N° de Edición 7446
Fototitulares

Buscan producir leche materna en polvo y así prolongar su vida útil

TESTESTE
Buscan producir leche materna en polvo y así prolongar su vida útil

El proyecto, sin precedentes a nivel nacional, es encabezado por investigadoras e investigadores del CONICET y la Universidad del Chaco Austral.

BELÉN MOGNO

A lo largo de los primeros años de vida, una de las fuentes de alimento fundamentales para el desarrollo, la protección y la seguridad, tanto de los y las bebés como de niñas y niños lactantes, es la leche materna.

En este contexto, instituciones tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef, entre otras, destacan los múltiples beneficios y ventajas que supone la lactancia materna para la salud y el organismo en los y las bebes, como así también para la primera infancia.

En ese sentido y de acuerdo a la información a la que tuvo la oportunidad de acceder Diario NCO, un grupo de científicos y científicas de la Argentina apunta a producir leche materna en polvo para extender su utilidad.

Ciencia y salud

En relación a la investigación, el informe difundido por el CONICET explicó: «Un proyecto de investigadoras e investigadores del CONICET y de la Universidad del Chaco Austral (UNCAUS) busca obtener leche materna en polvo a través de procesos tecnológicos que serán aplicados por primera vez en Argentina».

«Investigadoras e investigadores procesarán material de lactarios de hospitales públicos con una innovadora tecnología», agregó y destacó el comunicado publicado por el organismo científico.

Asimismo y ligado al objetivo que persiguen las y los profesionales involucradas/os em la investigación, el documento señaló que «apuntan a mejorar el almacenamiento y facilitar la administración para recién nacidos».

A su vez y vinculado a la finalidad del proyecto, desde el CONICET enfatizaron: «Esta propuesta, que fue seleccionada en la convocatoria Ciencia y Tecnología contra el Hambre, permitirá aumentar la vida útil de este valioso recurso hasta por un año, facilitando su almacenamiento y administración».

Precisiones de la iniciativa

Por otra parte, en cuanto al desarrollo del proyecto, las instituciones que participan expresaron que «el grupo espera obtener hasta 20 mil dosis individuales de leche materna por mes, que serán destinadas a niños que no pueden acceder a ella por distintos motivos».

«Sea por patologías del aparato digestivo, por contraindicación de lactancia por enfermedad de la madre, así como también para todo aquel paciente pediátrico que cuente con indicación médica o nutricional», enumeró el documento consultado.

Además, en relación a los recursos y el tiempo establecidos para el desarrollo del proyecto, se informó y precisó: «El proyecto recibirá un financiamiento de 17 millones de pesos y se ejecutará en un plazo de 12 meses».

Importancia del proyecto

Por otro lado, una de las responsables de la propuesta es la investigadora asistente del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Procesos Tecnológicos Avanzados (INIPTA, CONICET – UNCAUS), Mara Romero, quien en el comunicado difundido, resaltó la importancia del proyecto.

“Vamos a trabajar con material proveniente de lactarios de hospitales públicos que existen en la provincia del Chaco y, mediante la aplicación de procesos de deshidratación por métodos de liofilización o aspersión, vamos a poder obtener leche materna deshidratada, es decir, en polvo», destacó Romero.

Asimismo, la investigadora del CONICET sostuvo, en relación a la obtención de leche materna en polvo, que «va a permitir incrementar la vida útil y facilitar su logística de distribución».

En sintonía, el informe difundido subrayó que la propuesta impulsada: «Es una oportunidad para potenciar los proyectos de extensión e investigación que empezaron a desarrollarse en los últimos años en la UNCAUS para promover la lactancia materna».

Detalles científicos

La investigación dado a conocer por el CONICET y la UNCAUS detalló: «Actualmente, en la provincia del Chaco existe una red de maternidades con lactarios en los que se obtiene la leche materna a través de donación».

«Todo el material proveniente de distintas ciudades es derivado al Hospital “Julio C. Perrando”, de la ciudad de Resistencia, para ser sometido a los procesos de control y pasteurización necesarios para su conservación y almacenamiento», puntualizaron las instituciones.

En línea con lo expuesto, el documento consultado aclaró que «sin embargo, se presentan diversas dificultades por la logística y conservación, ya que la vida útil de la leche materna cruda es de apenas 12 horas en refrigerador, a una temperatura de cinco grados y debe viajar cientos de kilómetros».

«Una vez pasteurizada, la leche materna cruda puede ser congelada a una temperatura igual o menor a 10 grados bajo cero, por un periodo máximo de seis meses», precisó el informe.

En sintonía con lo planteado anteriormento respecto al objetivo del proyecto, el estudio explicó que «el proceso de deshidratado que buscan lograr los investigadores podrá prolongar la vida útil de la leche materna hasta por un año, conservando todas sus propiedades nutricionales».

Beneficios de la propuesta

Como continuación de lo explicado anteriormente con respecto a los avances a los que dará lugar el proyecto, Romero señaló: «Va a permitir no sólo prolongar la duración de la leche materna, sino facilitar su conservación, que podrá realizarse a temperatura ambiente»

«Podrá ser distribuida en lugares más lejanos o de difícil acceso de nuestra provincia, como por ejemplo los centros de salud de El Impenetrable, porque no será necesario cuidar la cadena de frío para el traslado”, ejemplificó la investigadora responsable de la iniciativa.

A su vez, la especialista también resaltó e hizo hincapié en que se trata de un proyecto «sin precedentes a nivel nacional, ya que esta metodología está extendida en otros países, principalmente de Europa, pero aún no se aplica en Argentina».

Desarrollo de la investigación

Por otra parte y en lo que respecta a la manera como se llevará a cabo la iniciativa, el informe difundido explicó: «Para realizar este proceso, los investigadores comenzarán a trabajar con leche pasteurizada y la clasificarán en tres categorías (leche madura, leche de transición y calostro)».

«Una vez deshidratada, se envasará en frascos estériles en presentación de 3 gramos, similares a los viales en los que se almacenan vacunas, y será luego reconstituida con agua estéril para su administración», agregó y puntualizó el documento.

Asimismo, el estudio dado a conocer por el CONICET y la Universidad del Chaco Austral, reveló e hizo hincapié en que «también está previsto el almacenamiento en presentaciones de 250 y 500 gramos».

Proyecto comunitario

A su vez y en sintonía con lo expuesto anteriormente, la investigación consultada también arrojó datos centrados en los análisis preliminares respecto del alcance de la iniciativa.

Asimismo, el informe planteó: «Las estimaciones realizadas por el equipo indican que con los 25 litros de leche materna que procesa por mes el Hospital Perrando se podrían obtener hasta 20 mil dosis o envases individuales de leche materna en polvo, lo que sería suficiente para alimentar a más de 100 niños por mes».

Por último, desde el CONICET y la UNCAUS sostuvieron y enfatizaron que «cabe señalar que este tipo de producto será destinado prioritariamente a pacientes con mayor grado de prematurez».

En ese sentido y para finalizar, las instituciones responsables afirmaron y subrayaron: «Las dosis de leche materna en polvo no serán desarrolladas con fines de comercialización, sino únicamente para su uso a través del sistema público y basado en la donación».

Fuente fotografía: espanol.womenshealth.gov, bio-ingenieria.com y uncaus.edu.ar

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba