Número de edición 7724
Espectáculos

Los Palabristas de hoy y de siempre: Jorge Teillier Sandoval

Los Palabristas de hoy y de siempre: Jorge Teillier Sandoval

Estimados lectores; Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre.

Por MÓNICA CARUSO

revistaliterarialospalabristas@gmail.com

 

La reseña biográfica de la semana es sobre Jorge Teillier Sandoval (Lautaro24 de junio de 1935Viña del Mar22 de abril de 1996) fue un poeta chileno de la llamada «generación literaria de 1950»,creador y exponente de la poesía lárica.

A los 12 años se inició en la escritura, leyendo libros de aventuras de autores tales como Panait IstratiKnut Hamsun y Julio Verne, así como cuentos de hadas. Posteriormente fue influenciado por los poetas del modernismo hispanoamericano, por el creacionista Vicente Huidobro y por poetas de la tradición universal como Jorge ManriqueRainer María Rilke y Francois Villon.

Se le vincula también con Friedrich Hölderlin y Georg Trakl. Para Teillier, lo importante en la poesía no es lo estético, sino la creación del mito y de un espacio o tiempo que trascendieran lo cotidiano, utilizando lo cotidiano. Según Teillier, el poeta no debe significar sino ser. Postuló un tiempo de arraigo frente a la generación de los años 50, partidaria del éxodo hacia las ciudades

Primeros años

Jorge Octavio Teillier Sandoval nació el 24 de junio de 1935 en la comuna de Lautaro, actual Región de la Araucanía. Hijo del matrimonio formado por Fernando Teillier Morín y Sara Sandoval Matus, nieto de los inmigrantes Georges Teillier Panellier (nacido en RuffecCharente) y de Melanie Morín, que habían llegado desde Francia décadas atrás y se asentaron en esa región del país.

Tuvo varios hermanos, entre ellos el escritor Iván Teillier. Su infancia transcurrió en el sur de Chile, en la Araucanía. Desde temprana edad —coincidente cronológicamente con la Segunda Guerra Mundial—, la vida cotidiana de Teillier estuvo marcada por el contacto directo con la naturaleza y una forma de entender la tradición capaz de articular en un mismo enfoque rasgos culturales, sociales e históricos chilenos, franceses y mapuches.

A la ascendencia francesa de Teillier se acopló la tradición mapuche y prontamente, a través de la literatura, un sentido aún más universal.

Su adolescencia

De su época liceana —especialmente fecunda para Teillier—, colaboró activamente en diversas publicaciones locales, con poemas o pequeñas crónicas que en buena medida anticipaban el particular universo poético que más tarde consolidaría en sus libros

Madurez literaria

En 1953, con 18 años de edad, Teillier emprendió viaje a Santiago para cursar estudios superiores: ingresa en el Instituto Pedagógico a estudiar Historia, haciendo latente su constante vocación por rescatar la tradición, y con ella alimentar su creación poética. En 1955 se casa con Sybila Arredondo, chilena que luego contraería matrimonio con el escritor peruano José María Arguedas. De la breve unión Teillier-Arredondo nacieron dos hijos: Carolina y Sebastián

En dicho contexto, Teillier conocerá a muchos autores de la generación del 50 y 80, como a los poetas Francisco VéjarBraulio ArenasRolando CárdenasEnrique Lihn o el novelista Enrique Lafourcade.

También desarrolló un gran vínculo de amistad con Lorenzo Peirano, de la denominada promoción de escritores Post-87. Teillier no tardaría en hacerse de un nombre en la escena santiaguina, lo que en buena parte posibilitó la publicación de su primer poemario, que fue bien acogido por la crítica especializada de la época y recibió elogiosos comentarios por parte de Alone, quien destacó la simpleza de su poesía, no carente de profundidad.

Por aquellos años, el pulso poético teilleriano ya se hallaba relativamente consolidado, lo que puede constatarse al analizar publicaciones posteriores, en que suele reiterarse la visión de mundo expuesta en su obra debut.

Considerando eso, puede decirse que se trata de uno de los pocos casos en la historia literaria nacional en que un autor es capaz de presentarse «consolidado» en su propuesta poética ya en su primer libro.

Últimos años

Los últimos años de vida de Teillier los pasa en Cabildo, en el sector denominado El Molino de Ingenio, donde vivía desde 1987 con la pintora y escultora Cristina Wenke, su compañera desde 1972.

Aquejado de cirrosis hepática, falleció el 22 de abril de 1996, a la edad de 60 años en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar. Sus restos mortales fueron sepultados en el cementerio parroquial de La Ligua.

La poesía Larica

En 1965, «movido por el impulso de configurar su espacio mítico, publicó Los poetas de los lares, ensayo en el que revisa la obra de todo un grupo de poetas que centraron su obra en la provincia, la infancia y el respeto por las tradiciones, inaugurando una importante vertiente de la poesía nacional, la poesía lárica o de los lares».

