Número de edición 7717
Espectáculos

Roxana Muñoz: “Somos a través del canto”

Roxana Muñoz: “Somos a través del canto”

Desde la redacción de Diario NCO, nos contactamos con la Mtra. Roxana Muñoz, quien aceptó compartiruna charla sobre su experiencia y sentir musical al ser la primera mujer en dirigir el Coro Polifónico Nacional de Ciegos.

Por Candela Alonso Sartori

La Dirección Nacional de Organismos Estables del Ministerio de Cultura de la Nación, organizó el fin de semana pasado, un concierto protagonizado por el Coro Polifónico Nacional de Ciegos “Carlos Roberto Larrimbe”, quefue dirigido por la Mtra. Roxana Muñoz.

Además de encargarse de dirigir el Coro Polifónico Nacional de Ciegos, Muñoz se destacó por ser la primera mujer en hacerlo, en los 75 años deexistencia de este, abriendo el camino para muchas otras.

Se trató de una charla de mucha alegría, en donde Muñoz, a pesar de encontrarse en reposo por un pequeño resfrío, estaba muy entusiasmada por lo que fue el concierto, y por las cosas que se vienen, como lo es uno de sus grandes proyectos, en donde quiere transmitir el mensaje de que con el equipo “Son a través del canto”.

Te quedó el título de la primera mujer en dirigir el Coro Polifónico de Ciegos, ¡En 75 años! ¿Cómo te sentís con eso?

¡Es una locura! Primero porque no es que yo sea la mejor directora de la Argentina, claramente, soy una de tantas directoras que tenemos formación universitaria, estudios académicos y de perfeccionamiento, es decir, hay una generación de directoras mujeres talentosísimas en la Argentina, pero no tienen acceso a los organismos nacionales, ¡Ni son a las primeras que llaman para dirigir! No pasa por la capacidad, es algo instalado culturalmente…

¿Cuál fue tu primera reacción ante la propuesta por parte del organismo?

Yo siempre tuve conexión el coro, y cuando el director Osvaldo Manzanelli lo propuso yo dije “Bueno, a mi me gustaría que fuese con el consenso de las personas que están allí”, es decir, no que por ser yo cercana me inviten, sino que avalen mi trayectoria artística o mi seriedad para trabajar. La verdad es que al principio me dio cosa… pero después fue sentir un honor, y al final fue una experiencia única.

A veces las mujeres sentimos un poco más de presión, o de exigencia, a la hora de realizar un trabajo, sobre todo cuando es un trabajo en donde la primer opción suele ser masculina, en este sentido, ¿Vos cómo te sentiste?

Bueno… la verdad es que se siente una presión, porque una realmente abre un camino para otras también, o da cuenta de que una está preparada para un rol así. Por supuesto que a las mujeres se nos exige mucho más, en muchos sentidos. Pero también es verdad que me sentí muy bien aceptada y tratada por el organismo.

¿Cuánto tiempo se prepararon para el concierto?

Yo tuve un solo mes de trabajo, en donde en medio el coro también tuvo un viaje a Rosario y demás, entonces la cantidad de ensayos habrán sido quince nada más, para un coro de esas características es muy poco. Pero trabajamos maravillosamente, es más, había un día que para ellos era feriado y hubo una “mini asamblea”, así, antes del ensayo, en donde dijeron “tenemos que venir a trabajar con Roxana”, porque solos supieron que necesitaban ese ensayo. Es muy lindo, porque da la satisfacción de saber que hay todo un equipo de personas que quieren brillar por su arte, no porque es el coro nacional de ciegos, por su arte.

¿Qué viviste en esos ensayos?

Cada cantante trabajó con su línea melódica, que es lo que tienen escrito en braille, entonces no sabe qué es lo que tienen que cantar las otras voces hasta que suenan en el ensayo. Entonces eso para mí, como persona que ve y como persona que canta en coro de toda la vida, me hizo pararme en un lugar muy diferente. Tienen un nivel de percepción descomunal, entonces lo que podría ser lo “distintivo” que es la discapacidad o falta de visión, para mi es lo contrario, ¡Es lo que le pone muchísimo más valor al resultado musical!

¿Fuiste con expectativas? ¿Se cumplieron?

Mi expectativa era llegar a tiempo con un repertorio ambicioso y que ellos estuvieran tranquilos a la hora de cantar. Además, que yo pudiese aprender el código establecido que ya tienen ellos con su director titular, Osvaldo Manzanelli, que llevan más de 30 años juntos.

Porque la comunicación con mis coros es muy visual, muy gestual, entonces yo a pesar de no quedarme quieta al dirigir, porque algunos tienen algo de visión y porque está en mi naturaleza como directora, quise aprender ese código para comunicarme con ellos. Para mí fue una instancia de altísima capacitación personal, y en alguna medida siento que pude hacerlo.

¿Qué te depara de acá en adelante? ¿Hay algo que puedas adelantarnos sobre tu trabajo?

Yo dirijo el Coro de Mujeres del Municipio de Morón, el cual ha crecido mucho en la época de pandemia, a diferencia de otros que no han podido seguir frente a la virtualidad que nada tiene que ver con la actividad coral. Así que con ello tengo un proyecto muy grande para fines de octubre, que se llama “Somos cantando”.

Es una obra escrita por Bernardo Latini y Hugo Figueras, pensada para tres masas corales que convoquen alrededor de 800 mil cantantes de coro. Es una obra que habla de que nosotros somos a través del canto.
Además, bueno, una pequeña gira con mi coro, otros conciertos y esas cosas de por medio, invitaciones para dar talleres en festivales de la Patagonia… es un año muy intenso.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba