N° de Edición 7013
Deportes

Panorama del fútbol argentino: parate, deudas y el futuro no resuelto

Panorama del fútbol argentino: parate, deudas y el futuro no resuelto.

La pelota sigue sin rodar en el país, los clubes intentan hacer malabares con sus finanzas para seguir haciendo frente a sus obligaciones, pero el déficit generado hace que casi la totalidad de los equipos necesiten ayuda financiera.

Desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el territorio nacional el fútbol fue uno de los rubros más golpeados ya que la posibilidad de no abrir sus canchas y recaudar con la asistencia del público, la pérdida de auspiciantes y las exigencias de cobro de sus planteles fueron un cóctel que terminó por herir las ya famélicas arcas de los clubes.

El caso paradigmático es el de Independiente, que, entre deudas con exfutbolistas, el plantel actual y pases impagos y con intereses, deberá hacer frente de aquí hasta fin de año una suma superior a los 15 millones de dólares, lo que lo coloca en una muy delicada situación.

Sin embargo, la deuda más urgente es la que mantiene con sus jugadores, que días atrás presentaron 12 cartas documento para que a la brevedad se regularice un atraso salarial que en algunos casos data de diciembre del año pasado y que asciende a los 190 millones de pesos. Rápidamente el club pagó los sueldos hasta marzo inclusive, pero mantiene la mora con los ocho jugadores que más ganan.

De cara al futuro cercano la dirigencia ya tiene resuelta algunas determinaciones para que no vuelvan a pasar por el mismo problema: dejarán de pagar sueldos en dólares, renegociarán los contratos vigentes, habrá un nuevo éxodo masivo de jugadores y quienes arriben a la institución en los próximos mercados de pases cobrarán sus haberes en pesos.

Una decisión que busca generar alivio en los clubes de primera

Entre otras determinaciones de la casa madre del fútbol nacional, la AFA decidió que en la Primera División no existan los descensos por las próximas dos temporadas.El panorama pintaba complejo para Central Córdoba (Santiago del Estero), Patronato y Gimnasia, que no podían asomar la cabeza fuera de la zona roja y necesitaban hacer una firme trayectoria en la Copa Superliga para evitar la caída. Otros que estaban al borde del abismo eran Colón (1.118) y Aldosivi (1.122).

Lógicamente, sin descensos ni promedios, el panorama en el fútbol argentino cambia drásticamente; en lo inmediato, aquellos que peleaban por mantener la categoría tendrán un alivio impensado, mientras que a mediano y largo plazo los clubes tendrán la posibilidad de mejorar sueconomía.

Sin embargo, el fútbol que se vendrá para las próximas temporadas tendrá un concepto claro: la austeridad. Salvo la excepción de Boca, que mantiene una economía muy sólida, el resto de los equipos, incluido River, deberán desprenderse de sus figuras y hacer “caja” para no lastimar aún más sus economías.

Asimismo, los clubes tendrán la posibilidad de no renovar contratos a partir del 30 de junio, meter mano en sus divisiones inferiores y aquellos sin grandes aspiraciones deportivas podrán buscar el otro campeonato: el famoso campeonato económico.

Voces a favor y en contra de las decisiones de AFA

Cuando se dispuso la anulación de ascensos y descensos el pasado 28 de abril, River fue el primero en salir a mostrar su postura respecto del tema descensos, por intermedio de Rodolfo D’Onofrio y Enzo Francescoli. El presidente fue más comprensivo con la regla: «Siempre quisimos que haya descensos, pero es difícil mandar a la B a un equipo al que le resta jugar diez partidos».

Por otro lado, el manager de la institución, Enzo Francescoli, fue más tajante: «Estoy en desacuerdo, es como no tener campeón. No tiene mucho sentido jugar por algo en lo que no tengas la obligación de ganar para no descender. Muchos clubes no tendrán por qué competir».

Otro de los clubes que expresó su insatisfacción fue San Martín de Tucumán, que  elevó un comunicado contra Claudio Tapia y la AFA. En el mismo, decía en líneas generales que al dar por terminada la competencia, ellos iban primeros en su zona y estaban en posición de ascenso, y que, al no haber descensos, ellos se perjudicaban por no poder subir.

Deudas, fútbol parado, futuro sin descensos, pero con una fuerte austeridad. El camino que le tocará transitar al deporte insignia de los argentinos es complejo y deberán aprovechar la oportunidad de rearmarse para de una vez por todas brindar un espectáculo sano fuera y dentro de la cancha.

 

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close