Número de edición 7767
Fototitulares

Descubren un circuito molecular y celular capaz de regular el reservorio de VIH latente

Descubren un circuito molecular y celular capaz de regular el reservorio de VIH latente

El hallazgo fue el resultado de un trabajo de investigadores e investigadoras del CONICET.

A lo largo de los años, la ciencia y la medicina lograron desarrollar e implentar múltiples avances en cuanto al diagnóstico y el tratamiento de diversas afecciones de la salud.

En ese sentido, los avances médicos contribuyeron a mejorar la calidad de vida de los y las pacientes e incluso en casos de patologías que antes se consideran mortales en la actualidad se pueden categorizar como «afecciones crónicas».

En ese aspecto y vinculado con la información brindada a Diario NCO, especialistas del CONICET descubrieron un circuito molecular y celular que puede regular el reservorio de VIH latente.

 Precisiones del hallazgo

 En cuanto al descubrimiento alcanzado, el informe consultado explicó: «Un trabajo de especialistas del CONICET revela que un circuito constituido por vesículas extracelulares plasmáticas y la proteína Galectina -1 revierte la latencia del virus de la inmunodeficiencia humana al interactuar con las células infectadas».

En relación a las implicancias del estudio, desde el CONICET manifestaron y destacaron que «podría ser un punto de partida para el desarrollo de terapias que permitan controlar los reservorios virales».

Por otra parte, y ligado a los y las profesionales que participaron del investigación, la institución científica subrayó el trabajo de los y las especialistas Natalia Laufer, Omar Sued, Matías Ostrowski, Karina Mariño, Julia Rubione, Juan Stupirski, Gabriel Rabinovich y Alejandro Cagnoni.

Características de la afección

En sintonía con lo planteado, el análisis explicó que «el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un patógeno que causa la pérdida progresiva de los linfocitos CD4 -células del sistema inmune involucradas en la respuesta a infecciones- y, de no mediar tratamiento, conduce al síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida)».

«Aunque en la actualidad, el tratamiento con antirretrovirales permite, en la mayoría de los casos, controlar la replicación del virus, estabilizar el número de CD4, prevenir la inmunodeficiencia y reducir la mortalidad, hasta ahora no se ha podido desarrollar una terapia que haga posible erradicar por completo el virus», remarcó el estudio.

En ese sentido, el informe publicado por el CONICET aclaró: «Aun en los casos en que el tratamiento es exitoso y logra que la carga viral en sangre sea indetectable para los testeos estándar, el virus persiste en estado de latencia en un pequeño grupo de células y, en caso de interrupción de la terapia, puede volver a replicarse».

 Abordaje científico

Por otro lado, y en relación al tratamiento del agente patógeno, el informe hizo hincapié en que «el desarrollo de terapias que permitan lograr una cura esterilizante (la erradicación por completo de la carga viral y de los reservorios del organismo) es uno de los objetivos centrales de quienes investigan en el campo de VIH».

En este punto, el estudio facilitado a este medio expuso y enfatizó: «Para conseguir este propósito, resulta fundamental entender mejor la dinámica de los reservorios de VIH».

«Los expertos exploran tanto posibles tratamientos consistentes en atacar a las células en las que persiste la infección a partir de primero reactivar el virus (lo que permitiría distinguir los linfocitos infectados de los no infectados), como otros que se basan en lograr un mayor control y silenciamiento del reservorio viral», señaló el reporte.

Colaboración productiva

En cuanto al estudio, este surgió a partir de un trabajo conjunto entre el laboratorio de Matías Ostrowski, especialista en el rol de las vesículas extracelulares en la inflamación asociada a VIH, y el equipo de Gabriel Rabinovich, que hace casi tres décadas se dedica a investigar el rol de las galectinas en diferentes escenarios.

«Lo ensayos realizados para este estudio incluyeron tanto el análisis de muestras de diferentes grupos de pacientes con VIH, como la realización de experimentos in vitro en cultivos celulares que involucraron tejidos tomados de individuos con VIH», detalló el estudio.

Asimismo, y en relación a las implicancias alcanzadas, el reporte destacó: «Este experimento permitió al equipo de investigación confirmar que el aumento de Gal-1 en la sangre de los pacientes con VIH se encuentra asociado al fenómeno inflamatorio y a la acción de las vesículas extracelulares».

«De acuerdo con los investigadores, la importancia de los resultados obtenidos invita continuar el estudio de este nuevo circuito, que podría ser clave para desentrañar las patologías asociadas a la inflamación crónica en pacientes VIH y para diseñar terapias que permitan modular los reservorios virales», concluyó el informe.

Fuente fotografía: yahoo.com y meyerlab.com.py

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba