N° de Edición 6850
Fototitulares

Desesperado pedido: Ruth Álvarez vuelve a confrontar con la Justicia por el abuso de su hija

Desesperado pedido: Ruth Álvarez vuelve a confrontar con la Justicia por el abuso de su hija.

La nena fue abusada por su propio padre cuando tenía tan sólo dos años y pese a todas las pruebas que su madre aporto durante estos siete años que lleva de reclamo, esta semana podría salir una resolución que desestimaría la causa.

El caso conmociona e indigna por la inacción de la Justicia, es que Ruth Álvarez, una vecina del Municipio de La Matanza y madre de la niña abusada -cuyo nombre se preservará para protegerla-, continúa denunciando irregularidades en la causa que investiga el abuso que sufrió la menor cuando tenía tan sólo dos años. El único imputado en la causa es el progenitor de la pequeña, Claudio Delgado, pero esta semana podría ser exculpado debido a una resolución que desestimaría el caso.

Si bien la mujer denunció el hecho ni bien ocurrió, siete años más tarde la causa sigue sin ningún tipo de avance y sin más pruebas que las que ella pudo aportar.

Al respecto del lamentable suceso, Álvarez le explicó a Diario NCO que “todo comenzó el 30 de septiembre del 2011 cuando comenzamos a tener un régimen de visitas que estableció el Juzgado de Familia Nº6 de San Justo, mediante una audiencia por impedimento de contacto” y remarcó que “no le dejaba ver a la nena porque -tal y como le informe a mi letrada- Delgado traía a mi hija con las piernas mordidas y le pegaba”.

“Un día cuando fuimos al médico y estábamos saliendo de un ascensor la nena no quería estar a upa de él, entonces me la sacó de los brazos y empezó a pegarle patadas en la cola. Le dije que no la iba a ver nunca más, pero ese día se hizo la audiencia y le informo de esta situación al Consejo de Familia de ese Juzgado, pero no dio lugar pese a que le mostramos imágenes de las mordeduras que tenía la nena; le otorgaron igual el régimen y a los cuatro meses abuso de ella”, manifestó.

Una tragedia evitable

El 5 de junio de 2012 la mujer notó los primero signos de abuso en su hija, “me di cuenta porque mi hija venía con la vagina y el ano al rojo vivo, además tenía semen en su bombachita. En ese momento la llevé a la Clínica de la Esperanza en Flores, la miraron y me preguntaron qué le había pasado, les dije que ‘así me la trajo su padre’ y me hicieron firmar un libro de actas diciendo que la tenía que llevar al otro día, pero más allá de eso no hicieron nada”.

No obstante, en esa ocasión Álvarez no recurrió a la Justicia ya que “la abogada que me llevaba las cosas, que era particular, me decía que no le llevara el apunte porque por ahí él no la cambiaba enseguida, entonces se escaldaba”. Aunque aseveró que comenzó a indagar al progenitor de la pequeña ya que “cada vez que ella se tenía que ir con él comenzaba a ponerse mal, angustiada y no dormía de noche”.

“Hasta que el 4 de octubre del 2012, mi hija apareció con la vagina y el ano muy irritados y con las dos manos marcadas en las nalgas; ahí la llevé directamente a la comisaria”, relató y recordó que a raíz de esa situación intervino la Fiscalía de San Justo donde le “tocó una fiscal corrupta que me llevó la causa durante 5 años, donde la nena empieza un tratamiento psicológico porque me dijeron que lo tenía que hacer”.

Sobre esa misma línea, Álvarez advirtió que “tras más de un año de tratamiento la psicóloga que atendía a mi nena me llama y me dijo que iba a realizar una denuncia por todo lo que mi hija presentaba, contaba y por lo que -mediante dibujos y juegos- manifestaba” e indicó que “la doctora hizo un informe y se presentó a la Fiscalía, pero la llamaron dos años y medio más tarde a declarar”.

“La Justicia deja pasar el tiempo, dejan dormir las causas y aún así nunca deje que se frene, siempre hice que estuviera en movimiento”, subrayó y denunció que “durante todos esos años pedí que le hicieran una Cámara Gesell pero nunca se hizo, se realizaron las pericias en la Fiscalía”.

¿Una Justicia injusta?

A su vez la mujer precisó que no cuenta con un abogado privado aunque la “han patrocinado abogados gratuitos pero que nunca intervinieron en la causa, he llevado la causa de mi hija yo sola. Nadie interviene, ni siquiera para que mi hija pueda tener un letrado patrocinante en la causa” e insistió en que “no puede ser que este tipo, con todo lo que hizo, encima quede libre porque quieren desestimar la causa alegando que ‘paso tiempo’”.

Además explicó que ya no sabe “qué más hacer ni a donde ir; he ido a la Casa de la Mujer, la Casa de la Víctima de Violencia de Género, llame al 144, entre otros”.

“Yo me pregunto, ¿qué tiempo? Hoy mi hija tiene 10 años y tiene que hacer tratamiento psicológico, psiquiátrico y encima la tiene que ver un neurólogo debido a las secuelas y situaciones que ella vive. Ella siempre hizo el tratamiento pero a medida que se va poniendo más grande, todo va empeorando”, concluyó Álvarez desesperada.

FOTO: Elintelecto

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close