N° de Edición 7331
Derechos Humanos

Una de los sobrevivientes de la Noche de los Lápices llamó a ser «militantes de la vida»

TESTESTE

 Emilce Moler, una de las sobrevivientes de la «Noche de los Lápices», ocurrida en septiembre de 1976, llamó a los jóvenes a ser «militantes de la vida». «Tienen la posibilidad de decir las situaciones que no les gustan y denunciarlas», dijo a estudiantes.

«Ustedes pueden ser militantes de la vida, tienen la posibilidad de decir las situaciones que no les gustan y denunciarlas», les dijo Moler a estudiantes secundarios que este miércoles visitaron el Parque de la Memoria, en lo que fue el inicio de una serie de actividades programadas en el mes aniversario de la «Noche de los Lápices».

En este marco, Moler, una de los cuatro sobrevivientes de los hechos del 16 de septiembre de 1976, cuando el régimen militar secuestró a una decena de estudiantes secundarios de La Plata, destacó el hecho de que hoy «la mayoría de los jóvenes condena a la dictadura y el terrorismo de Estado».
«Esto fue posible porque, sobreponiéndose al dolor, muchas personas, al igual que yo, dieron su testimonio sobre lo ocurrido en aquellos años», sostuvo Moler, hoy integrante de la Comisión por la Memoria, asesora del Ministerio de Educación de la Nación.

Luego de una presentación en la que se centró en el relato de su experiencia como militante en la adolescencia, Moler respondió algunas preguntas que les formularon estudiantes secundarios de la ORT, de la Escuela Técnica Ingeniero Luis Huergo y la Escuela de Educación Media «República de Rumania».
Allí, cuando algunos chicos le preguntaron cómo había vivido la etapa de la historia argentina en la que primaba el «por algo habrá sido», Moler dijo que «todavía hay muchas cuestiones culturales para romper» y sostuvo que todas las víctimas del terrorismo de Estado habían vivido «muchos años de mucha soledad».
«Claro que avanzamos, pero todavía no avanzamos todo lo que deberíamos haber avanzado», sostuvo Moler, quien destacó en todo momento la importancia del proceso iniciado a partir de 2003, con el enjuiciamiento de los responsables de las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura.

En este marco, valoró las «herramientas de la democracia» con la que hoy cuentan los jóvenes y la sociedad en su conjunto para poder expresar lo que piensan y buscar modificar la realidad en aquellos aspectos que entienden es necesario conseguir cambios.

«Nosotros nos criamos de golpe en golpe militar. En ese momento no existía toda esta cultura democrática», ilustró Emilce a los jóvenes reunidos este miércoles en el auditorio del Espacio de la Memoria.

Para llegar hoy a ese lugar, Moler, al igual que todos los jóvenes, recorrió el sendero emplazado junto a los muros en los que se consignan los nombres de los desaparecidos y pudo ver cerca de 200 papelitos intercalados y pegados sobre las piedras con las historias de vida de cada uno de los jóvenes menores de 18 años víctimas del terrorismo de Estado.

Esta actividad fue la primera de una serie que se desarrollará de acá a fin de mes en el Parque de la Memoria, ubicado en la Costanera Norte, a orillas del Río de la Plata.

Según se informó, las actividades estarán centradas en «la recuperación de la militancia estudiantil durante los años ’70, tendiendo puentes entre el pasado reciente y el presente».

En ese marco, el domingo 16 desde la 15.30 se realizará en el Parque un recital del que participarán bandas musicales de escuelas secundarias, interactuando con la escultura sonora de León Ferrari «A los Derechos Humanos».
En tanto, el próximo 18, en el sexto aniversario de la segunda desaparición de Jorge Julio López, se llevará cabo la proyección del audiovisual «Desaparecido en Libertad» de Jorge Caterbetti, junto con una conferencia en la que participarán Rubén López, Ana Cacopardo y Caterbetti.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba