N° de Edición 6911
Fototitulares

Alberto Fernández vs Bugs Bunny

Alberto Fernández vs Bugs Bunny.

El mandatario generó una revolución en la opinión pública tras las críticas que manifestó en relación a ciertos dibujos de televisión infantiles como ejemplo de las relaciones de poder que tienen lugar a nivel político y social.

El presidente electo, Alberto Fernández, brindó, el pasado viernes, una conferencia junto al ex mandatario uruguayo, José “Pepe” Mujica, organizada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) en la cual se trató como eje principal de debate y exposición la temática Cultura, política y capitalismo tardío.

Las redes sociales se convirtieron en el escenario de discusión luego de que durante el transcurso de la charla, el próximo jefe de Estado afirmó que “los dibujos animados son como sistemas de control social” y citó como ejemplos los personajes de Bugs Bunny, el Pato Lucas y el Gallo Claudio entre otros, pertenecientes a la empresa norteamericana Warner.

Los dichos de Fernández trajeron a colación la discusión acerca del libro titulado Para leer al Pato Donald, publicado en 1972 y escrito por Ariel Dorfman y Armand Mattelart que consiste en una obra clásica de la literatura sobre política y comunicación centrado en el análisis de los dibujos animados de Disney y el vínculo de estos con la cultura de masas, el colonialismo y la construcción de ideología.

El Magister en Comunicación y Sociedad y docente de la cátedra de Teoría de la Comunicación de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), Santiago Fuentes, dialogó con una nueva emisión de Bastardos sin Gloria que se transmite los sábados de 7 a 9 por AM 740 Radio Rebelde y en referencia al libro explicó: “En ese análisis detallado que hicieron de los comics del pato Donald van mostrando cómo los roles se van perpetuando, que el consumismo, la competencia, la rivalidad está ahí siempre latente y lo normalizan”.

Cabe recordar que el mandatario expresó “Todos los dibujos animados de la Warner, son ejemplos de una disputa entre un tonto y un vivo, donde siempre gana el vivo”. Respecto de estos comentarios Fuentes explicó que desde el campo teórico de la comunicación tales dichos se vinculan a la teoría crítica en la que se plantea la concepción de los medios y los dibujos animados como mecanismos mediante los cuales se reproducen los valores de la cultura dominante

Historia  

En el marco de las repercusiones acerca de los comentarios del representante del Frente de Todos, el entrevistado hizo un repaso sobre las diversas teorías que actúan como antecedentes de los análisis con respecto al rol que pueden desempeñar los medios de comunicación y los dibujos en la homogeneización de lo que está instalado y establecido en la cultura hegemónica.

“Una primera referencia podemos encontrar en la Escuela de Frankfurt. Theodor Adorno y Horkheimer que entre 1944 y 1947 criticando la industria cultural ya algo decían sobre esto, que el pato Donald o mirar al pato Donald de alguna forma enseña la violencia que el sistema ejerce contra uno mismo casi de una forma inconsciente”, señaló el docente y además resaltó el caso particular de los niños que “tienen menos herramientas como para cotejar la información que reciben”.

Fuentes explicó que, desde el campo de las teorías de la comunicación, “no hay una teoría que sea dominante sobre las otras, hay diferentes paradigmas, estos paradigmas coexisten, están al mismo tiempo, no hay uno que se imponga sobre otro. Depende del autor que uno elija, o depende incluso de los medios que uno elija para informarse”.

“El crítico es el que podemos relacionar con las palabras de Alberto Fernández que van por el lado de cómo los medios o dibujos animados pueden transmitir esto de a ver quién es el más vivo o el estafador; los estudios culturales que lo no lo niegan, pero proponen que se estudie en la recepción qué es lo que pasa y los que son acríticos que ven las funciones positivas, la herencia de la mass comunication research que se fijaría en lo positivo de educar y culturar a un niño a través de los dibujos animados” detalló el Magíster en relación a las diversas corrientes.

Asimismo, el entrevistado, en cuanto al vínculo entre los medios y los públicos, manifestó que “no es una situación totalmente equitativa entre el mensaje de los medios y los receptores. Los medios mayormente al ser hegemónicos tienen cierto poder para transmitir y para que ese mensaje, ese código, tenga una lectura preferente”.

Por otra parte, Fuentes remarcó sin embargo que “los valores se van reflejando y va cambiando con el paso del tiempo el contenido de las historietas o los comics que en un momento eran aceptados sin ningún tipo de cuestionamiento y hoy en día ya no lo son, pasa tanto en los productos infantiles como en programas televisivos para adultos”.

Por último el profesor señaló “podemos ver personas que son críticas de los medios quizás más los que estudian comunicación o periodismo pero también yo puedo ver personas que son totalmente permeables al mensaje de los medios y al contenido de los programas de ficción que después van repitiendo o van incorporando”.

Además, aseguró que la dificultad radica en encontrar las formas de evitar la influencia que puedan ejercer los mensajes mediáticos en un contexto de en el que se presenta una mayor disponibilidad de acceso a la información y a los contenidos y en el que, más allá de ciertas diferencias, se comparte la misma lógica de consumo.

Foto: Perfilformosa.com

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close