N° de Edición 7489
Discapacidad

A.P.A.C.I.D. – Taller para discapacitados: “La ayuda que nos da la Provincia es un chiste”

TESTESTE

APACIDA.P.A.C.I.D. (Asociación de Padres y Amigos para la Capacitación e Integración del Discapacitado) es un taller que desde el año 1968 se ocupa de la difícil tarea de sociabilizar y ayudar a los discapacitados mentales en el partido de La Matanza. Hoy, esa difícil tarea se complica aún más, al recibir poco apoyo de la Municipalidad y de la Provincia.

Por Nicolás Herrero
Herrero33787312@gmail.com

El día estaba nublado y fresco. Llegue a la puerta principal de A.P.A.C.I.D. (ubicada sobre la calle Cotagaita) a las tres en punto de la tarde, hora en la que había acordado con la directora Lidia Meléndez hacer la entrevista para el Diario NCO.

Mientras esperaba a que me abran observe detalladamente la fachada del lugar, a simple vista uno podía notar las paredes con la pintura desquebrajada y el cartel de bienvenida algo oxidado, síntomas claros de que ese espacio había sido construido a sangre, pulmón y buena voluntad, sin grandes inversiones ni sumas magistrales de dinero.

Lidia Meléndez me atendió con gran amabilidad, me abrió las puertas de la institución como si fueran las de su casa, y no es para menos, dado que ella empezó el proyecto desde que era una joven de 29 años, y ahora alcanzó la sabiduría y la experiencia propia de un adulto de 64 años de vida.
Una vez adentro, recorrí las instalaciones del taller protegido, que tenía una gran variedad de actividades y sectores, que específicamente se dividen en cinco aéreas:
· Carpintería (principalmente hacen sillas para los jardines infantes de la zona)
· Cepillería (escobillones para el hogar y para las canchas de tenis)
· Artesanías (para los jardines infantes y suvenires para cumpleaños y eventos)
· Polietileno (bolsas de residuos, de consorcio, de camiseta y de arranque)
· Telar (trapos de piso y de rejilla)
Los chicos trabajaban duramente en sus respectivos sectores, sin tener idea de las complicaciones que Lidia tiene día a día para mantener el taller protegido A.P.A.C.I.D.

“La ayuda que nos da la Provincia es un chiste”, sentenciaba duramente la directora de la institución que además nos explicaba como es el proceso de funcionamiento.

“Nosotros tenemos un convenio con la Provincia donde todo los meses nos dan $1250 por cada chico que tenemos a cargo, de esos $1.250, $750 es el sueldo de cada chico, y los $500 restantes es para la institución. Nosotros tenemos 30 chicos a cargo, eso significa que nos queda en mano $15.000 por mes”
A primera impresión, uno creería que la suma de $15.000 por mes para una institución es más que suficiente, pero, al igual que un contrato, hay que leer la letra chica y las aclaraciones.

“Tenemos $15.000 por mes, pero la Provincia nos obliga a tener dos empleados en blanco y hacerle absolutamente todos los aportes, y a cada uno de los empleados, que son dos supervisores, le pagamos a cada uno $5.300, entonces, nos queda solo $4.400 en mano por mes, y con eso estamos obligados a garantizar el almuerzo para 30 personas todos los días, pagar agua, luz, gas y teléfono y mantener la infraestructura del lugar, todo por $4.400”.

Afortunadamente, A.P.A.C.I.D. puede producir dinero propio más allá de la ayuda que le da la Provincia, dado que tiene convenio con algunas empresas privadas y jardines infantes de la zona, como es el caso de “Acqua 2000”, que contrata al taller protegido para que construyan accesorios de plástico para los sanitarios y las piletas.

A pesar de estos pequeños acuerdos con algunas empresas privadas, Lidia siempre peleó para que la Municipalidad de La Matanza le diera el convenio para tener exclusividad en la producción de materiales para las escuelas y hospitales públicos, pero ese permiso nunca se obtuvo.

“Siempre nos dicen que es por licitación, y el problema de la licitación es que las empresas privadas nos ganan siempre (…) la Municipalidad siempre prefiere contratar a empresas, que producen más y a menor costo”

A.P.A.C.I.D. necesita más fondos no solo para mantener el taller de producción, sino para poder continuar con el proyecto del “hogar A.P.A.C.I.D.”, para que “los chicos tengan la opción de quedar pupilos, en los casos que fuese necesario”, explicaba la directora.
“El hogar A.P.A.C.I.D. fue un proyecto que comenzó en 1998, pero que lamentablemente se tuvo que frenar en el 2006 por problemas de fondos y permisos. Ahora, recién hace dos meses se está retomando”
La directora piensa en varias alternativas para juntar fondos y poder culminar el proyecto del hogar, y una de sus ideas, que todavía está en proceso de elaboración, es la de implementar una campaña que se llamaría “Amigos por $10”

“Amigos por $10” sería una campaña de donación, donde las personas se van a poder inscribir como “amigos” de la institución a cambio de $10. La idea es juntar 10.000 amigos para poder llegar a la suma de $100.000”
Si alguien desea colaborar con la institución es su lucha por juntar fondos para el hogar y al mismo tiempo poder seguir al frente con el taller protegido de producción, se puede comunicar al 4651-3331, mandar un correo a apacid@gmail.com o dirigirse personalmente a Cotagaita 2014 (Ramos Mejía) en el horario de 8 a 16 hs.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba