Fototitulares

Argentina: novedades sobre las grasas trans en los alimentos

Argentina: novedades sobre las grasas trans en los alimentos

Organizaciones de la sociedad civil presentaron un informe sobre la presencia de ácidos grasos en los productos de consumo.

BELÉN MOGNO

 

 

La alimentación saludable se constituye como uno de los factores fundamentales para fomentar y reforzar el cuidado del bienestar integral de las personas.

En este contexto, resulta clave disminuir o evitar la presencia de sustancias o ácidos grasos en los productos de consumo que finalmente puedan ser perjudiciales para la salud.

En ese sentido y de acuerdo a la información a la que tuvo la oportunidad de acceder Diario NCO, un grupo de ONGs presentaron un informe sobre los nuevos datos de los niveles de grasas trans en materias primas.

Advertencia alimentaria

En relación al estudio, el informe difundido señaló que «las dos investigaciones refieren, por un lado, al análisis del mercado de aceites parcialmente hidrogenados (APH) y, por el otro, al análisis químico de grasas trans en margarinas con APH de venta al por mayor (materias primas) en Argentina»

Al respecto, la investigación consultada alertó: «El 100 por ciento de las margarinas analizadas contienen niveles por encima de los estándares internacionales».

En este marco, las organizaciones se manifestaron a favor y resaltaron la importancia de avanzar hacia una regulación de grasas trans más «restrictiva y que prohíba el uso de aceites parcialmente hidrogenados»

Cabe mencionar que entre las distintas organizaciones de la sociedad civil que colaboraron en la investigación se encontraron Consumidores Argentinos, Fundeps (Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables) y FAGRAN (Federación Argentina de Graduados en Nutrición),

También formaron parte del estudio la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC) y la Sociedad Argentina de Nutrición en Alimentos Reales (Sanar).

Medidas para el cuidado de la salud

 En lo que respecta a la propuesta de regulación de grasas trans impulsada pir las organizaciones citadas y, la cual ya había sido presentada públicamente en septiembre, en esta oportunidad la iniciativa incluye nueva evidencia sobre las grasas trans en el mercado argentino.

«Esta investigación pone en evidencia que hay productos en Argentina que contienen niveles peligrosos de grasas trans. Se recomienda que el Estado avance en una política que contemple las recomendaciones de la OMS y OPS”, puntualizó el informe publicado por la organización Consumidores Argentinos.

Por otra parte, respecto de las consecuencias de la presencia de los ácidos grasos en los alimentos, las entidades advirtieron: «De las 80 mil muertes anuales en Argentina, dos mil son causadas por enfermedades cardiovasculares relacionadas al consumo de grasas trans».

Asimismo, el estudio facilitado a Diario NCO brindó detalles acerca de los principales productos alimenticios en los que puede resultar más frecuente la presencia de ácidos grasos, también denominados grasas trans.

En ese sentido, el reporte explicó que «las grasas trans se encuentran en productos como la margarina, galletitas, snacks, baños de repostería, entre otros ultraprocesados, así como también en productos de panadería y comidas artesanales que elaboran sus alimentos con grasas hidrogenadas».

En este punto, el informe facilitado a este medio indicó: «La evidencia científica señala que las grasas trans no son requeridas para ninguna función biológica del organismo ni tienen beneficio alguno para la salud».

Bienestar y alimentación saludable

 Por otro lado y vinculado a las medidas impulsadas por los organismos citados, el escrito destacó que «por primera vez, organizaciones de la sociedad civil proponen la modificación del Código Alimentario Argentino con el foco puesto en la salud pública».

«El artículo 155 tris del mismo indica que el contenido de grasas trans en los alimentos no debe ser mayor al dos por ciento del total de grasas en aceites vegetales y margarinas destinadas al consumo directo y al cinco por ciento en el resto de los alimentos», expuso la investigación elaborada.

Sin embargo, dicho estudio arrojó que «el 100 por ciento de las margarinas analizadas tenían niveles de ácidos grasos trans (AGT) por encima del límite del dos por ciento del total de materias grasas recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)»,

A su vez, vinculado a los resultados obtenidos con el informe, el reporte señaló y especificó: «El porcentaje promedio de ácidos grasos trans fue del 20,1 por ciento, con un mínimo de 4,8 por ciento y un máximo de 39,3 por ciento».

Claves alimentarias y salud

En relación al análisis realizado, el presidente de Consumidores Argentinos, Sergio Procelli, manifestó al respecto en el informe que «desde nuestra

perspectiva como organización de consumidores consideramos que los alimentos no son ni deberían ser un producto más».

«La alimentación saludable es un derecho humano básico fundamental y el etiquetado ha sido un logro en este camino», manifestó y destacó el titular de Consumidores Argentinos en el escrito publicado.

Sin embargo, Procelli consideró que «todavía falta ampliar la mirada hacia el uso de agroquímicos, la producción sustentable y la elaboración de alimentos inocuos, saludables y que aporten los nutrientes necesarios».

En línea con lo expuesto anteriormente, el estudio sobre la presencia de grasas trans en los alimentos en Argentina también resaltó: «La  necesidad de que lo que consumimos sea sano y que no nos enferme».

Datos y estadísticas

En línea con lo planteado anteriormente respecto del estudio, la co-coordinadora del área de salud de SANAR, la licenciada Florencia Guma hizo referencia a algunos de los resultados que arrojaron las últimas encuestas de nutrición y salud publicadas en 2019.

Al respecto, la encuesta informó que «el 17,2 por ciento de la población argentina consumía productos de pastelería y/o facturas, y el 36 por ciento golosinas y barras de cereal dos veces por semana o más.

En relación a lo expuesto, Guma manifestó: “Las margarinas y el aceite parcialmente hidrogenado son ampliamente utilizados por las panaderías y la industria alimentaria en general».

«Si las materias primas con que se realizan estos productos concentran un alto contenido de grasas trans, probablemente estemos superando el límite máximo de consumo establecido por la OMS con facilidad y sin ser advertidos”, alertó la especialista.

Por otro lado, la licenciada agregó que “es indispensable que el Estado actualice los límites de estas grasas solicitados por las organizaciones de salud en consonancia con el avance mundial”.

Cuidar la salud

Por su parte, la magíster en Nutrición e investigadora del Área de Políticas de

Alimentación Saludable, de la Fundación Interamericana del Corazón Argentina, Victoria Tiscornia, también se refirió a ñas implicancias de la presencia de grasas trans en los alimentos.

De esta manera, Tiscornia planteó en el informe: «La evidencia es clara y contundente. Es necesario que se apruebe la propuesta conjunta en la Comisión Nacional de Alimentos (CONAL) y que se escuche el reclamo de las organizaciones que la presentamos».

«Avanzar en la reducción de las grasas trans de producción industrial y en la eliminación de los aceites parcialmente hidrogenados en los alimentos son medidas claves en la defensa del derecho a la salud de las y los argentinos», sostuvo la investigadora.

Por último y para finalizar, la especialista agregó y enfatizó que «para lograr una verdadera Argentina libre de grasas trans es urgente que la CONAL actúe de acuerdo a estos resultados».

Fuentes fotografías: elitediario.com y youtube.com

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba