N° de Edición 6789
Fototitulares

Desprotección ilegal del casco histórico de Goya: el intendente, la concejal y los intereses creados

Desprotección ilegal del casco histórico de Goya: el intendente, la concejal y los intereses creados.

La derogación ilegal de la protección del Casco Histórico de Goya reveló a todos los intereses creados que poseen el intendente de la ciudad de Goya, Ignacio Osella, y una concejal, Laura Manassero: responden ambos al lobby de las constructoras en desmedro del interés general de los ciudadanos que desean preservar el centro fundacional que resume su identidad y constituye un patrimonio nacional de incalculable valor.

Por Dr Juan C. Amarilla
jcamerica2002@yahoo.com.ar

Ambos deberán en las próximas semanas explicarse ante la ciudadanía y ante la justicia federal, ya que la Asociación Civil Proyecto Goya ha presentado un Amparo Colectivo Ambiental para obtener que el Poder Ejecutivo Nacional proteja el Casco Histórico de Goya y su Área de Amortiguación, entorno histórico del teatro más antiguo del país y de los lugares de Giuseppe Garibaldi y de Camila O’Gorman, y que se declare la nulidad «absoluta e insubsanable» de la ordenanza que derogó inconstitucionalmente su protección.

El intendente Osella fue sorprendido tratando de presionar a la máxima autoridad en patrimonio del país para que no avanzara con la declaratoria nacional del casco antiguo de su propia ciudad, una protección que haría de Goya un lugar de gran atractivo turístico, creando una nueva economía, fuente de empleos, recursos y oportunidades para todos. “El proyecto de decreto está detenido por indicación del Intendente de la ciudad de Goya, Ignacio Osella”, confirmó la misma Comisión Nacional de Monumentos.

¿Cómo puede un intendente, en abierta violación de todas las normas vigentes que protegen el patrimonio nacional, detener un decreto presidencial (EX2017-30700941-APN-DMED#MC) que tiene por objetivo preservar el centro fundacional de su propia ciudad ?

¿Cómo podrán los goyanos que votaron por Ignacio Osella seguir apoyando a un intendente que actúa contra el interés general de la ciudadanía para responder a un puñado de intereses particulares ?

La situación de la concejal Laura Manassero, que con el aval del intendente dictó a sus colegas concejales la ordenanza inconstitucional que derogó la protección del casco histórico, no es mucho mejor: es ella misma arquitecta, esposa del delegado del lobby de la construcción y sobrina de su principal lobbista, autor de la destrucción de la fachada del teatro más antiguo del país.

La concejal Manassero afirma que con sus colegas concejales han «tenido múltiples reuniones con distintas agrupaciones: con la Asociación de Comercio, la Cámara Empresarial, la Sociedad de Arquitectos, los ciudadanos comunes que se han presentado para opinar sobre el tema».

Reconoce así que las únicas «agrupaciones» consultadas durante el falso «debate ciudadano» organizado por el Concejo Deliberante fueron las que representan intereses corporativistas contrarios al interés general de los que ella llama «ciudadanos comunes», cuyas opiniones fueron simplemente ignoradas porque se oponían a la destrucción del centro fundacional de la ciudad.

Peor aún, la concejal asegura estar «convencida de que la ordenanza se hizo como había que hacerla y que se siguió con los pasos legales” a pesar de haber el Municipio y la Comisión Nacional de Monumentos ignorado todas sus obligaciones legales, sabiendo que ejercían ambos la co-tutela del Casco Histórico de Goya y de su Área de Amortiguación, zonas cuya protección estaba vigente, habiendo sido adoptada a nivel municipal por la ordenanza n° 1965 del 18 de octubre de 2017 y en comité ejecutivo de la Comisión Nacional de Monumentos el Acta Ejecutiva del 19 de octubre de 2017.

En su Acta Ejecutiva n° 21 del 19 de octubre de 2017, la máxima autoridad en patrimonio del país declaró un «Área Urbana Histórica Nacional» (Ejército Argentino, Bartolomé Mitre, España y el río) y un «Área de Amortiguación» (Luis Agote, 9 de Julio, Agustín P. Justo y el río) y lo hizo «en atención al valor patrimonial ya reconocido por esta Comisión Nacional al

Casco Histórico de la Ciudad de Goya y a que el Concejo Deliberante del Municipio ha dictado la ordenanza de reconocimiento, delimitación y regulación del indicado Casco Histórico”.

La concejal Manassero, que firmó con humor negro «Laura, la destructora» el mail en el que dictó a sus colegas concejales la ordenanza inconstitucional de desprotección del Casco Histórico de Goya y de su Area de Amortiguación, deberá explicar por qué se ha violado la tutela de la Comisión Nacional de Monumentos y con ella todas las leyes nacionales que protegen nuestro patrimonio cultural, entre ellas la Ley Nacional de Monumentos.

¿Por qué no se reunieron el Municipio de Goya y la Comisión Nacional de Monumentos, previamente a la adopción de la nueva ordenanza, sabiendo que debían ambos «ejercer la superintendencia» del Casco Histórico de Goya y de su Área de Amortiguación, velando «en concurrencia» por su protección?

¿Por qué no se notificó a la Comisión Nacional de Monumentos que se derogaba la ordenanza n° 1965 que había declarado y protegido el centro fundacional de Goya en conformidad e idéntico perímetro a la Propuesta de Declaratoria de la Comisión Nacional de Monumentos de 2011 y al Acta Ejecutiva del 19 de octubre de 2017?

¿Por qué no se dio aviso a la Comisión Nacional de Monumentos que se suprimía de un plumazo el área amortiguación de alturas, para volver a autorizar construcciones en altura en las zonas protegidas, sabiendo que la Comisión estaba obligada a «intervenir con carácter previo y vinculante» a toda «modificación del estatus jurídico» de este bien protegido ?

¿Acaso porque había que liberar de urgencia la zona histórica en la que avanza una obra de once pisos de un poderoso empresario de la obra pública, en los históricos jardines de la Casa Mohando, en Alvear casi Colón?

¿Por qué no fue notificada la Asociación Civil Proyecto Goya, que era miembro permanente de la Comisión Municipal Asesora del Patrimonio Cultural con dos representantes, de su eliminación en el nuevo Observatorio de Patrimonio Cultural, con la antelación necesaria para interponer las alegaciones que correspondían, viciándose así una vez más todo un proceso legislativo que afecta tanto derechos subjetivos como derechos de incidencia colectiva?

¿Por qué se derogó así la participación de la comunidad que se expresaba a través de la Asociación Civil Proyecto Goya, dejando sin cobertura ciudadana al Casco Histórico de Goya y a su Área de Amortiguación y transformando al Observatorio de Patrimonio Cultural en un ente adicto, conformado exclusivamente por funcionarios y representantes de las constructoras?

Son muchas las violaciones que deberá constatar ahora la justicia federal y muchas las preguntas de los goyanos, de los correntinos y de todos los argentinos que quisieran poder conservar el Casco Histórico de la segunda ciudad de Corrientes, un patrimonio nacional, para las futuras generaciones

El Intendente Ignacio Osella y la concejal Laura Manassero no han aportado hasta ahora ninguna respuesta.

Los Intereses Creados

Anuncios

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close