N° de Edición 7165
Deportes

Volvió el fútbol argentino y dejó sorpresas y confirmaciones

Volvió el fútbol argentino y dejó sorpresas y confirmaciones.

En la primera fecha de la Copa de la Liga Profesional, Independiente y Boca lograron arrancar con una victoria, San Lorenzo no pasó del empate y Racing fue duramente goleado por Atlético Tucumán como los resultados más destacados.

La espera terminó y después de 220 días sin acción, la pelota regresó al verde césped y mostró distintas realidades para los equipos que buscarán este torneo que otorgará un cupo para la Copa Libertadores del año que viene y otro para la Sudamericana del 2022.

El primero de los grandes en hacer rodar la pelota fue el ciclón de Mariano Soso, que en un partido pobre en situaciones y juego finalizó en un empate sin goles frente al Argentinos Juniors de Diego Dabove. Lo más destacado del encuentro fue la expulsión de Franco Ibarra en el bichito de La Paternal y el debut de Jonathan Herrera en San Lorenzo.

El grande que sí comenzó con tres puntos en el bolsillo y en condición de visitante fue el Boca de Miguel Ángel Russo, que con la solidez y contundencia que lo viene caracterizando desde comienzos de año le ganó a Lanús por 2 a 1. El primer tanto del cotejo lo hizo Carlos Tévez, que encontró una pelota bollando en el área chica y la empujó para abrir el marcador a los 18 minutos de iniciado el juego.

Más tarde, en una jugada que debió ser anulada, José “Pepe” Sand empujó otra pelota en el área chica, pero con la mano, cuestión que no fue advertida por el árbitro ni el juez de línea y convalidaron el tanto. Sin embargo, cuando comenzaba el complemento Ramón “Wanchope” Ábila encontró un rebote defectuoso del arquero y puso el marcador final.

Alegría para el lado rojo de Avellaneda, tristeza para el celeste y blanco

Tras la trabajada victoria frente Atlético Tucumán por Copa Sudamericana, Independiente iniciaba su camino en el torneo doméstico y logró llevarse un importante triunfo de tierras santiagueñas, derrotando al local Central Córdoba. La explicación de los tres puntos tiene nombre y apellido: Sebastián Sosa.

El arquero uruguayo fue fundamental ya que tapó tres pelotas claras de gol que podrían haber torcido la historia en favor del equipo local. Después de abrir el marcador con un gol en contra de Claudio Riaño, el rojo se dedicó a jugar de contra y aprovechar las falencias defensivas del rival.

Con una alineación presumiblemente alternativa, con solo la inclusión de Sosa y Franco como habituales titulares, se notó la falta de experiencia y templanza de los muchos juveniles que tuvieron lugar en el equipo, pero que fueron salvados por la figura del arquero uruguayo que llegó para brindar seguridad bajo los tres palos. El diablo ganó e irá a Tucumán motivado para llevarse la clasificación en el torneo internacional.

El otro equipo de Avellaneda no corrió la misma suerte y fue goleado de local por el rival de Independiente en la Sudamericana: el decano del Ruso Zielinski. Con una contundencia notoria aprovechó cada error del local y facturó cuatro veces en el arco defendido por Gabriel Arias.

El resto de los resultados y el por qué se postergó River-Banfield

En la continuidad de la fecha se vieron distintos resultados: primero, Gimnasia se llevó una victoria en el cumpleaños de su entrenador Diego Armando Maradona por 3 a 0 frente a Patronato. Asimismo, Talleres derrotó con justicia a Newell´s por 3 a 1, con un equipo totalmente renovado luego de muchas idas por ventas de sus jugadores.

Por su parte, Aldosivi y Estudiantes empataron sin goles en Mar del Plata, mientras que Vélez y Huracán empataron 1 a 1 en el estadio José Amalfitani. Defensa y Justicia cayó derrotado por Colón en condición de local por 3 a 0 y Unión y Arsenal empataron 0 a 0. La fecha se cerrará Rosario Central y Godoy Cruz este lunes desde las 21.15 y River-Banfield en cancha de Independiente el martes a la misma hora.

El encuentro del millonario se postergó para el martes porque las autoridades de la Liga Profesional de Fútbol le negaron la posibilidad de jugar en el River Camp (predio de River en Ezeiza) por no contar con la estructura mínima requerida por los organizadores del torneo y la AFA. El equipo de Gallardo deberá abonarle 60 mil dólares a Independiente por alquilarle el estadio.

Una espera larga por motivo de la pandemia, que tuvo el grito de gol atragantado para miles de hinchas, pero que luego de pasar la peor etapa de la pandemia, permitió que la gente pueda volver a disfrutar de ver a sus equipos, gozar y sufrir por ellos. Bienvenido fútbol argentino, lo estábamos esperando.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba