N° de Edición 6939
Fototitulares

Basta de hipocresía, corrupción y cinismo,  en la cuenca Matanza – Riachuelo

Basta de hipocresía, corrupción y cinismo,  en la cuenca Matanza – Riachuelo.

Por Alfredo Alberti
Presidente  Asociación de Vecinos La Boca
Miembro del Cuerpo Colegiado en la causa Matanza Riachuelo

Es una GRAN IRESPONSABILIDAD proponer HOY,  deportes sobre el Riachuelo,  encubriendo subrepticiamente además,  una futura e inmediata navegación comercial sobre el mismo removiendo una  profunda aglomeración de fango putrefacto, super contaminado con metales pesados, el Estado debe tutelar un bien superior como es la salud de la población y esta liviandad agravaría notoriamente el riesgo de la situación actual de abandono en que se encuentra el ciudadano de la cuenca M-R.

El Riachuelo no tiene agua, es una masa líquida super contaminada que carece de oxígeno, compuesta principalmente por volcados cloacales e industriales muy venenosos para la salud. No se debe inducir ninguna actividad deportiva con un entorno tan perjudicial, pues hasta el aire está contaminado existiendo momentos de fuertes miasmas pestilentes.

Ante el fracaso estatal de más de 11 años del fallo de la CSJN, por  no haber saneado esta cuenca, el Estado no se puede permitir agravar aún más su ineptitud, promoviendo actividades que fueron prohibidas justamente por lo muy insalubres de las mismas.

Promover esta iniciativa es privilegiar negociados económicos como siempre se hizo máxime en la cuenca baja del Riachuelo, en desmedro de lo que muy hipócritamente sus promotores públicamente y con total liviandad manifiestan

Paremos de contaminar… y con una cuenca saneada entonces sería el momento de empezar a estudiar los modos de SANO disfrute en el lugar.

Los que quieren seguir lucrando con la navegabilidad del Riachuelo, NADA LES IMPORTA LA SALUD DE LA GENTE, solo les interesa prorrogar lo mas posible sus negociados ejercidos durante más de 50 años, en desmedro de valores que muy hipócritamente aducen defender, insensibilidad que también ostenta el mismo grupo empresario con la descarada obstrucción que en tierra firme practican sobre la Av. Pedro de Mendoza en el cruce con la calle Aristóbulo del Valle, en plena ciudad de Buenos Aires y a metros del lujoso y hermoso Paseo del Bajo …

Para Puerto Madero todo el cuidado y esmero … mientras que en el barrio La Boca, esta empresa no respeta la magnitud de la Constitución Nacional, ni respeta el  protocolo anti piquete de la ex ministro Patricia Bullrich …, es más … se dan el lujo de construir un piquete de cemento buscando  la  eternidad de sus privilegios. Grupo empresario acostumbrado a imponer sus condiciones, acostumbrado a usufructuar y  hacer su voluntad sobre este infecto-degradado Riachuelo y en el barrio  La Boca.

Esta actitud los delata integralmente, legal, moral y éticamente, a ellos como abusadores, y a quienes como funcionarios jamás se dignan terminar con tan aviesos privilegios. La dimensión del cinismo compite con la descarada fuerza de la manifiesta corrupción imperante.

Algunos de sus “lobbistas” propugnan chicos haciendo navegación a vela, remo, canotaje, aduciendo ancestros culturales y que al vecino del lugar no se le debe prohibir el uso de su río, olvidando que el Estado, por sobre todo,  debe tutelar el bien superior que es la salud pública. No se debe inducir al vecino de la cuenca Matanza Riachuelo que vive en aguda situación de riesgo a que asuma riesgos aún mayores empujándolo al curso de este patético Riachuelo… sino todo lo contrario.

La cuenca Matanza Riachuelo necesita un Estado presente, eficiente, exigente y no un Estado ausente y permisivo como lo es hoy con las industrias y ahora pretende serlo directamente con las personas a costa de su salud y/o vida,  incentivando, promoviendo deportes “acuáticos” sobre la masa líquida de este Riachuelo que no es agua, es una masa líquida corrupta a la que se llegó fruto de una conducta corrupta de los dirigentes políticos que lo posibilitaron, más otros de igual condición que lo usufructuaron, acumulando su lecho hasta más de 7 metros de profundo fango podrido y metales pesados.

Es vergonzoso escuchar que porque a alguna gente le “interesa“ esta temeridad, entonces el Estado debería  ceder y permitirlo. Muchos son los que también querían beber alcohol / cerveza al concurrir a un estadio de fútbol, pero gracias a su prohibición bajaron los incidentes policiales. Muchos son lo que querían fumar en espacios públicos cerrados como confiterías, restaurantes, escuelas, salones en general, etc. pero gracias a su prohibición se estima que la enfermedad coronaria bajo un 15 % promedio. Entonces basta de demagogia,  hipocresía y cinismo. La cuenca M-R necesita también honrosas y preventivas prohibiciones, para el logro de los necesarios e impostergables objetivos de salud.

A más de 11 años del fallo de la CSJN no es admisible que ACUMAR solo actúe a instancias de demandas sociales o de la justicia, el Riachuelo saldará su histórica y vergonzosa deuda socio ambiental el día que ACUMAR  proceda decididamente con políticas propias, encarnando un Estado presente, responsable, inteligente y eficiente, al servicio de la gente, y no de espurios intereses.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close