La poesía lárica o de los lares, es decir, del origen o de la frontera, corresponde a la ética y estética que fundó Jorge Teillier y que transmitió en toda su obra.

Esta forma de entender y crear la poesía se caracteriza por la vuelta hacia el pasado, a un paraíso perdido en el cual lo cotidiano y lo amable contrastan con la modernidad imperante en la época.

Teillier hace hincapié en la búsqueda de los valores del paisaje, de la aldea y de la provincia, donde confluyen imágenes nostálgicas de la infancia perdida y de la naturaleza primigenia del mito.

A través de una escritura usualmente sencilla, propuso el retorno hacia una Edad de Oro en la que el hablante lírico y el lector podrían acceder a un mundo más puro y más feliz, “un mundo mejor”, como el propio poeta diría.

Premios y reconocimientos

Premio Canto a la Reina de la Primavera de Victoria

Premio de Federación de Estudiantes de Chile 1954, por el cuento Manzanas en la lluvia (con Manuel Rojas y José Santos González Vera como miembros del jurado)

Premio Alerce de la Sociedad de Escritores de Chile 1958 por El cielo cae con las hojas. Primer Premio del Concurso Gabriela Mistral 1960 por Los conjuros (esta obra será publicada en 1961 con el título de El árbol de la memoria). Premio Municipal de Literatura de Santiago 1961, categoría poesía, por El árbol de la memoria. Premio CRAV 1964 por Crónicas del forastero.

Premio Conmemoración del Sesquicentenario de la Bandera Nacional 1967. Primer Premio de los Juegos Florales 1976 de la revista Paula. Premio Eduardo Anguita 1993. Premio Mejores Obras Literarias Publicadas 1994 por El molino y la higuera (Consejo Nacional del Libro y la Lectura)

Poemarios

Para ángeles y gorriones, Ediciones Puelche, Santiago, 1956 (descargable desde Memoria Chilena; reeditado: 1995)

El cielo cae con las hojas, Ediciones Alerce, Santiago, 1958

El árbol de la memoria, Arancibia Hermanos, Santiago, 1961

Los trenes de la noche y otros poemas, Revista Mapocho,

Poemas del País de Nunca Jamás, colección El Viento en la Llama, dirigida por Armando Menedín, 1963

Poemas secretos, Ediciones de los Anales de la Universidad de Chile, separata, 1965 (descargable desde Memoria Chilena)

Crónica del forastero, Impreso por Arancibia Hermanos, Santiago, 1968

Muertes y maravillas, antología, Editorial Universitaria, 1971 (reeditado: 2005 y en 2011 por Ediciones Universidad Diego Portales)

Para un pueblo fantasma, Ediciones Universitarias de Valparaíso, 1978 (reeditado: 2005)

La isla del tesoro; poemario epistorlar escrito al alimón con el poeta peruano Juan Cristóbal, Lima, 1982 (reedición aunmentada: Editorial Dolmen, 1996; tercera edición definitiva, Descontexto Editores, 2013)

Cartas para reinas de otras primaveras, Ediciones Manieristas, Santiago, 1985

El molino y la higuera, Ediciones del Azafrán, Santiago, 1993

Hotel Nube, Ediciones LAR, Concepción, 1996

En el mudo corazón del bosque, Editorial Fondo de Cultura Económica, 1997

Otras publicaciones

La confesión de un granuja, traducción con Gabriel Barra del libro del poeta ruso Serguéi YeseninEditorial Universitaria, 1973

Los dominios perdidos, antología, selección de Erwin Díaz; Fondo de Cultura Económica, Santiago, 1992 (reediciones: 1994, 2007)

Le petit Teillier illustré, con dibujos de Germán Arestizábal, Ediciones El Kultrún, 1993 (reeditada por Ediciones Grillom, 2011, junto con Los trenes que no has de beber)

La invención de Chile, con Armando Roa Vidal, Editorial Universitaria, 1994 (reeditada por el Fondo de Cultura Económica, 2011). Los trenes que no has de beber, con ilustraciones de Germán Arestizábal; primera edición en El Salvador (segunda en Chile, 1994; tercera: Ediciones Grillom, 2011)

Poesía universal traducida por poetas chilenos, Editorial Universitaria, 1996

Prosas, selección de Ana Traverso, Editorial Sudamericana, Santiago, 1999

Entrevistas, 1962-1996, recopiladas por Daniel Fuenzalida, Quid Ediciones, 2001

Lo soñé o fue verdad, Editorial Universitaria, 2003

Confieso que he bebido, crónicas del buen comer, antología de artículos, 2011

Nostalgia de la tierra, antología crítica, biografía y ensayo a cargo de Juan Carlos Villavicencio, Ediciones Cátedra, Madrid, 2013

Libro de homenajes, antología de Juan Carlos Villavicencio (poemas, y traducciones o versiones hechas por Teillier), Descontexto Editores, Santiago de Chile, 2015

Nostalgia del futuro, biografía del poeta Jorge Teillier por Luis Marín y Carlos Valverde, Del Aire Editores, Santiago, 2015.

Antologías en inglés

In Order to Talk with the Death, traducción de Carolyne Wright, Ed. University of Texas Press, 1993

From the Country of Nevermore, traducción de Mary Crow, Ed.

Antologías póstumas

Jorge Teillier, el poeta de la lluvia, selección y prólogo de Miguel Ruiz; Editorial Platero, Santiago de Chile, 1996

Crónicas del forastero, Editorial Colihue, Buenos Aires, 1999

El árbol de la memoria, Editorial Signos, Madrid, 2000

Morada irreal, edición facsimilar a cargo de Ediciones DIBAM / LOM,

Cuando todos se vayan, El Quirófano Ediciones, Quito, 2002

Jorge Teillier. Poemas ilustrados, selección de Cristóbal Joannon e ilustraciones de Francisco Javier Olea. Editorial Amanuta, Santiago de Chile, 2011

Jorge Teillier en seis puntos, selección de Sebastián y Carolina Teillier. Presentación y coordinación de Carlos Valverde. Adaptación Braille e imagen táctil: Centro de Cartografía Táctil CECAT-UTEM. Santiago de Chile, 2017

Poemas de la realidad secreta, selección de Francisco Véjar; Visor, Madrid, 2019

Reediciones

Poemas del País de Nunca Jamás – Crónica del forastero, Libros completos, Tajamar Editores, Santiago de Chile, 2003.

El cielo cae con las hojas – El árbol de la memoria – Los trenes de la noche, Libros completos, Tajamar Editores, Santiago de Chile, 2004

Para un pueblo fantasma – Cartas para reinas de otras primaveras – El molino y la higuera, Libros completos, Tajamar Editores, Santiago de Chile, 2009.

Poemas del País de Nunca Jamás / Para un pueblo fantasma, Ediciones Sin Fin, Barcelona, 2016.

Estudios sobre su obra

Juan Carlos Villavicencio. Nostalgia de la Tierra, biografía y ensayo, Ediciones Cátedra, Madrid, 2013

Teresa R. Stojkov. Jorge Teillier, Poet of the Hearth, Bucknell University Press, 2002

Hernán Ortega Parada. Jorge Teillier, arquitectura del escritor, LOM / Fondo del Libro, Santiago, 2004

Niall Binns. La poesía de Jorge Teillier, Ediciones LAR, Concepción, 2004

Patricia García V. Retratos de Jorge Teillier: fotografías y testimonios, Ediciones Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes, Santiago, 2006

Jaime Quezada. Por un tiempo de arraigo, LOM, Santiago, 1996

Poemas

Jorge Teillier Sandoval

Si alguna vez

Si alguna vez mi voz deja de escucharse
piensen que el bosque habla por mí
con su lenguaje de raíces.

:::::

Los tejados se inclinan

Los tejados se inclinan bajo el peso de las lluvias
de infinitos inviernos.

Frente al violento resplandor
de los árboles frutales
una anciana dormita en la cocina.
Duerme porque ya hay demasiado tiempo,

porque ya no hay esposo,
ni hijos, ni fuego en la cocina.
El tiempo ha sido demasiado largo.

:::::

Letra de tango

La lluvia hace crecer la ciudad
como una gran rosa oxidada.

La ciudad es más grande y desierta
después que junto a las empalizadas del Barrio Estación
los padres huyen con sus hijos vestidos de marineros.

Globos sin dueños van por los tejados
y las costureras dejan de pedalear en sus máquinas.
Junto al canal que mueve sus sucias escamas

corto una brizna para un caballo escuálido
que la olfatea y después la rechaza.
Camino con el cuello del abrigo alzado

esperando ver aparecer luces de algún perdido bar
mientras huellas de amores que nunca tuve
aparecen en mi corazón

como en la ciudad los rieles de los tranvías
que dejaron hace tanto tiempo de pasar.

:::::

Fuente: Wikipedia / zendalibros

Estimados lectores espero les haya gustado este pequeño vuelo poético.

Recuerdo a los lectores que aquellos interesados en publicar material de su autoría en Revista Literaria “Los Palabristas De Hoy y de siempre” Deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la dirección electrónica siguiente:

E-mail: revistaliterarialospalabristas@gmail.com

Facebook: Revista literaria “Los Palabristas De Hoy Y De Siempre”

Que tengan un buen inicio de semana. Hasta el próximo lunes.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba