N° de Edición 6684
Discapacidad

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Día Internacional
Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Un escenario de reconocimiento y equidad a este colectivo social

Las naciones unidas dieron lugar con este día a la discapacidad como un tema de agenda política y social internacional para la equiparación de derechos e igualdad.

Las personas con discapacidad celebran este día como un avance y conquista social sobre su plena participación en todos los ámbitos en los que pueden desarrollarse dentro de la sociedad.

Por Melisa Correa

melisacorrea.prensa@gmail.com

Los diversos avances tecnológicos, humanos, legales y las diversas herramientas de accesibilidad son elementos que en la actualidad se consolidan como los principales recursos disponibles para la inclusión de las personas con discapacidad en la esfera mundial. Siendo a su vez, ejes fundados y apoyados en la conquista de derechos plasmada en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas Con Discapacidad y reivindicados en el Día Internacional de la Discapacidad.

Por lo tanto, pensar en este día nos remonta ineludiblemente a su proclamación, la cual se originó en la culminación del Decenio de las Naciones Unidas para las Personas con Discapacidad entre 1983 y 1992, cuyo propósito principal fue cumplir con el Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 3 de diciembre de 1982.

Por su parte y en relación al 15 por ciento de personas que poseen discapacidad dentro de la población mundial equivalente a mil millones de sujetos, este Día Internacional persigue el objetivo de fomentar su integración y promover la igualdad de oportunidades dentro de la sociedad.

Entonces Diario NCO, celebra y conmemora este día como aquel que por primera vez en la historia instaló a las personas con discapacidad como sujetos de derecho, autónomos y generadores de significados propios dentro del ámbito social, quienes no se presentan más que individuos que en interacción con su entorno y las barreras impuestas en él, ejercitan o no su discapacidad.

La discapacidad en Argentina

En nuestro país, el día de las personas con discapacidad fue incorporado en el año 2 mil mediante la ley Nº 25.346, con el propósito de amparar a las personas con discapacidad, fortalecer la igualdad de oportunidades y fomentar conductas responsables y solidarias.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, más de mil millones de personas (aproximadamente el 15 por ciento de la población mundial) tienen algún tipo de discapacidad. A su vez, en nuestro país el Censo 2010 informó que el 12,9% del total de población en viviendas particulares presenta algún tipo de dificultad o limitación permanente, física y/o mental.

Dentro de las dificultades o discapacidades existentes y relevadas se encontraban discapacidades sensoriales como la visual y auditiva, discapacidades mentales y motoras como la intelectual o cognitiva y motora, siendo aquellas que influyen las habilidades que implican agarrar objetos y para movilizarse.

En la cotidianeidad, las personas con discapacidad se enfrentan a barreras que limitan su participación en la sociedad, las cuales pueden adoptar una amplia variedad de formas, incluyendo las relativas al entorno físico, a las actitudes y prejuicios, a la información y comunicaciones, a la legislación y la vida política. Asimismo, atraviesan situaciones de desigualdad en el acceso a la educación, el empleo, y la salud, entre otros derechos humanos.

En este sentido, Argentina adoptó en 2008 la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo, a través de la Ley N° 26.378. Por lo tanto, transversalizar la cuestión de la discapacidad es una tarea fundamental, con el fin de lograr mayor concientización y aplicación de los derechos humanos conquistados y adquiridos también por este colectivo social.

Las implicancias de la Convención

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, reconoce que la existencia de barreras puede impedir la participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

En su artículo 3° establece como principios generales el respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, la no discriminación, la participación e inclusión plena y efectiva en la sociedad, el respeto por la diferencia, la igualdad de oportunidades, y el derecho a preservar la identidad de los niños y niñas con discapacidad, entre otros.

Por su parte, en su artículo 9 sobre accesibilidad, remarca el derecho a vivir de manera independiente y a participar plenamente en todos los aspectos de la vida. Entonces, velar por la desestigmatización y la no discriminación ya no son una mera intensión individual y actitudinal de algunos empoderados, sino que se convierte mediante el marco normativo adoptado en una responsabilidad y obligatoriedad ineludible por parte de los estados y la sociedad.

Fuente de la imagen: http://noticias.unsam.edu.ar.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close