N° de Edición 6713
Fototitulares

Conmovedor; Violencia Obstétrica: nueva denuncia en el Hospital Municipal de Morón

Conmovedor; Violencia Obstétrica: nueva denuncia en el Hospital Municipal de Morón

Conmovedor; Violencia Obstétrica: nueva denuncia en el Hospital Municipal de Morón. La institución -ubicado en la calle Dr. Rodolfo Monte 848- ya fue denunciada por negligencia y mala praxis a comienzos del 2018.

Laura Silva tiene 21 años y llevaba 41 semanas de embarazo cuando se presentó, el 11 de diciembre, en el hospital. En ese momento ella soñaba con ver la cara de su hijo Alex, que aún se movía dentro de su panza, pero en cuestión de horas su vida cambió cuando le informaron que el bebé había fallecido y que no podía tener más hijos porque le tuvieron que sacar el útero y un ovario.

La joven –oriunda de Merlo- llegó al hospital a las 8 de la mañana con contracciones y la bolsa fisurada, lo cual le producía una pérdida de líquido. Fue atendida por la obstetra de guardia y en ese momento le hicieron un monitoreo y tacto. Todo estaba bien, pero tenía 1cm de dilatación por lo cual debió volver a su casa.

“Cuando me hicieron el monitoreo y el tacto mi bebé se escuchaba y se movía. Estando ahí me agarraban contracciones seguidas pero la obstetra me dijo que vuelva cuando me agarren más. Yo le avisé que hacía cuatro horas que estaba con contracciones y ella me dijo que todas somos exageradas, así que me mandó a mi casa”, declaró Laura Silva en diálogo exclusivo con Diario NCO.

Con dicho panorama, Silva llamó a un remis para retirarse de la institución pero en ese momento sintió que le bajó un líquido y se dirigió a la administración para que la anoten en la guardia y poder ser atendida nuevamente. Según la joven, cuando volvió a ingresar al Hospital, las mujeres que debían atenderla, estaban charlando entre ellas y le decían que espere un poco.

“Justo llegó el remis entonces  vine para mi casa, pero cuando bajo del auto siento que me explota algo adentro y pensé que había roto bolsa, voy al baño y me empieza a salir mucha sangre así que regresé al hospital. Cuando llegué me hicieron tacto y monitoreo de nuevo pero ya no se escuchaba a mi bebé y yo tenía la panza muy dura”, relató.

Entre tanta desesperación y confusión, los médicos le informan a Laura Silva que iba a ser llevada al quirófano para realizar una cesárea urgente y le aseguraron que todo iba a salir bien y que se quede tranquila. “Cuando entré a quirófano me cortaron sin que la anestesia haga efecto y yo sentía todo. Después de un rato la anestesia hizo efecto y me dormí”, continuó.

“Tu bebé falleció y no vas a poder tener más hijos”, fue lo primero que le dijeron a la joven apenas se despertó. No entendía nada y creía que era un sueño, por lo tanto volvió a dormirse con la esperanza de despertar y encontrar a Alex al lado suyo.

“Cuando me despierto yo pedía por mi bebé y me dijeron que todo estaba bien y que me quede tranquila. Después vino una obstetra y me dijo que mi bebé falleció porque había quedado trabado en el canal de parto y al hacer fuerza me reventó el útero y se desprendió la placenta”, reveló.

Según el relato de la joven, los médicos le dijeron que tuvieron que sacarle el útero para frenar la hemorragia ya que pese a las transfusiones de sangre que le realizaron, su vida también corría riesgo. A su madre, que estaba afuera esperándola, le dieron la noticia alrededor de las 15.00, luego de tres horas sin saber nada de su hija ni su nieto.

“A mi mamá le pidieron la ropa del bebé y le dijeron que estaban haciendo todo lo posible para que salga bien la cesárea pero después le llevaron al bebé en una cuna sin vida y le contaron todo lo que pasó y cuando ella preguntó si yo corría riesgo, le dijeron que sí”, agregó Silva.

Maltrato verbal y psicológico

Además de sufrir violencia obstétrica, Silva también se considero víctima de los malos tratos que se “dan continuamente en dicho hospital”. A principios de 2018, varias familias denunciaron mala praxis, negligencia y maltrato por parte de los médicos y autoridades.

“Cuando yo estaba en quirófano, entró una enfermera y cuando me vio llorando me dijo: ¿tanto vas a llorar? Yo solo la miré y otra enfermera le contó lo que había pasado. También cuando llegué por primera vez al hospital, la obstetra que me atendió me dijo “Ya tenes un hijo y todavía no sabes cómo acostarte en la camilla?”

También, Silva fue a pedir la autopsia de su bebé y no se la dieron, al igual que la historia clínica. “Todavía no hice ninguna denuncia formal porque lo tengo que hacer cuando tenga la historia clínica, me dan vueltas y me dicen que no está, que eso tarda, que tienen que hacer un proceso”, expresó.

Pedido de justicia

“Yo quiero hacer marchas. Muchas chicas me hablaron porque les pasó situaciones similares en el Hospital de Morón, entonces creo que cuantas más seamos, más rápido va a actuar la justicia. Incluso antes de que ingrese al hospital, también hubo un caso de violencia obstétrica”, confesó.

Quizas te interese: https://diario-nco.com/gba/agentes-de-moron-asistieron-en-el-parto-de-una-vecina-3/

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

2 comentarios

  1. Gente, qué bueno que algunas hayan tenido buenas experiencias.
    Acá, simplemente no se trata de ustedes.
    Sino, de todos los malos tratos y mala atención que recibió esta mujer al momento de tener a su hijo. Y un terrible desenlace.
    No entiendo cuál es el sentido de exponer acá SUS buenas experiencias… Qué es lo que suma? Qué es lo que buscan? Cero empatía.
    Un abrazo enorme a esa familia, y muchas fuerzas. Que no bajen los brazos, que estaremos acompañando. Y ojalá algún día se haga justicia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close
A %d blogueros les gusta esto: