N° de Edición 6804
Fototitulares

Cruda realidad: “en La Matanza hay al menos 130 chicos en situación de calle”

Cruda realidad: “en La Matanza hay al menos 130 chicos en situación de calle”.

En medio de la ola polar, el ex director del Sistema de Promoción de los Derechos de los Niños, Guillermo Orizaola, analizó los problemas a los que se encuentran expuestos los mismos y denunció que “la Policía y otras mafias los usan en circuitos de robo”.

Tras varias semanas de una fuerte ola polar que ya dejo varios muertos en todo el país, el ex director del Sistema de Promoción de los Derechos de los Niños de La Matanza, Guillermo Orizaola, se refirió a la dramática situación que viven los chicos en situación de calle y denunció que “la Policía y otras mafias los usan en circuitos de robo”.

En ese sentido el funcionario explicó que “en La Matanza, como en todos los municipios, hay chicos en situación de calle; ellos se agrupan en ranchadas, tienen una situación de riesgo en puntual porque son sujetos vulnerables” y precisó que “salen expulsados de las casas por cuestiones de negligencia, de violencia extrema, entre otras”.

“Se juntan en ranchadas, se juntan entre ellos, y quedan muy expuestos a situaciones de trata, la Policía y otras mafias los usan en circuitos de robo, los captan para la venta de estampitas, prostitución, entre otros problemas que deben enfrentar los chicos”, advirtió.

A su vez Orizaola manifestó que el municipio cuenta con “un programa específico que se llama ‘Por chicos con menos calle’, que trabaja con operadores socio-comunitarios directamente desde las ranchadas y con los chicos” y precisó que “lo que se busca ahí es modificar las condiciones que generaron la expulsión del nene o nena desde su grupo familiar de pertenencia; si eso no se logra, se busca el ingreso a un hogar convivencial”.

“En Matanza tenemos cerca de 130 chicos en esta situación, es terrible por todo lo que tienen que atravesar en su día a día”, detalló y remarcó que “el consumo muchas veces aparece como un paliativo a la situación de calle, estos fríos es muy difícil poder pasarlos en la vía pública y ahí es donde el consumo aparece como un elemento más”.

Sobre esa misma línea, el ex director consideró que “muchas veces a ellos les cuesta salir de esa situación porque los hogares convivenciales que ofrece la Provincia de Buenos Aires no son gran cosa, el estereotipo del hogar de ‘Chiquititas’ no existe en nuestro país” y aseguró que “los hogares estéticamente no son lindos, hay una falencia importante en materia de oferta de dispositivos convivenciales para niños y niñas”.

En otro orden, se refirió a las dificultades que los trabajadores del área de Niñez deben afrontar. “ El trabajo es terrible, cualquier operador de niñez lo puede contar, es muy fuerte escuchar a diario relatos de abuso, de violencia y todas las situaciones posibles que pueden enfrentar estos chicos; a eso le sumas las condiciones laborales que suelen ser precarias: sueldos bajos y monotributo”, admitió.

“No hay una política de niñez seria que apunte a modificar la situación”, agregó y sentenció que “al tener una alta rotación cuesta mucho formar a los trabajadores y sostener los vínculos que los operadores tienen que establecer con los chicos. El primer momento de cualquier intervención de los operadores tiene que ver con la generación de un vínculo con el pibe, porque sino no te van a dar bolilla; eso es un proceso, si se está rotando constantemente al personal no se logra construir un proyecto de vida distinto para ese chico”.

Un problema constante

Por otra parte, Orizaola analizó -en dialogo con el programa Periscopio que se emite por la FM 91.7- la migración de personas en situación de calle del conurbano bonaerense a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y explicó que se debe a que “no hay tanto acceso a los recursos”. Además, recordó que “salieron algunas notas en algunos diarios sobre un censo que hicieron algunas organizaciones sociales que da alrededor de 7.200 personas en situación de calle”.

“Hay familias en situación de calle, lo grave de todo esto es que el Estado tiene la obligación de garantizar el derecho a la vivienda y eso no se está pudiendo cumplir. No se cumple en ninguna parte del país”, indicó y aseveró que “la semana pasada se difundieron datos que daban cuenta de que se habían muerto siete personas en todo el país a raíz de la ola de frio”.

En esa misma línea, detalló que “es una problemática que nos afecta a todos y como Estado no podemos dar una respuesta real para la gente que está atravesando esa situación; además, esto se está agravando día a día por la perdidas de las fuentes de trabajo, la inflación, ingresos que no alcanzan y un montón de cuestiones que empujan a la gente hacia la situación de calle”.

“Las diferencias entre el censo que realizó el Gobierno de la Ciudad y el que hacen las organizaciones sociales se deben a las formas metodológicas con las que se hacen los relevamientos”, argumentó. Es por ello que manifestó que el realizado por las organizaciones “duró cuatro días, entendiendo que la situación de calle hace que las personas tengan una gran movilidad porque están en la búsqueda de sus recursos”, mientras que “en el caso del Gobierno lo que hicieron era pasar una sola vez, si no encontraban a nadie no lo relevaban”.

Por último, el funcionario sentenció que “esta problemática está todo el año, lo vemos un poco más con las olas de frio porque la gente empieza a morir, son muertes más crueles; esto hace que se ocupen de otra forma los medios de comunicación, la realidad es que personas en situación de calle mueren todo el año: por el calor, el frio, las disputas, la policía, el hambre, entre otras cosas”.

FOTO: abc.com

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close