N° de Edición 7094
Fototitulares

Acuarios, cuando la cuarentena es perpetua

Acuarios, cuando la cuarentena es perpetua.

Activistas por los derechos de los animales lanzaron una petición para que cierren Mundo Marino y rehabiliten a la orca Kshamenk junto a todos los animales cautivos dentro del acuario.

La pandemia desatada por el Covid-19 obligó a los Estados del mundo a tomar medidas como la cuarentena obligatoria o el aislamiento social para evitar que el virus siga provocando muertes. Muchas personas experimentan angustia, miedo e incertidumbre debido al encierro que no les permite estar en contacto con sus seres queridos.

En este contexto, diferentes activistas por los derechos de los animales decidieron visibilizar la “cuarentena perpetua” que sufren las diferentes especies en los acuarios y zoológicos. De esta manera, expusieron en las redes sociales la historia de la orca Kshamenk, único ejemplar en cautiverio de Sudamérica,que se encuentra en el Acuario Mundo Marino en San Clemente del Tuyú, Partido de La costa.

En este sentido, Activistas Animalistas de La Costa lanzó una petición en Change.org dirigida al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, para que intervengan y cierren Mundo Marino y rehabiliten a Kshamenk y a todos los animales que se encuentran cautivos dentro del lugar.

Según los activistas, los animales se encuentran “condenados al aislamiento perpetuo sin ninguna necesidad”, ya que los acuarios y zoológicos son “empresas” cuyo único objetivo es ganar dinero con la utilización de animales para el entretenimiento humano.

“Kshamenk y el resto de los animales esclavizados viven bajo el abuso de sus derechos a la libertad y a su naturaleza, siendo afectados física, psíquica y emocionalmente por el cautiverio, por la desnaturalización de sus vidas, oprimidos y explotados”, denunciaron desde Activistas Animalistas.

Además, le pidieron a la gobernación de la Provincia de Buenos Aires que “haga valer los derechos” de la orca Kshamenk y demás animales, ya que es una “injusticia” todos los padecimientos que vienen sufriendo durante tantos años dentro del acuario.

“En nombre de la ciencia, de la conservación, de la educación y de la rehabilitación de fauna disfrazan la actividad principal que es la tortura, la enfermedad y la muerte de miles de animales sintientes”, expuso el grupo defensor de animales Sinzoo Argentina, en sus redes sociales.

Con el hashtag “#AcuariosCuarentenaPerpetua”, los activistas pidieron a la comunidad que se solidarice con la causa y ayuden a difundir el petitorio para terminar con la explotación de todas las especies que se encuentran en el parque Mundo Marino.

Una explotación prohibida

El parque acuático Mundo Marino incumple con varias leyes y ordenanzas que prohíben realizar espectáculos por medio de la explotación de animales.La Ordenanza Municipal 209/06 del partido de La Costa, en el artículo 1, establece: “Prohíbase en todo el ámbito del Partido de la Costa, el funcionamiento de circos y espectáculos circenses en los que intervengan animales, cualquiera sea su especie”.

El acuario también viola la Ley 12.238 de la provincia de Buenos Aires, que expone en el artículo 8, que está prohibido “la alimentación o el contacto con animales salvajes”.

Además, Mundo Marino viola la Ley 14.346 Nacional Penal Argentina de protección animal, que establece penas para quienes “maltraten o hagan víctimas de actos de crueldad a los animales”.

Rehabiliten y liberen a Kshamenk

Kshamenk es una orca macho que se encuentra en cautiverio desde 1992 en Mundo Marino, donde es explotada para el entretenimiento turístico del parque acuático. Según los activistas, el animal fue apresado en un “falso encallamiento” en la Bahía San Borombón, en el cual “mataron a parte de su familia”.

Los defensores de animales denunciaron que la orca solo tiene acceso a la pileta más grande cuando tiene que hacer un show, y el resto del tiempo permanece en una pileta pequeña, en la cual da 500 vueltas al día para poder moverse.

“Las orcas son animales que nadan cientos de kilómetros al día. El ruido de los motores y la lavandina del agua lo están volviendo loco y ciego.
La única manera en que un animal silvestre realice esas piruetas es castigándolo y matándolo de hambre”, explicaron desde SinZoo.

Según los activistas, Mundo Marino encontró otra manera de seguir explotando al animal. Bajo el método de la “electro eyaculación”, el parque envíamuestras de semen para inseminación artificial de orcas hembras a otros oceanarios, como, por ejemplo, Sea World.

Fuente/Fotos: Activistas Animalistas de La Costa/ SinZoo Argentina

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close