N° de Edición 7094
Deportes

No tienen protocolo aprobado: los clubes de barrio reclaman estar en la agenda política

No tienen protocolo aprobado: los clubes de barrio reclaman estar en la agenda política.

La asociación de Actividades Deportivas Unidas (ADU), que reúne a sociedades de fomento, clubes de barrio y predios deportivos, advirtió la posibilidad de que algunas instituciones abran pese al aislamiento obligatorio y, por eso, exigen medidas de urgencia.

En diálogo con «Haciendo Radio”, una producción de Diario NCO que se emite de lunes a viernes de 10.30 a 13 por la 20.20 NCO Radio, Sandro Costoya, referente de ADU y del Club Master de Gregorio de Laferrere, aseguró que tienen “un problema muy serio” porque fueron los “primeros en cerrar” y “aparentemente” serán “los últimos en abrir”.

Es por eso que presentaron un protocolo, a través de un petitorio con mil firmas, y se lo entregaron al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y a la ex intendenta y actual vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, Verónica Magario, para “anticiparse a lo que podía llegar a suceder”.

“Nosotros entendíamos que el deporte, más precisamente lo que es el fútbol, era de riesgo, pero, a raíz de esto, siempre tratamos de priorizar la salud. No tuvimos respuesta, llegamos a hablar con concejales,con intendentes, con el ministro de Deportes, pero nunca hubo una respuesta”, afirmó el dirigente.

En este sentido, Costoya expresó que la respuesta del Estado fue inexistente o no de manera suficiente: “Nunca se hablaba de los clubes de barrio, decían que iban a presentar ayuda y las ayudas la verdad no llegaban nunca porque los requisitos que pedía en la letra chica, ningún club, ningún predio estaba en condiciones de presentar la cantidad de requisitos”.

Es por eso que consideró que era una forma de “darles algo para quedar bien” y, de esta manera, mostrar gestión en “televisión”. Por esta razón, desde ADU pretenden instalar el tema en la agenda política para “evitar que muchos clubes abran como sea”.

“Es insostenible la situación y hay muchos predios y muchos clubes ya están abriendo y la gente está jugando al futbol sin protocolos, sin nada. Lo ideal sería buscarle la solución y nosotros siempre le dijimos al intendente que la idea nuestra es ayudarlo para que él nos ayude a nosotros”, planteó.

Cómo sostener a los clubes

No tienen protocolo aprobado: los clubes de barrio reclaman estar en la agenda política.

La economía de los clubes de barrio y sociedades de fomento no es noticia. Basta con recordar la premiada película de Juan José Campanella, “Luna de Avellaneda”, para reflejar la historia de pertenencia y contención para el tejido social pero, también, de grandes sufrimientos para mantener las actividades.

Este film protagonizado por Ricardo Darín se volvió a aludir durante los tarifazos impuestos por la gestión de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, con servicios impagables y deudas que se acumularon. Por eso, la pandemia llegó en un momento en el que no hay margen para aguantar.

“Pasó un mes, pasaron dos, pasaron tres, los gastos siguen llegando. Desde el día uno priorizamos la salud porque entendemos que la pandemia existe, que el virus está pero también le queremos buscar la vuelta como para que nos den alguna ayuda, por lo menos no pagarlos porque los predios están todos cerrados”, explicó Costoya.

Asimismo, el otro problema que se suma es que los socios y socias no están ajenos a la crisis económica y, para el dirigente del Club Master, lo deportivo lógicamente no es prioridad.

“Por ahí está primero la alimentación, después vendrá la salud, después el colegio, que así y todo tienen que sostener la cuota y pagarla y calculo que el club queda en lo último”, describió el entrevistado. Además, se permitió pensar en el “día después” y las consecuencias que van a suceder.

“La gente está muy pero muy complicada y de hecho hay muchos lugares que ya cerraron, ya hay muchos clubes que no van a abrir. Va a ser muy problemático no solamente en este momento, sino cuando se levante todo. Hay muchos clubes que ya me han dicho que no están en condiciones”, señaló.

No obstante, la función social que cumplen los clubes en las comunidades será, nuevamente, fundamental para acompañar a los niños, niñas y adolescentes.

“Cuando vengan todos los chicos nuevamente al club los vamos a tener que contener como sea porque tampoco los podemos poner en un papel de que si no pagan una cuota no van a hacer la actividad”, garantizó Costoya.

¿Se puede aplicar el protocolo del fútbol profesional?

No tienen protocolo aprobado: los clubes de barrio reclaman estar en la agenda política.

La pregunta gancho del título se responde fácilmente: si para los clubes de primera división es un trastorno, el resto no puede ni soñarlo. Respecto de esto, el referente de ADU analizó: “Lo que pasa que el fútbolvuelve con unos protocolos casi europeos, imaginate volcarlo a un club de ascenso o de barrio”.

A su vez, parece una utopía comenzar con un deporte colectivo, aunque sea el más popular, cuando todavía no empezaron ni los individuales, que suponen un menor riesgo.

En definitiva, así como toda la sociedad necesita salir de la incertidumbre, para Costoya ese es el principal problema: “No tenemos un horizonte como para decir bueno será en septiembre, será en octubre, será en noviembre, y nadie nos dice nada. Entonces, estamos todos realmente a la deriva”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Tags: clubes de barrio, deportes, fútbol, pandemia, protocolo.

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close