N° de Edición 6911
Fototitulares

Faltan baños adaptados en Morón

Faltan baños adaptados en Morón.

“Si se mantuvieran los baños no tendríamos que llegar a la instancia de clausurarlo”

Carolina Mazzocchi es vecina de Morón y realiza videos informativos sobre discapacidad. Hace unos días asistió a una actividad gratuita y se le presentó un inconveniente inesperado.

La entrevistada reconoció: “La verdad es que la actividad por un lado estuvo muy buena, yo fui porque era la conmemoración de 30 años de la fundación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Quería ver cómo lo abordaban y si tocaban algún punto sobre el tema de los niños con discapacidad, yo fui por ese lado”.

“El problema fue cuando quise ir al baño, porque era de 14.30 a 19, un evento largo”, dijo la vecina en diálogo con el programa La Casa de Arriba que se transmite por FM En Tránsito.

Y continuó explicando: “El predio tiene un baño adaptado para personas con discapacidad que se encuentra entre lo que es la Plaza de Las Artes y el Museo de Morón, si vos entrás por la plaza yendo para el museo hay un baño para discapacitados, el tema es que estaba cerrado con llave y cuando quise entrar la llave no estaba por ningún lado”.

“Ni siquiera había un cartelito que diga que hay que pedir la llave en tal lado. Una de las personas que organizaba ahí me pidió que espere y fue a preguntar. Cuando esta persona vuelve, me dice que el baño en realidad está clausurado, que la única opción que me daban era ingresar al baño del museo, eso fue lo que hice”, añadió la denunciante.

Mazzocchi declaró: “El tema es que el baño del museo no está adaptado, si bien daban los espacios para que mi silla pase, no tenía todas las cosas que una persona con discapacidad motriz necesita como para no correr ningún riesgo de resbalarse y golpearse. Lo que es una lástima y lo que más me da bronca es que la infraestructura está”.

Solamente falta la mirada de una persona que interprete cuáles son las necesidades que puede tener, por ejemplo, una persona que se acerca al Museo de Morón o a la Plaza de Las Artes en silla de ruedas. “El problema acá es que es un espacio municipal, público, que supuestamente tiene un baño adaptado pero que está clausurado”.

Cuando se le preguntó qué lectura hace de la falta de una mirada hacia quienes tienen alguna discapacidad física por parte de los encargados de crear políticas de inclusión,  la entrevistada respondió: “Yo hago varias miradas. Por un lado, desde el punto de vista de lo que es inspecciones y todo eso, que evidentemente no se hacen o se hacen mal”.
“Por el otro lado, desde el punto de vista de los organizadores, que no tuvieron en cuenta y ni siquiera se les cruzó por la cabeza que podía ir a un evento que era para niños, niñas y adolescentes, una persona con una discapacidad motriz. O capaz lo pensaron, vieron que había un baño y punto. Nunca se pusieron a ver si el baño estaba abierto, estaba cerrado, si estaba habilitado o no”, añadió.

La vecina siguió: “Técnicamente tendría que estar habilitado y ya a disposición. Yo fui la semana pasada a un plenario que se hizo sobre turismo accesible en el Senado de la Nación, y un periodista dijo algo que me quedó en la cabeza porque tiene razón, que es que los discapacitados fuimos por muchísimos años personajes secundarios de nuestras propias vidas”.

“Los que deciden sobre leyes, sobre cómo van a ser un montón de cuestiones que tienen que ver con nosotros, eran personas que no tenían discapacidades. Tiene que ser algo en conjunto, tampoco digo que lo tienen que hacer solamente personas con alguna discapacidad, pero estas personas deciden por nosotros un montón de cosas”, transmitió la denunciante.

Y agregó: “Nosotros eso lo aceptamos en algún punto, entonces tenemos que dejar de esperar para pasar a ser protagonistas de nuestra propia situación. Como no éramos tan protagonistas y no aparecíamos en tantos lugares, y por eso no se normaliza que la persona con discapacidad hace las mismas actividades que el resto y por ende tiene que estar el baño disponible para cuando venga”.

Este tipo de medidas tienen que estar pensadas desde otro lugar. Así como se están repensando las políticas de género y nuestro lenguaje, es vital incluir en todos los aspectos también a aquellos con movilidad reducida. Al día de hoy es algo elemental.

“Era un evento donde se hablaba de los derechos”, dijo Mazzocchi sobre la actividad que realizó el Concejo Local de Morón en la Plaza de Las Artes. ¿Y qué derecho más básico que el de satisfacer las necesidades fisiológicas sin riesgo de lastimarse? Hay que recordar que la mayoría de los edificios hechos en Buenos Aires tampoco tienen accesibilidad por ser antiguos.

“A raíz de esto, yo mandé mails a varias secciones de lo que es la Municipalidad de Morón, y justamente ayer me contestaron desde gobierno@moron.gob.ar que elevaron la nota que yo mandé a la Subsecretaría de Gestión para que esta informe a la Dirección de Cultura y vean la factibilidad de resolver este tan importante requerimiento”, informó la entrevistada.

Y concluyó con esperanza: “Si bien sabemos que habrá un pronto cambio de gobierno por lo menos dejé asentada la dificultad y el día que fue. Esperemos que no hagan oídos sordos, hay que ver si realmente esto se soluciona en el corto plazo, porque aparte vienen los días lindos, uno tiene derecho a utilizar el espacio”.

Foto: infoban.com.ar.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close