N° de Edición 7324
Fototitulares

Campaña para lograr la reducción del consumo de tabaco

TESTESTE

La Defensoría del Pueblo bonaerense participó de una jornada en la que presentó una guía práctica sobre los riesgos que conlleva fumar y los beneficios de dejar de hacerlo.

BELÉN MOGNO

 

 

Sin dudas que uno de los consumos que genera mayor adicción entre las personas a lo largo de todo el mundo y que representa mayor riesgo para la salud, es el tabaco.

El consumo de tabaco no solo es dañino para el sistema respiratorio, peligro que se intensifica ante la posibilidad de contraer el actual coronavirus, sino que el riesgo que puede generar es integral: afecta al sistema circulatorio, digestivo, entre otras consecuencias.

En ese sentido y de acuerdo a la información a la que pudo acceder Diario NCO, la  Defensoría del Pueblo bonaerense sumó acciones para que millones de personas dejen el tabaco.

Impulso para reducir el consumo

Cabe mencionar que la Defensoría del Pueblo junto a su titular, Walter Martello, participaron de la jornada que se realizó esta semana respecto del Día Mundial Sin Tabaco 2021 que fue organizada por el Ministerio de Salud bonaerense.

Asimismo y ligado al evento mencionado, desde el organismo informaron que «se contó con la participación de la representación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en nuestro país».

En relación a la participación de la Defensoría del Pueblo, el documento consultado explicó: «Apoyó la presentación del proyecto de reforma de la Ley Antitabaco provincial».

Además, el material difundido agregó que «la Defensoría expuso sobre los distintos relevamientos y campañas realizadas desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, para prevenir y mitigar los efectos del tabaquismo durante la pandemia Covid-19».

«También se  presentó la guía “Dejar de fumar en ganar” que va en sintonía con el objetivo a nivel mundial, trazado por la OMS/OPS, que apunta a que 100 millones de personas dejen el tabaco en 2021». detalló el escrito presentado.

Proyecto para disminuir el consumo de tabaco

Por otra parte y en lo que refiere a la reforma de la Ley Antitabaco provincial anunciado en el cierre de la jornada se explicó que «entre otros puntos, el proyecto que se presentará en la Legislatura bonaerense apunta a eliminar excepciones que existen en el marco normativo actual, modificado por última vez en 2012».

En ese sentido, desde la entidad señalaron: «Dichas excepciones son respecto a la prohibición de fumar en espacios cerrados, establece mayores regulaciones en la publicidad y busca facilitar el acceso a los tratamientos de cesación tabáquica».

En sintonía con lo planteado acerca de la reforma de la ley, el defensor del Pueblo Adjunto, Walter Martello sostuvo, en el comunicado difundido que «es una excelente noticia: la Provincia necesita una nueva Ley y es algo que venimos planteando desde hace años”.

 Precisiones estadísticas

 De acuerdo a los datos publicados por la Defensoría bonaerense: «En la provincia de Buenos Aires, 2 de cada 10 bonaerenses fuma y la mitad tiene intenciones de dejar de fumar».

«Los sectores sociales más golpeados por el tabaquismo son los que se encuentran más postergados socioeconómicamente, tienen menor nivel educativo y no tienen obra social», informó y precisó la entidad.

Asimismo, la organización alertó que «un dato alarmante informado desde el Programa Provincial de Control del Tabaco, en base a las estadísticas oficiales, es que 1 de cada 10 fumadores jóvenes (8,3 por ciento) empezó a consumir antes de los 10 años de edad».

Riesgos en el marco de la pandemia

“Uno de los principales factores de riesgo, que influye en la letalidad del Covid-19, es ser o haber sido fumador», informó y remarcó Martello en el comunicado consultado por Diario NCO.

A su vez, el funcionario expuso en el informe, que «un dato a tener en cuenta es que, según los relevamientos que realizamos, cerca del 40 por ciento  de las personas que eran fumadores antes de la pandemia incrementaron dicho consumo durante la cuarentena del año pasado y algo similar está ocurriendo en estos días».

«Por esta razón necesitamos políticas públicas que apunten a convertir esta crisis que nos toca vivir en una oportunidad para promover la cesación tabáquica”,manifestó el defensor del Pueblo en el informe.

Propuesta para reducir el consumo de tabaco

 La guía presentada por la Defensoría del Pueblo contiene información sobre los beneficios inmediatos y a largo plazo que conlleva abandonar el cigarrillo; los riesgos extra de los fumadores ante el Covid y herramientas para acceder a asesoramientos y/o tratamientos gratuitos para quienes necesiten o requieran dejar el hábito

En relación a los beneficios inmediatos y a largo plazo, la guía precisó: «A los 20 minutos, disminuye el ritmo cardíaco y baja la tensión arterial; dentro de las 12 horas siguientes, el nivel de monóxido de carbono en sangre disminuye hasta valores normales».

«Después de 2-12 semanas, mejora la circulación sanguínea y aumenta la función

pulmonar; en 1-9 meses, disminuye la tos y la dificultad para respirar; en un año, el riesgo de cardiopatía coronaria es un 50 por ciento inferior y en 15 años, el riesgo de cardiopatía coronaria es igual al de un no fumador», agregó el estudio.

En sintonía, el material práctico informó que «en 5 años, el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular es igual al de un no fumador; en 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye hasta el 50 por ciento si se compara con un fumador, y disminuye también el riesgo de cáncer de boca, de garganta, de esófago, etc».

Beneficios en comparación a quienes siguen fumando

En sintonía con lo expuesto anteriormente, la guía explicó: «Hacia los 30 años de edad: se ganan casi 10 años de esperanza de vida; hacia los 40 años se ganan nueve años de esperanza de vida».

En línea con este planteamiento, el material consultado por este medio indicó que «hacia los 50 años se ganan seis años de esperanza de vida y hacia los 60 años se ganan tres años de esperanza de vida».

«Después de haberse diagnosticado una enfermedad potencialmente mortal: el beneficio rápido es que las personas que dejan de fumar después de haber sufrido un ataque cardíaco tienen un 50 por ciento menos de posibilidades de sufrir otro ataque cardíaco», informó y remarcó el documento.

Tabaquismo, coronavirus y otras enfermedades

En lo que respecta a los riesgos para la salud y el tema de la pandemia, la guía detalló: «Fumar cigarrillos te hace más vulnerable a enfermedades respiratorias y

las personas fumadoras con problemas respiratorios pueden tener un mayor riesgo de complicaciones graves por Covid-19».

«Fumar cigarrillos también puede debilitar el sistema de defensa de tu organismo, lo que lo que te hace menos capaz de combatir enfermedades», agregó y subrayó el informe presentado por la Defensoría del Pueblo.

Asimismo, dicho documento hizo hincapié en que «dejar de fumar disminuye el riesgo adicional de muchas enfermedades relacionadas con el tabaquismo pasivo en niñas, niños y adolescentes (NNyA), tales como las enfermedades respiratorias (por ejemplo, el asma) y otitis».

«Dejar de fumar disminuye la probabilidad de sufrir impotencia, de tener dificultades para quedar embarazada, tener partos prematuros, hijos con insuficiencia ponderal al nacer o abortos», añadió y enfatizó el escrito.

Cigarrillos electrónicos: ¿opción para dejar de fumar?

Por otra parte, la guía práctica de la Defensoría bonaerense advirtió que «los datos científicos que existen hasta el momento, demuestran que los cigarrillos electrónicos no sirven para dejar de fumar».

«Quienes los usan con ese fin, en la mayoría de los casos, terminan dependiendo de los cigarrillos electrónicos y mantienen el consumo de cigarrillos tradicionales», indicaron desde la institución.

En línea con lo planteado anteriormente, el material informativo agregó y subrayó que «los cigarrillos electrónicos pueden exponer a los pulmones a productos químicos y tóxicos».

Recursos y tratamientos para dejar de fumar

En lo que refiere a las herramientas a las que pueden acceder quienes tengan el interés y/o deseo de dejar de fumar, la Defensoría informó: «La provincia de Buenos Aires cuenta con una red de centros de cesación tabáquica distribuidos en las distintas regiones sanitarias, donde se brinda asesoramiento y atención gratuita».

Asimismo, la institución señaló que «se puede llamar al 0800-999-3040 (opción 1) que es la línea gratuita del Programa Nacional de Control del Tabaco del Ministerio de Salud de la Nación».

» ‘Florencia’ es una trabajadora de la salud digital creada por la Organización Mundial de la Salud para ayudar a dejar de fumar. Tras una breve conversación por video o mensajes de texto, te puede ayudar a ganar confianza y fijar un plan para dejar de fumar (el sitio web es https://who-es.digitalhero.cloud/)».

Por último, la guía mencionó: » Quitómetro, Quitnow, Smoke Free, Flamy, Dejar de Fumar, Kwit y Stop Tabaco son algunas de las aplicaciones disponibles en Play Store y App Store y son herramientas que pueden ayudar en el proceso de cesación tabáquica, pero no reemplazan a los especialistas ni tratamientos médicos».

Fuentes fotografías: s.libertaddigital.com y muyinteresante.es

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba