Número de edición 7648
Fototitulares

Asesinó a su pareja de 11 puñaladas en Casanova y hoy se fue libre a su casa

Asesinó a su pareja de 11 puñaladas en Casanova y hoy se fue libre a su casa

Así lo decidió el Tribunal en lo Criminal Nº 1 de La Matanza. El brutal femicidio ocurrió en septiembre del año pasado. La víctima, María Dolores Juncos, tenía 35 años.

 

Un fallo conocido este miércoles puede ser fácilmente caratulado de extremadamente injusto luego de que un femicida de 78 años de edad haya sido liberado y se encuentre en un marco de “contención familiar” en su vivienda.

Se trata de Ramón Hermes Acuña, quien el martes 14 de septiembre de 2021 asesinó de 11 puñaladas a su pareja María Dolores Junco, de 35, en una vivienda ubicada en la calle Fournier al 1000, de la localidad de Isidro Casanova, partido de La Matanza, en el Conurbano bonaerense oeste.

Es que los integrantes del Tribunal en lo Criminal Nº 1 del Departamento Judicial La Matanza fue enviado a su casa luego de que peritos de la Procuración General bonaerense declararan “inimputable” a  Acuña.

El problema se suscita si se tiene en cuenta que ese informe pericial, al que accedió ANDigital, sostenía que el sujeto “presenta alteraciones morbosas de sus facultades mentales con ideación de perjuicio de terceros rasgos paranoides, que son pasibles de desencadenarse toda vez que se pongan en riesgo sus intereses”.

Los especialistas descartaron que Acuña haya obrado “con voluntad ni libertad de consciencia” debido a que su accionar “estuvo condicionado por el síndrome delirante celotípico montado en personalidad premórbida de tipo narcisista”.

Dadas esas conclusiones, se recomendó su internación en un establecimiento psiquiátrico a raíz de ser “peligroso para sí mismo y para terceras personas”, pero los jueces Alfredo Pedro Drocchi, Matías Jorge Rouco y Andrea Giselle Schiebeler hicieron oídos sordos a tal sugerencia, lo sobreseyeron de culpa y cargo y decidieron liberarlo, sin más.

Si bien se prevé que el fallo sea apelado por el fiscal Carlos Alfredo Luppino, de la UFI Especializada en Homicidios del mencionado Departamento Judicial, la impunidad está consumada con este fallo repudiable.

Es dable recordar que, según las crónicas de aquel momento, personal de la Comisaría de San Alberto pudo establecer que, tras ultimar a la mujer a puñaladas, el hombre intentó quitarse la vida cortándose el cuello, aunque no lo logró y terminó siendo trasladado al Hospital Paroissien con un corte en el cuello y en grave estado.

María Dolores vivía en Lomas de Zamora junto a sus tres hijas, que por aquel entonces tenían 15, 10 y 8 años de edad. (ANDigital)

Fuente: ANDigital

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: