N° de Edición 6870
Fototitulares

En una decepcionante conferencia, Mauricio Macri culpó a los votantes por la suba del dólar 

En una decepcionante conferencia, Mauricio Macri culpó a los votantes por la suba del dólar .

Luego de la contundente derrota en las elecciones que lo dejó a 15 puntos de su vencedor, el Frente de Todos, el actual mandatario echó la culpa de la súbita escalada del dólar a la gente por no haberlo votado y pidió a la oposición hacer autocrítica por los movimientos bursátiles del lunes. “No me puedo hacer cargo”, se desligó.

Tras unas elecciones primarias que mostraron el cansancio mayoritario de una población que ya no cree en el discurso oficialista y frente a una casi segura victoria del peronismo en las elecciones del 27 de octubre, quien aún es presidente en funciones no se hizo cargo de la brusca suba de la moneda yanqui y reforzó su discurso de confrontación sin aceptación de errores.

Visiblemente a la defensiva y molesto frente a las preguntas de los periodistas, Macri comenzó su discurso desligándose de responsabilidades por el lunes “negro” de los mercados y expresó que «para que la gente quiera venir a invertir debería haber una autocrítica del kirchnerismo. Yo no manejo los mercados, los mercados son gente que decide invertir».

En sintonía, y a pesar de la expectativa, no hizo ningún anuncio frente a la devaluación y se confinó a decir que instruyó al «equipo económico» que maneja para que «estudie y prepare medidas» en el corto plazo. «Es tremendo lo que puede pasar, no podemos volver al pasado, porque el mundo ve el fin de la Argentina», amenazó Macri al hablar sobre el probable triunfo del peronismo en las elecciones generales.

Sin dar el brazo a torcer, Macri desafió nuevamente y atacó a la fórmula victoriosa en las elecciones primarias: “Tenemos que entender que el problema mayor es que la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad y confianza en el mundo. Eso es algo que debería hacer una autocrítica el kirchnerismo y resolverlo. Construir esa credibilidad que no tiene. Hay un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo, que no le confía lo que tiene que hacer”.

Cree que puede revertir la elección

En un relato más ficticio que real, en el que más de un millón 600 mil personas le dieron su voto de confianza a la propuesta opositora por sobre la oficialista, Macri consideró que hubo un voto en contra de Juntos por el Cambio que “fue por la bronca acumulada de todo el proceso de estos tres años y medio producto de la herencia del gobierno anterior”.

Sin argumentos sólidos y apelando a viejas frases hechas que acuñó en el inicio de su mandato, el presidente aseguró que en octubre se va a «revertir esta mala elección» de las PASO y auspició que van a «llegar a la segunda vuelta» contra el binomio Fernández-Fernández.

La realidad es diametralmente opuesta a la que plantea Macri ya que para que sucediera una derrota del peronismo en octubre debería ocurrir una catástrofe política porque sumando los votos de los cinco espacios que lograron llegar a las elecciones generales, además del Frente de Todos, no llegarían al 47,6 por ciento que sacó la fórmula ganadora. Con solo mantener los números del pasado domingo le alcanzará a Alberto Fernández para ganar en primera vuelta.

No hará cambios en el Gabinete

Por otra parte, sobre los rumores de renuncias masivas y reestructuración de su Gabinete en carácter de urgente, Macri desmintió esta versión y afirmó que “esos cambios se hacen cuando uno pasa una elección y comienza un nuevo período y no faltando tan pocas semanas e improvisadamente”.

Volviendo al plano económico, del que no dio precisiones, habló sobre una posible suba de tasas o una intervención del Banco Central y advirtió que aún no hay medidas concretas, pero insistió: «La de ayer fue una mala noticia para los mercados. Ahora nuestras políticas de continuidad están en duda. Por eso digo que el kirchnerismo tiene más responsabilidad que el domingo. La confianza cuesta mucho conseguirla y ellos la dilapidaron durante sus doce años».

El día domingo mandó a dormir a la población consumada la derrota y sin datos oficiales, habló de los mercados y que eso iba a repercutir en la economía. A menos de 24 horas y en vez de buscar conciliación, reforzó su discurso de separación y confrontación y se olvidó de algo fundamental: el pueblo. De ese que lo eligió hace cuatro años y hoy le soltó la mano.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]

Te puede interesar

Close
Close