Número de edición 7723
Derechos HumanosLa Matanza

Julio López, La Matanza, desaparecido, dictadura, derechos humanos, Miguel Etchecolatz, Castelar

julio-lopez

Julio López. Militantes de Derechos Humanos exigieron en la ex quinta Seré de Castelar la aparición con vida del ex detenido desaparecido por segunda vez tras declarar contra el represor Miguel Etchecolatz. Organizaciones de La Matanza participaron a su vez de una marcha a Plaza de Mayo.

Por: Valeria Virginia Villanueva

villanueva.valeriavirginia@gmail.com

El pasado domingo 18 de septiembre, se cumplieron 10 años de la segunda desaparición del ex detenido durante la dictadura militar Jorge Julio López, tras haber declarado contra Miguel Etchecolatz en la causa que condenara ese mismo día al represor a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad.

Con el reclamo persistente de su aparición con vida, así como la de otros tantos desaparecidos en democracia, y el firme repudio a la prisión domiciliaria para los genocidas -beneficio del cual gozan ya 50 de ellos-, organismos de Derechos Humanos encabezaron movilizaciones en Plaza de Mayo y en todo el país.

En el oeste del conurbano bonaerense, la Asociación Seré por la Memoria y la Vida reunió a jóvenes y familias en una marcha de antorchas en el predio de la ex Mansión Seré, primer Centro Clandestino recuperado de Latinoamérica, en Castelar.

En ese marco, la referente María Teresa Sabbatella explicó a NCO que la elección del lugar se debe al peso simbólico de la fecha y del espacio, donde también realizaron la primera marcha al cumplirse un año de la desaparición de López, en 2007.

Asimismo, recordó que Etchecolatz “es uno de los peores represores, porque era el segundo de (Ramón) Camps y participó -entre otros crímenes- en La Noche de los Lápices”, cuyo esclarecimiento fue posible en gran parte gracias al testimonio de López sobre los asesinatos de estudiantes.

Por otra parte, rechazó las declaraciones del presidente Mauricio Macri a favor del carnicero que asesinara a un delincuente por el ataque a los Derechos Humanos que implica, y en esa línea, sostuvo que “la propiedad privada para este gobierno es lo más importante, la vida no importa”.

“Jorge desapareció porque no lo cuidamos”

Así lo sostuvo el referente de la APDH La Matanza, Pablo Pimentel, en declaraciones a FM La Tribu durante la marcha por López en Plaza de Mayo, de la que participaron otras organizaciones de Derechos Humanos de La Matanza como Hijos.

Allí, declaró: “Jorge desapareció porque no lo cuidamos, primero no lo cuidó el Estado y después subestimamos a estos genocidas octogenarios pero que tienen perfectamente armado un aparato con gente joven para vengarse de estos juicios que se están haciendo. Y de esto hay que cuidarse mucho”.

En ese sentido, reconoció que “como militante de derechos humanos me hago cargo que no hicimos lo suficiente para cuidar a Jorge” y que “hay que ponerle contenido a la frase ‘memoria, verdad y justicia’, y crear políticas activas”.

Desaparecido dos veces

Cabe recordar que la primera desaparición de López fue cuando permaneció secuestrado entre octubre de 1976 y junio 1979 y fue torturado en los 3 principales centros clandestinos de detención del conocido como “Circuito Camps” de La Plata.

En ese sentido, los presentes en la ex Mansión Seré consideraron que “las fuerzas de seguridad, viejas y actuales, están involucradas en su desaparición en democracia” y “la reparación solo será tangible cuando conozcamos que le pasó ese domingo hace 10 años”.

Por eso, reafirmaron la defensa de los Derechos Humanos como “el pan en la mesa, la libertad, la memoria, la verdad y la justicia” e insistieron en exigir cárcel común perpetua y efectiva a los genocidas, apertura y preservación de archivos de la memoria, y libertad a presos políticos, entre ellos Milagro Sala.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba