N° de Edición 6804
Fototitulares

¿Cómo se relacionan las complicaciones cardíacas con la diabetes?

¿Cómo se relacionan las complicaciones cardíacas con la diabetes?.

La doctora Virginia Rama explicó que otra de las patologías que puede generar la prolongación de esta enfermedad crónica, tan recurrente, tiene que ver con las afecciones macrovasculares.

Como cada viernes, la especialista en diabetes se explayó sobre otra complicación frecuente que se da en estos pacientes y que se trata de trastornosque pueden resultar fatales.

Tal como señaló en “Haciendo Radio” (una producción de Diario NCO que se emite los lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por la AM850), la principal preocupación médica se centra, precisamente, en evitar estas “grandes complicaciones que ponen en riesgo la vida del paciente”.

“Cuando me senté a pensar en cómo podíamos encarar este capítulo, se me vino a la cabeza pensar que el control de la glucosa, la presión, el peso y del colesterol es como la punta de un iceberg y quenuestro fin como médico, el ideario, es sobre todo evitar las complicaciones cardiovasculares”, comentó.

La realidad es que, aquellos que sufren de diabetes, no deben subestimar esta enfermedad ya que es “silenciosa” hasta que los síntomas comienzan a manifestarse en las distintas complicaciones que ésta atrae en un largo plazo y que Rama especificó en anteriores emisiones.

Es importante tener en cuenta que no solo se trata de la prolongación de esta patología, sino que, muchas veces, influye el poco control que uno lleva sobre la misma.

¿De qué se trata esta complicación macrovascular?

Anteriormente, Rama refirió a aquellas afecciones de tipo microvasculares (como la retinopatía, nefropatía y neurología diabética, por ejemplo) en donde se relacionan con daños al nivel de los pequeños vasos sanguíneos del cuerpo.

Sin embargo, cuando se refiere a lo cardiovascular, en este caso, se habla de vasos más grandes y por eso son del tipo macro. Son complicaciones peligrosas que ponen en riesgo la vida propia.

Puede provocar infarto del miocardio, accidente cerebro vascular (ACV) o enfermedad vascular periférica, aunque el en el primer caso no siempre significa la muerte.

¿Por qué se producen?

“Complicaciones o patologías como son la diabetes y la hipertensión, el colesterol y la obesidad que, cada una a su manera e interconectadas entre ellas, provocan estas complicaciones”, indicó Rama.

Y continuó: “El principio está en la aterosclerosis, que es la formación de la placa de ateroma o colesterol en los vasos sanguíneos y que al acumularse hace que los vasos se estrechen, principalmente las arterias, lo que provoca que el flujo disminuya tanto al organismo general como al corazón”.

Pero, la aterosclerosis, aclaró la doctora, se da mayormente por un mal control glucémico, por la presión arterial elevada que provoca o por el aumento del colesterol.

Diabéticos propensos

Citando las palabras de Rama, las afecciones de tipo cardiovasculares se dan en estos tipos de pacientes porque “la hiperglucemia, que es uno de los factores más importantes, lo que provoca es que se alía con los lípidos y provoca la lipotoxicidad, es decir que los ácidos grasos del organismo aumentan y esto hace que colaboren en conjunto”.

Como bien desarrolló la entrevistada: “Las personas tenemos diferentes sistemas de energía y uno de ellos es el de la glucemia, es decir, la glucosa ingresa a la célula para producir energía a través de los hidratos de carbono y cuando ese primer sistema se termina, esa pequeña reserva energética, se pasa al colesterol y, entonces, el cuerpo empieza a consumir ácidos grasos y colesterol, que también se transforma en energía”.

En los pacientes diabéticos, que no pueden utilizar la glucemia y que, en consecuencia, se almacena (por eso la hiperglucemia), “este sistema de consumir colesterol no se activa y se acumula también. Esto hace que todas estas células de ácidos grasos circulantes aumenten en cantidad y son más propensas a pegarse a las placas de los vasos”, concluyó Rama.

La prevención como pilar

“Esta es la parte más difícil, que es la que queda de parte de cada uno, la que queda en la casa”, reconoció Rama y se refirió a las tradiciones relacionadas con los alimentos.

“Por ejemplo, con el cigarrillo que dicen que lo dejen que, si bien es difícil, uno no lo compra, igual que con otras adicciones. Pero con la obesidad, uno que tiene que alimentarse para el motor diario, se hace muy difícil y sobre todo en la sociedad en que vivimos donde la comida es bastante cultural y cuando vivimos en familia en el que hay otros integrantes que no padecen de lo mismo”, reconoció.

Una vez más, resulta de verdadera importancia enfatizar sobre el cuidado propio, no solo desde lo clínico o farmacológico sino desde la voluntad y esfuerzo que debe tener cada paciente para cumplir con los controles y así poder llevar una mejor calidad de vida.

Fuente de imagen: OMENT

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close