N° de Edición 7269
Fototitulares

El Papa eliminó el secreto pontificio en casos de abusos sexuales a menores

TESTESTE
El Papa eliminó el secreto pontificio en casos de abusos sexuales a menores.

Ahora la iglesia no podrá callar más ante los delitos de abuso sexual a niños, niñas y adolescentes, distribución y producción de pornografía infantil y los casos de encubrimiento de abusadores.

El abuso sexual en la infancia deja heridas profundas en el cuerpo y la psiquis de cualquier persona. En nuestro país y en el mundo, las denuncias por abusos sexuales a niños y niñas por parte de sacerdotes dejó a la iglesia envuelta en un escándalo que no tiene fin. Por eso, esta decisión marca un precedente importante.

Este martes, el vaticano informó la decisión del Papa Francisco de ponerle fin al secreto pontificio en los delitos de abuso sexual y abuso de menores cometidos por los eclesiásticos, y además les permite a los jueces civiles tener acceso a los procesos canónicos.

Según el documento publicado en la página oficial del Vaticano, el 3 de diciembre pasado, el secreto pontificio fue abolido sobre las denuncias de abuso sexual, procesos y decisiones ligadas a estos.

En este sentido, el texto expone que los “casos de violencia y actos sexuales cometidos bajo amenaza o abuso de autoridad, caso de abuso de menores y de personas vulnerables, casos de pornografía infantil, casos de no denuncia y encubrimiento de los abusadores por parte de los obispos y superiores generales de los institutos religiosos” ya no pueden ser silenciados.

Además, el secreto pontificio no regirá más en los delitos de “adquisición o posesión o divulgación, con un fin libidinoso, de imágenes pornográficas de menores de dieciocho años por parte de un clérigo, de cualquier forma y por cualquier medio”.

La instrucción del documento remarca que “el secreto de oficio no obsta para el cumplimiento de las obligaciones establecidas en cada lugar por la legislación estatal, incluidas las eventuales obligaciones de denuncia, así como dar curso a las resoluciones ejecutivas de las autoridades judiciales civiles”.

En el quinto punto de la instrucción se puede leer: “No puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante, ni a la persona que afirma haber sido perjudicada ni a los testigos”.

Estas modificaciones en la norma permitirán que las partes involucradas en los casos de abuso sexual no entorpezcan la investigación que estarán a cargo de las autoridades civiles.

Antes de estos cambios, la edad límite de las víctimas de abusadores eclesiásticos estaba fijada en 14 años. La norma entrará en vigencia a partir del 1° de enero de 2020.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba