Número de edición 7767
Fototitulares

Con dos golazos el Mirasol le ganó a la Lepra en Isidro Casanova

Con dos golazos el Mirasol le ganó a la Lepra en Isidro Casanova

Por la vigésima octava fecha de la Primera Nacional, Almirante Brown venció 2-0 a Independiente Rivadavia de Mendoza. El choque se disputó en la noche del martes, en el estadio Fragata Presidente Sarmiento. Los autores de los tantos fueron Rodrigo Vélez y Nazareno Bazán.

El primer tiempo contó con intensidad y dinámica, pero le faltaron jugadas prometedoras. Almirante Brown fue de menos a más, hilvanó algunas situaciones, pero no logró ser punzante. Mientras que Independiente Rivadavia, arrancó mejor, presionó y arrinconó al Mirasol, aunque de a poco se desinfló y perdió juego.

En el complemento, la Fragata fue contundente y con dos golazos consiguió la victoria. El primero con un bombazo de 40 metros de Rodrigo Vélez y el segundo de Nazareno Bazán que condujo una contra letal y luego la definió. Por su parte, la Lepra no generó mucho y sólo apostó a los envíos aéreos. Finalmente, fue 2-0 para los dirigidos por Jorge Benítez, que luchan por conseguir un lugar en el reducido.

El primer tiempo tuvo dinámica, pero escasearon las acciones de peligro

Los primeros instantes se disputaron en el terreno de Almirante Brown, aunque el trámite fue trabado y demasiado cortado, sumado al empuje de Independiente Rivadavia. El inicio lo condujo la Lepra mendocina con ritmo y dinámica y le costó hacerse de la pelota al Mirasol. A los ocho minutos, respondió la Fragata. Ramiro Fernández se proyectó por la izquierda, luego encaró hacia el centro y al pisar el área sacó un potente derechazo que salió a penas alto.

En el arranque la iniciativa fue del visitante, aunque de a poco el Aurinegro emparejó el duelo. A los 17, nuevamente avisó Almirante. Florián Monzón capturó la pelota de cabeza y su frentazo se fue alto, tras de un centro desde la derecha de Patricio Núñez. Por su parte, el Azul del Parque buscó por la vía aérea, pero resolvieron mal las acciones. Posteriormente, Independiente Rivadavia concretó una buena jugada colectiva, que culminó con el remate de Pablo Palacio sobre la puerta del área, pero que encontró bien plantado a Ramiro Martínez y contuvo sin problemas.

En 25 minutos, ninguno se adueñó de la posesión y se repartieron la tenencia del balón. El choque en ese pasaje tuvo intensidad y era de ida y vuelta. Los dos elencos se pararon con un 4-4-2 y se les hizo difícil a los dos romper la última línea defensiva. En 35’, al partido le faltaron jugadas de peligro en las áreas. Almirante terminó mejor la primera mitad, ya que se adelantó en el campo, ganó las pelotas divididas, aunque las acciones que hilvanó las definió mal. De igual manera, los equipos se fueron al descanso sin romper el cero.

En el segundo tiempo llegaron los golazos de la Fragata

El complemento comenzó trabado y disputado. Aunque, el conjunto mendocino probó desde afuera del área con un disparo de Sebastián Navarro, que se fue desviado. Sin embargo, a los seis minutos, Almirante Brown abrió el marcador. Tras una mala salida del fondo de la Lepra, el Mirasol presionó y robó la pelota y en tres cuartos del campo (a 40 metros del arco) como vino y de volea Rodrigo Vélez calzó la bocha, se llenó el empeine de cueroy la clavó en el ángulo superior izquierdo para decretar el 1-0. Jorge de Olivera voló y nada puso hacer.

A los 11, respondió el elenco de Gabriel Gómez. A través de un disparo de Franco Coronel, que le salió al medio y lo tapó el Mono Martínez, quien cumplió 100 partidos en el arco del Mirasol. En 15’, la mitad de cancha estuvo partida y el duelo era ida y vuelta, aunque los ataques carecieron de ingenio y puntería. Seis minutos después, Independiente reclamó por un posible penal, debido a un grosero agarrón dentro del área de Christian Moreno sobre Matías Quiroga, aunque también se percibió un tirón del delantero contra defensor.

A lo largo del encuentro, la Lepra desperdició las pelotas paradas que tuvo en su poder. En 30’, el choque cayó en un bache y no hubo acciones prometedoras. A los 40 y después de una contra letal, la Fragata consiguió el segundo gol. Nazareno Bazán robó la pelota en su campo y recorrió con ella más de 50 metros, al llegar al área se juntó con Matías Piteo (ingresó en el ST), el volante se la devolvió y Bazán llegó primero al mano a mano con De Olivera y tocó con la bocha con punta de pie y esta ingresó por encima del arquero, para poner el 2-0 y marcar su primer tanto en lo personal y debutar en las redes.

Sobre el cierre del partido, Independiente Rivadavia llenó de centros el área del local, que supo rechazar todo lo que le tiraron. La última de la noche la tuvo Milton Céliz, que en la puerta del área remató y su tiro con rosca salió elevado. Finalmente, fue 2-0 para el Aurinegro que lucha por meterse en el reducido. Con esta victoria, concretó cinco sin perder en Isidro Casanova (tres empates y dos triunfos), cosechó 33 puntos y se ubicó en el puesto 22º, a cinco unidades del último clasificado que por el momento es Brown de Adrogué (13º) con 38.

Próxima jornada

Por la vigésima novena fecha de la Primera Nacional, Almirante Brown visitará a Ferro, el lunes 15 de agosto, a las 21.10. Mientras que Independiente Rivadavia de Mendoza, será local ante Gimnasia de Jujuy, el mismo día pero a las 16.

Imágenes de @Club_AlteBrown

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba