente al componente productivo.

El rol del Estado

“El sector Pyme está sufriendo este cambio de modelo que en todo este tiempo nos fue pulverizando las utilidades y de algún modo nos está dejando a todos sin trabajo. Nuestro sector es el que sostiene el tejido social. Permanentemente convivimos con la gente que todo el tiempo nos da una mano, pero si esto no se revierte, la situación se va a poner cada vez más difícil”, describió Lamanna  a modo de introducción.

Luego relató: “Estamos en medio de una crisis y nosotros como empresarios, tenemos la posibilidad de adelantarnos a los acontecimientos y cuando suceden estas cosas, tratamos de ver qué hicimos mal, en qué nos equivocamos o qué no previmos… Por eso creo que los Estados también tienen que hacer algo parecido y encarar lo necesario para enfrentar las posibles crisis”.

En cuanto a la problemática del sector trabajador, consideró que “lo que no puede ser es que siempre el problema sea nuestro y si bien siempre hacemos nuestra autocrítica para ver en qué fallamos, en este caso esta problemática nos excede totalmente. La realidad es que hay muy pocas Pymes que están con demanda, ya que la mayoría está trabajando en una 40 o 50 por ciento de lo que lo venía haciendo”.

Respecto a la pérdida de puestos de trabajo, Francisco Lamanna especificó: “Pasa que los aumentos y el cambio de cotización del dólar, que incide directamente en las materias primas, se genera una tormenta perfecta. Lo más importante que tenemos en las fábricas no son las máquinas, sino la gente y lo último que hace una Pyme es deshacerse de sus trabajadores. Y cuando lo tiene que hacer, es porque no le queda más remedio”.

“Yo particularmente he superado todas las crisis que hubo en el país en las últimas décadas. E íntimamente tengo la esperanza que esta también va a pasar. Pero estamos todos llenos de incertidumbre y esta situación nos pone en jaque, nos exige cada vez más y las verdad es que no sé si en esta ocasión me van a dar las fuerzas para poder capear este temporal”, indicó el empresario sobre el futuro inmediato.

La disciplina del trabajo

Posteriormente el empresario se preguntó: “¿Cómo puede ser que tengamos tanto trabajo en negro? ¿Y cómo puede ser que la mayoría de esos trabajos informales provengan de las grandes empresas o del Estado y no de las Pymes? Evidentemente se están haciendo las cosas mal y quienes tenemos el corazón en determinada ideología, tenemos que aceptar que no somos lo que decimos ser. Acá algo está mal”.

Y en ese sentido, Lamanna cree que “no hay que permitirle al Estado que sea indiferente o que se haga clientelar. El Estado tiene que tener autoridad moral, cosa que en estos últimos tiempos ha perdido. Entonces, no puede exigirles a los otros lo que no puede dar o no puede hacer.  Sobre todo con la diferencia de potencialidades que hay entre el Estado y un particular que es el que tiene que afrontar todo”.

Volviendo a hacer foco en su cuestión personal, Lamanna dijo: “Los dueños de Pymes no somos esos empresarios que nadie quiere. Yo no vengo de cuna, me siento un trabajador más y nadie me ha regalado nada. Soy producto de la escuela pública y todo lo que soy de lo debo a la escuela pública. Por eso, en lo que nos toca a nosotros como componente de esta sociedad e independientemente de la orientación política a la que uno adhiera, me pregunto ¿qué habremos hecho mal para hoy estar como estamos?”.

Y cree que “lamentablemente nos hemos degradado como sociedad, nos hemos hecho más individualistas y en ese afán de pisarnos unos a otros, nos estamos equivocando. Me llama mucho la atención que en un país como el nuestro, donde tenemos mucha riqueza y potencialidades, no hemos sabido coordinar acciones para darle trabajo a la gente, con lo cual solucionaríamos muchos problemas de los que estamos hablando”.

Como corolario, Francisco Lamanna expresó: “Hay que tener en cuenta las distintas visiones. Todos tenemos algo de verdad y en la suma de esas pequeñas verdades, pueden estar las soluciones a los problemas de todos. Las verdades absolutas no existen y todos los puntos de vista nos convocan al hacer. Como industriales, nosotros tenemos la obligación de ser optimistas, porque de lo contrario, no nos ocuparíamos ni siquiera de intentarlo”.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close