N° de Edición 7130
Espectáculos

Cine: Ruby, la chica de mis sueños

Informe completo
Por Gastón Romero
(Redacción de NCO)

No fue hace mucho que Calvin Weir-Fields (Paul Dano) fue considerado como una maravilla literaria con la publicación de su aclamada primera novela. Pero desde ese entonces, ha estado afectado con un severo caso de pasmo de escritor que se ha visto magnificado por una vida amorosa problemática. En un último intento por re-encender su chispa creativa, Calvin empieza a imaginarse a una protagonista femenina. Su nombre es Ruby Sparks (Zoe Kazan) y desde el primer minuto en que se la imagina se siente creativamente estimulado para escribir acerca de ella… hasta que ella aparece sorpresivamente en la sala de su casa. De repente Ruby duerme en la cama de Calvin, prepara la comida, y en general lo fascina de todas las maneras posibles; pero hay un pequeño detalle que resulta enloquecedor. De alguna manera Calvin tiene el poder de cambiarla cada vez que se sienta ante su máquina de escribir.

Al tiempo en que Calvin intenta manejar este poder, se enfrenta a un dilema mayor tanto como escritor como el ahora novio de Ruby; ¿que será necesario hacer para que esta relación de su imaginación funcione en el mundo real?

Una aguda y moderna versión del mito de Pigmalión. Con un ligero toque de realismo mágico, el primer guion cinematográfico de la actriz y autora, Zoe Kazan, atrajo la atención de Jonathan Dayton & Valerie Faris; el matrimonio que dirigió el inesperado éxito “Pequeña miss sunshine”.

Sobre la historia:

Es una fábula romántica acerca de como dos personas forjan una historia de amor fuera y dentro de la realidad , empezó con una idea que llegó a Zoe Kazan casi tan rápido como a Calvin se le ocurre la idea de Ruby Sparks. Kazan – renombrada como una prometedora dramaturga y ascendente actriz regresaba a su casa tarde una noche del set de una película cuando quedó impactada al ver a un maniquí depositado en un montón de basura. Esta visión provocó una reacción en cadena pues a Kazan, una fanática de la mitología griega, le recordó el antiguo mito de Galatea en el cual Pigmalión se enamora de la estatua que ha esculpido con sus propias manos. Ese momento desconcertante, cuando parece adquirir vida lo inanimado, la puso a pensar en como la fantasía, la autonomía, y la identidad chocan y su mezclan en las relaciones contemporáneas: «Empecé a pensar en lo que sucedería si un escritor viese como cobra vida alguien quien pudiera darle exactamente lo que pensaba que quería en lo relativo al romance. Pero las cosas se ponen complicadas, pues cuando amas a alguien tienes que amar a toda la persona y no solo las partes que has idealizado”, recuerda Kazan. Mientras escribía, Kazan empezó a compartir su trabajo con su novio, el actor Paul Dano; y aunque no se había propuesto escribir algo para ambos, no podía dejar de imaginarse que serían la pareja en los papeles principales. «Creo que de manera sub-consciente, estaba escribiendo el personaje de Calvin pensando en Paul”, pondera. “Pero lo más extraño de todo es que estaba escribiendo a un personaje que a su vez estaba escribiendo a mi personaje. Ahí ya estaban sucediendo cosas muy metafísicas.

Kazan no estaba tan interesada en el aspecto de la ciencia ficción de como el personaje de fantasía de un escritor cobra vida — sino que estaba más intrigada en lo que sucedería enseguida. ¿Cómo le iría a un personaje de ficción en medio de lo cruel que puede ser la vida, especialmente cuando el hombre que la está creando no está seguro de exactamente qué es lo que quiere? Ha habido una larga tradición dedicada a ponderar acerca de los objetos hechos por el hombre que se convierten en algo humano. Kazan quería aproximarse al concepto desde una perspectiva literaria; explorando al escritor que crea a la mujer que él piensa debe de ocupar su corazón; pero lo que lo pone tan nervioso una vez que su creación cobra vida, es que la quiere seguir cambiando constantemente.

Ella nos explica. «Estaba interesada en el tema del control en las relaciones y la manera en que aportamos ideas acerca de como debería de ser la persona a quien amamos. ¿Cómo puedes amar a la persona con la que estás sin decir ‘no quiero esto o aquello de él? ¿Cómo haces espacio en una relación para dos personas distintas? He estado en una relación antes en donde sentía que mi pareja no me veía, sino que veía algo parecido a mí, algo un poco distinta a lo que yo soy. Eso es lo que sucede con Calvin y Ruby.»

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba