N° de Edición 7097
Fototitulares

Autismo y cuarentena: ¿cómo repercute el aislamiento social y obligatorio en los niños y niñas con TEA?

Autismo y cuarentena: ¿cómo repercute el aislamiento social y obligatorio en los niños y niñas con TEA?.

El confinamiento obligó a los chicos y chicas con alguna condición del espectro autista y a sus familias a implementar estrategias y mecanismos para mantener las rutinas y sobrellevar el contexto actual

En la Argentina, el coronavirus obligó a que el Gobierno decretara el estado de emergencia sanitaria y que se estableciera el aislamiento socia y obligatorio con el propósito de frenar la propagación del virus.

En este contexto en el que la sociedad argentina ya lleva casi cuatro meses de cuarentena, se presentan categorías más expuestas a los cambios de rutina que derivan del aislamiento como son los casos de los niños y las niñas con trastorno del espectro autista (TEA).

En este sentido, Diario NCO dialogó con Jazmín Ocampo y Laura Santiago, ambas madres de niños con autismo y con el neurólogo infantil, Héctor Waisburg para conocer cómo afecta la situación del coronavirus y la cuarentena a los niños y niñas con TEA y qué medidas se pueden adoptar para acompañarlos en este contexto.

Testimonios en primera persona

En relación a su caso particular y en cómo la pandemia y la cuarentena repercutieron en su hijo, la entrevistada Jazmín Ocampo comentó: «Facundo tiene 14 años y tiene TGD. En nuestro caso lo primero fue el cambio de rutina que al principio, le costó un poco entender».

«Por suerte como Facu tiene 14 y es grande y su cuadro está bastante más leve por los años de tratamiento y porque ha superado un montón de dificultades fue bueno explicarle, que escuche los anuncios del presidente  para entender lo que estaba pasando y porqué teníamos que cuidarnos y quedarnos en casa», expresó Ocampo.

Por otro lado, la entrevistada Laura Santiago brindó detalles sobre la condición de su hijo de seis años y explicó: «Nico tuvo dos diagnósticos; el primero fue a eso de los tres años y en ese momento era no verbal y tenía un 80, 90 por ciento de características TEA»

Además, Santiago agregó que «después de dos años de tratamiento, el año pasado fue re-diagnosticado y hubo varios temas en los que avanzó enormemente y al TEA se le sumó hiperactividad, trastorno de ansiedad y déficit de atención, que sería un TDAH. Tiene un alto rendimiento y coeficiente intelectual».

«Con respecto a la cuarentena, está mejor de lo que yo esperaba, pero el trastorno de ansiedad y la hiperactividad está muy marcado y el no poder salir y, por ejemplo, no poder ir a ver a sus abuelas es lo que más le está afectando, si bien se ven por videollamada no es lo mismo» remarcó la mujer.

Adaptación a una nueva realidad

En relación a la manera en que abordó el tema del aislamiento con su hijo, Jazmín Ocampo señaló: «el cambio de rutina y el pasar todo el tiempo en casa fue lo primero que hubo que ayudarlo a comprender».

«Lo ayudamos con una agenda, un calendario donde vamos marcando los días y anotando las extensiones de la cuarentena y está bastante pendiente de los anuncios, esperando a ver qué pasa. Lo vamos ayudando a sostener la rutina y sus espacios de encuentro», detalló la mujer.

Por otra parte, en lo que tiene que ver con reorganización de las terapias que realiza el joven y su rutina diaria Ocampo explicó que «las terapeutas encontraron la manera de continuar por videollamada y eso hizo que también él pueda tener continuidad»

«Él disfruta mucho de las videollamadas con sus terapeutas y con su grupo de habilidades sociales, que hacen actividades los sábados y ahora pasaron a tener videollamadas dos veces por semana», aseveró la entrevistada en relación a su hijo adolescente.

En el caso de Laura Santiago, ella también dio detalles de cómo reorganizaron las terapias y la rutina de su hijo Nicolás y manifestó: «Él necesita de apoyo físico en sus terapias, que ahora lo estoy haciendo yo y si bien ama la tecnología es raro que disfrute más de media hora al frente al teléfono en una terapia, no es lo mismo»

«El sigue teniendo sus terapias y aparte, ellos son estructurados con su cotidianidad entonces le costó entender que no vamos a salir a la calle», sostuvo Santiago en cuanto la manera en que abordaron la cuestión del aislamiento con su hijo.

Efectos de la cuarentena

«Nico tuvo mesetas en algunos avances que venía teniendo, aunque son cosas que volveremos a trabajar cuando esto termine, pero también trajo avances como de probar helado, que para él fue algo extraordinario que por ahí no lo habría logrado si no hubiéramos estado las 24 horas juntos» comentó la madre del niño.

Asimismo y en cuanto a las consecuencias derivadas del contexto de pandemia/cuarentena para su hijo, Laura Santiago ejemplificó: «aunque no lo está necesitando tanto, Nico hace natación conmigo como acompañante y se nota que no estamos pudiendo hacerlo»

En este sentido la entrevistada agregó y afirmó que «la cuarentena, en algunas cosas, exacerbó lo bueno porque está más tiempo con nosotros y en otras se está complicando, sobre todo en algunas horas del día en las cuales él necesita auto-regularse y por ahí lo hace saltando o corriendo».

Por otra parte, en el caso de su hijo Facundo, Ocampo también habló sobre los efectos de la cuarentena en el joven y cómo él sobrelleva el aislamiento y comentó: «Por como es Facu, por su personalidad y su cuadro le gusta mucho estar en casa y puede estar encerrado horas en su cuarto, jugando a la play, mirando vídeos».

Realidad post-pandemia

Por último, con respecto a los desafíos que estima que tendrán que embarcar junto a su hijo una vez finalizada la cuarentena Jazmín Ocampo consideró: «Lo difícil va a ser volver a socializar y a vincular en el afuera, lo que vamos a tener que volver a fortalecer cuando pase esto».

Sin embargo, la mamá entrevistada también rescató como aspecto positivo el hecho de que «por suerte Facu es un chico que disfruta ir a lugares con ruido, al cine, a comer a un patio de comidas, pero ahora también está como muy metido para dentro y va a ser un desafío volver a llevarlo hacia la vida social».

Por su parte, Laura Santiago se refirió a Los desafíos que considera que tendrán que llevar adelante con su hijo Nicolás y sostuvo: «creo que en el caso de Nico, o al menos es mi miedo, se está acostumbrando un poco, pero no sé cómo va a ser el volver».

«Así como necesita seguir con su estructura, sus rutinas y no modificarlo, ahora está teniendo que flexibilizar y le cuesta un montón, pero lo está logrando aunque mi peor miedo es cuando volvamos que no se va a poder tener mucho contacto físico y Nico tiene muy corrido el rango, es pegote y le cuesta lo que es el espacio físico», finalizó la entrevistada.

Análisis desde la ciencia

Por otra parte, Diario NCO también dialogó con el neurólogo infantil, el doctor Héctor Waisburg para tomar tomar conocimiento respecto de la manera en que la cuarentena impuesta por la propagación del coronavirus puede afectar a los niños y niñas con autismo y cuáles son las recomendaciones para las familias.

En relación a la forma en que el el aislamiento puede impactar en un niño o niña con autismo Waisburg explicó: «El niño portador de un TEA significa dificultades en la comunicación verbal y no verbal y la asociación de intereses acotados, con conductas obsesivas, perseverantes y estereotipadas».

Asimismo, el doctor planteó que «ahora la respuesta de un niño, niña o adolescente con TEA, al ser muy variable en su patrón conductual, su respuesta al aislamiento social también puede tener distintas respuestas».

Consecuencias del aislamiento

Por otro lado, en relación a los efectos que se pueden presentar en los casos de niños y niñas con autismo a partir de los cambios que supone la cuarentena el profesional, en coincidencia con los testimonios de las entrevistadas comentó:

«Estos pacientes son inflexibles ante los cambios de rutina».

«Esta situación les genera ansiedad, angustia y exacerbación de sus conductas impulsivas y disruptivas, pero también es importante mencionar que aquellos pacientes con TEA con buenos recursos cognitivos, viven este aislamiento como una situación positiva», agregó y manifestó el profesional.

En este sentido y vinculado a los casos en que la cuarentena no repercute de manera negativa el entrevistado explicó y aclaró que «al considerar a su hogar como zona de confort y seguridad, lo transforman en su bunker y disfrutan; se concentran en sus intereses y fascinaciones».

Recomendaciones para las familias y los recursos para sobrellevar la cuarentena

En relación a las herramientas que pueden implementar las familias para ayudar a los niños y niñas con autismo a sobrellevar la cuarentena el doctor sostuvo que «los progenitores o cuidadores deben generar una rutina volcada en una agenda del día y con las actividades secuenciadas».

En cuanto a la rutina el médico detalló: «Que sea desde que el hijo/a se despierta y con una hora de actividad lúdica compartida, tiempo de conectarse virtualmente con la escuela, de pantalla con fines lúdicos y tiempo en los intereses que les fascinan, pues ellos lo necesitan y les calma mucho su ansiedad e irritabilidad reactiva».

Acompañamiento de las familias y de los profesionales

Por otro lado, en relación a la forma en que, desde el núcleo familiar, se puede ayudar a los niños y niñas con autismo a superar una crisis que se pueda presentar en este contexto el neurólogo apuntó que «ellos requieren contención corporal».

«Poder, ante una crisis conflictiva, tratar de desviar la atención con otro estímulo que lo desvíe de la situación angustiante, muchas veces es exitosa, pero requiere un alto nivel de dedicación y atención personalizada», aseveró el profesional.

En este sentido, el médico agregó y destacó: «Es pues importante, por la salud mental de los padres, tener periodos de reemplazo, ya sea por un acompañante terapéutico o un cuidador o familiar significativo para el paciente y así intercalar la intervención paterna con otros efectores».

Por último, el especialista se refirió a la importancia mantener la comunicación con los profesionales que asisten al niño o niña y aseguró que «este detalle es esencial y es importante el trabajo terapéutico y el intercambio de información con los padres para la mejor comprensión del manejo de sus hijos en los ámbitos de convivencia familiar».

Fuentes fotografías: ucalp.edu.ar.

 Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar