N° de Edición 6848
Fototitulares

Eduardo Amadeo: “Estoy conversando con Dios otra vez”

Eduardo Amadeo: “Estoy conversando con Dios otra vez”.

El diputado nacional sufrió un infarto el día 5 de agosto mientras cargaba nafta en una estación de servicio camino a Buenos Aires.

Amadeo volvía de pasar un fin de semana en Paraná con su hija, su esposa y sus nietos. Como de costumbre paró en una estación de servicio a tomar un café, cargar nafta e ir al baño para continuar con el tramo que restaba para llegar a su hogar, pero en ese momento la vida lo sorprendió con la muerte.

El hombre de Cambiemos, pasó por los micrófonos de “Haciendo Radio” programa radial de Diario NCO que se emite los días lunes, miércoles y viernes por AM 850 “La Gauchita” desde las 13 hasta las 15. El hombre contó que era asmático y habló de aquella experiencia. También afirmó que ahora está más conectado con Dios.

Amadeo tiene una hija que vive en Entre Ríos en la localidad de Paraná, él junto a su esposa la visitan una fin de semana al mes ya que disfrutan de jugar con sus nietos y ver a su hija. “Siempre salimos los viernes a la tarde y el domingo después de las 17 volvemos para Buenos Aires”.

Acto seguido, el legislador contó lo que sucedió aquella tarde: “Estaba cargando nafta y me quedé parado al lado del auto esperando para pagar, la manguera nunca cortó y salió un chorro de nafta que me bañó, lo cual hizo que yo aspire los gases de la nafta. Ahí tuve un paro cardíaco y caí muerto”.

“Casualmente, salió un señor del auto que estaba al lado mío y era médico, me practicó RCP y logró sacarme del shock, volví a vivir después de un minuto. Yo estaba muy mal y para sobrevivir necesitaba oxígeno y cortisona, en eso pasa a una ambulancia y otra médica que de casualidad también estaba ahí salió corriendo a frenar a la ambulancia”, continuó.

Amadeo le confesó a los micrófonos de “Haciendo Radio” que la ambulancia le dio oxígeno y cortisona pero que su estado era grave por lo tanto lo llevaron a un hospital en una ambulancia más compleja. La gravedad de su cuadro era tan grande que debieron trasladarlo al Hospital de Baigorria donde fue internado en terapia intensiva en coma e intubado.

“Estuve nueve días en coma y muy mal. El problema que tenía era que no me podían sacar el tubo ahí, alguien le contó al director del hospital de Baigorria que en Rosario había una médica que había hecho intervenciones como la que yo necesitaba. Me trasladaron hasta allí y ella me hizo la maniobra aeróbica que yo necesitaba, me sacó el tubo y me desperté”, agregó en Haciendo Radio.

A modo de cierre, Amadeo sostuvo: “Yo fui educado en un colegio católico pero como pasa con la vida, uno sube y baja. Ahora estoy conversando con Dios otra vez. Hay cosas que son la mano de Dios o de la suerte… Estoy agradecido con los hospitales públicos que  me salvaron y la vida me ha dado una nueva oportunidad, hice un montón de cosas para devolverle al Hospital de Baigorria todo lo que me dio”.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close