Número de edición 7644
Espectáculos

Los Palabristas de hoy y de siempre, hoy: Philippe Jaccottet

Los Palabristas de hoy y de siempre, hoy: Philippe Jaccottet

Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de Diario NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre.

Por MÓNICA CARUSO

revistaliterarialospalabristas@gmail.com

La reseña biográfica de la semana es sobre Philippe Jaccottet (MoudonSuiza30 de junio de 1925GrignanFrancia24 de febrero de 2021). Fue un poeta y traductor francófono de varios idiomas, afincado en Francia desde 1953.

Nacido en Moudon, Jaccottet estudió Letras en Lausana, si bien pronto se trasladó a París, donde trabajó para la editorial Mermod durante varios años. Muy joven, conoció al poeta Gustave Roud, con el que mantuvo una importante y larga Correspondencia, 1942-1976.

Finalmente se instaló, al casarse en 1953 con la pintora Anne-Marie Haesler, en una pequeña población, Grignan, de la comarca de Drôme, en la Provenza. Toda la vida la pasará allí dedicado a la literatura y a la traducción. En ese mismo año, Jaccottet publicó su primer libro de poesía.

Y siguió escribiendo —ensayos, críticas, prosas, poemas— desde entonces hasta antes de morir. Hoy se le considera uno de los más grandes poetas de lengua francesa. Jaccottet hizo traducciones al francés muy reconocidas, sobre todo del alemán, pero también del italiano, español, ruso y griego.

Efectivamente, tradujo a clásicos alemanes como Goethe o Friedrich Hölderlin, y a escritores del siglo XX como MannRilke, así como la obra completa de Robert Musil, de quien se volvió un gran especialista. Y asimismo, tradujo obras de LeopardiUngaretti o Carlo Cassola. A ello se añade una versión del poeta ruso Mandelstam, otra de Góngora y un magnífico Homero: la Odisea.

Por otro lado, se han traducido al castellano varios de sus libros. Destacó ya en 1975 la versión de su ensayo Rilke por sí mismo. Antonio Martínez Sarrión tradujo un puñado de poemas suyos, y el también poeta Fernando Romera tradujo en 2005 una selección de su lírica 24 poemas.

Pero destacan La oscuridad (una bella y extraña narración en primera persona, con un trasfondo existencial) y varios libros de poesía, como Cantos de abajo, A la luz del invierno, Pensamientos bajo las nubes, El ignorante, A través de un vergel,  Cuaderno de verdor. Sin embargo y Aires, además del ensayo El paseo bajo los árboles. Todas estas versiones se deben al poeta y traductor Rafael-José Díaz, que mantuvo un contacto directo con el autor durante casi dos décadas.

Valoraciones

Jean Starobinski ha señalado la confianza que sus poemas suscitan en el lector; la escritura de Jaccottet sería una voz leal que habita el sentido, que encaja en la melodía: ante él pensamos que aún el discurso poético es posible, fuera de la solemnidad y de la grandilocuencia.

El autor evita la gratuidad y la brillantez de las imágenes, pero también elude excluirse; Jaccottet no se ausenta, pero si no renuncia a la función expresiva, propia de la lírica, sin embargo, su voz es la de alguien discreto en un grado máximo.

Es uno de los pocos escritores que han sido recopilados en vida por La Pléiade: OEuvres, 2014.

Premios

Jaccottet recibió los siguientes premios:

Prix des écrivains vaudois, 1958.

Johann-Heinrich-Voß-Preis für Übersetzung, 1966, de la Academia Alemana de la Lengua y la Poesía.

 

Prix Montaigne, 1972. Prix Gottfried Keller (sitio), 1981.

Gran Prix de Poésie de la Ville de Paris, 1985.

Gran Prix national de Traduction, 1987.

 

Petrarca-Preis (sitio), 1988 en Trieste.

Grand Prix national de Poésie, 1995.

Friedrich-Hölderlin-Preis, 1997 en Tubinga.

 

Horst-Bienek-Preis für Lyrik, 2000, de la Academia de Múnich.

Prix Goncourt de la poésie, 2003.

Mérite cantonal vaudois, 2009. Gran Prix Schiller, 2010.

Poemas

(Philippe Jaccottet)

Aparta esta luz que nunca tiene ojos…

Aparta esta luz que nunca tiene ojos
como una cortina y entra,
acércate, tú que miras y hablas,

más penetrante que el viento de otoño,
más tierna que toda su lana y toda su leche.

Versión de Rafael-José Díaz

:::El alma, tan friolera y miedosa…

El alma, tan friolera y miedosa,
¿tendrá que caminar sin fin sobre este hielo,
sola, descalza, sin saber ya ni siquiera balbucear

la oración de la infancia,
castigada sin fin su frialdad por este frío?

De «Pensamientos bajo las nubes» 1983
Versión de Rafael-José Díaz

:::El ignorante
Cuanto más envejezco, más crezco en ignorancia,
cuanto más he vivido, menos poseo y menos reino.
Todo lo que tengo es un espacio alternativamente

nevado o brillante, pero nunca habitado.
¿Dónde está el dador, el guía, el guardián?
Permanezco en mi cuarto y de momento me callo

(el silencio, como un sirviente, viene a poner un poco de orden),
y espero a que las mentiras se aparten una a una:
¿qué queda? ¿Qué le queda a quien muere

que le impide morir? ¿Qué fuerza
le hace hablar aún entre sus cuatro paredes?

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba