Número de edición 7879
Espectáculos

Los Palabristas de hoy y de siempre: Arcadio López Casanova

Los Palabristas de hoy y de siempre: Arcadio López Casanova
Los Palabristas de hoy y de siempre: Arcadio López Casanova

La reseña biográfica de hoy es sobre Arcadio López Casanova (Lugo, España, 5 de marzo1 de 1942-Valencia, España, 11 de abril de 2022) fue un poeta y crítico literario español. Profesor de Literatura.

Estimados lectores; Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. En su obra aparece lo telúrico, la desposesión, la atracción y el rechazo, el ir y venir o los caminos. Perteneció por generación al grupo poético de los Novísimos o del 68.

Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Santiago de Compostela. Recibió numerosos premios en las Festas Minervais y otros certámenes literarios convocados en Galicia en los años 60.

Profesor de Literatura y crítico literario, cultivó también el teatro (Orestes, 1963) y la literatura infantil (O bosque de Ouriol, 1973). Dio clases en el Colegio Fingoy, fundado por el empresario y filántropo galleguista Antonio Fernández López.

En 1968 se trasladó a Valencia para ocupar una cátedra de lengua y literatura españolas en el Instituto Mariano Benlliure.

Desde 1986 es profesor titular del Departamento de Filología Española de la Facultad de Filología de la Universidad de Valencia, donde imparte materias relacionadas con la poesía y la novela españolas del siglo XX, así como el análisis y la composición de textos poéticos.

Obra literaria

En 1965 publica Sonetos da esperanza presentida y en 1967 Palabra de honor. El libro Mesteres, finalista en 1976 del Premio Nacional de la Crítica, supone una renovación de su poesía. A continuación, publicó Liturxia do corpo.

En 1978 obtiene el Premio Adonais por La oscura potestad. En 1990 con su obra Razón de iniquidad obtuvo el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla. En 2003 recogió su obra poética completa en castellano con el título En oscuro desvelo. 

Sus primeros libros reflejan una preocupación obsesiva por recuperar la infancia, la inocencia perdida, mezclada con dramatismo que expone una visión desesperada del mundo y de las cosas, en la línea intimista y angustiada de la poesía de la tebra (poesía de la tiniebla).

En Mesteres muestra una mayor preocupación formal, empleando versos de larga andadura, entroncados en las formas rapsódicas de la lírica tradicional. Liturxia do corpo contiene meditaciones íntimas sobre la muerte

En 2010 fue editor del estudio ‘La lengua en corazón tengo bañada. Aproximaciones a la vida y obra de Miguel Hernández’ de la editorial Publicacions de la Universitat de València. 

En octubre de 2015 el OPEN Club Galicia acordó por unanimidad otorgarle el Premio Voz de Liberdade 2015. 

Poemas

Arcadio López Casanova
Liturgia del cuerpo

 

Te miro con ojos que fueron míos

—los de la juventud—,

ahora que ya viejo estoy a exilio, y a niño crezco, y hombre me siento a la

puerta de la casa;´

 

con lucidez y resignación,

con vida y muerte,

con amor,

y eres tú, y eres tú, y ere

 

reconocida y salvada, a mi lado siempre,

sola,

 

sola ante el mar, ancla de hierro,

reclinada para vivir, albor de concha y algas,

—¡oh desamparada! —,

 

y eres tú

voz que todavía llama al niño mío allá, allá en el umbral de piedra,

en el remanso de la consolación,

 

y eres tú,

cuerpo que todavía llama por el hombre que contigo llegó a esta

tierra, a esta Casa

[de naranjos, al lecho unjido de racimos, y eres tú,

 

mano que todavía guía a quien ya triste de horas y de vejez, de

exilio y vida, de cuenco y de agua,

ahora, ahora,

 

junto al mar de ceniza y arenal contigo está,

contigo está,

contigo —¡oh desamparada! — mira el atardecer, la luz de los naranjos caídos, las olas,

 

siempre las olas,

y regresa, regresa a la Casa derrumbada,

se arrodilla en el horno quemado,

 

se acuesta en el lecho cuando la noche no es más que Noche, mármol de gaviotas contra la

ventana de la desolación,

 

y entonces reconoce,

y entonces

reconoce todo lo que fue canto, salmo, zanfona de exilio,

 

Tierra maldita de la que con cadenas de procesión, y gritos de hierro, y cu-

chillos, y

guadañas de fuego me desterraron hace ya toda una vida,

horas y horas,

 

años de genuflexión, de perdón, de corazón, de rezo,

de caminos, y caminos, y caminos,

de mirar, como ahora, en el atardecer del vino, ante el mar,

 

sus manos de vejez cruzadas sobre el pecho,

malditos, malditos, malditos…

 

Te miro con ojos que fueron míos,

compañera mía,

—¡oh desamparada! —,

 

ahora que paso a paso me llevas, ahora que paso a paso me guías?

y queda el mar atrás,

y está la Noche,

 

y encienden las estrellas tu cuerpo de juventud,

y vas conmigo,

y el mar desde atrás briza y limpia tus pies,

 

baja el mar desde atrás entre tus manos de nácara mi alabada,

y llegamos,

y llegamos algún día,

 

y abres la puerta de la Casa, pones el mantel de las viandas, el cuenco, la

lámpara de la majestad, y así solos,

y así solos

 

me regresa la mirada de vivir

Y estoy vivo

 

Fuente: Wikipedia / docplayer.es/

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente: E-mail: revistaliterarialospalabristas@gmail.com

TE PUEDE INTERESAR:

https://www.instagram.com/diarioncomatanza

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba