N° de Edición 6870
Deportes

Liniers sin invicto y lleno de dudas

Liniers sin invicto y lleno de dudas.

Liniers no pudo mantener el liderazgo. Cayó en Rosario frente a Argentino.

El equipo presentó nada menos que 7 cambios con referencia al partido anterior, algunos obligados, pero otros…

Por Víctor Marinelli

El primer tiempo de tono discreto mostró a Liniers mejor parado. Con dos debuts que conformaron. Bruno Galeano en lugar de Szerdi, un armador que se movió por todo el campo con gran criterio, y Lucas Miguens que mostró firmeza y buen manejo en las proyecciones.

Liniers a pesar de repartir el balón con los rosarinos casi no sufrió situaciones, toda vez que el equipo se mostró sólido atrás, combativo en el medio por el aporte de Ian Lynch y buscó adelante a través de los desbordes de Campuzano o la potencia de Orellana.

El celeste siempre se insinuó más consistente. A los 36 Galeano apuntó al área en un tiro libre y Orellana la peinó a la red sobre un Quintana desairado. Inmediatamente Liniers pudo liquidar el partido frente a un rival al borde del nocaut. Galeano remató dentro del área, rechazó el arquero y Orellana estrelló la pelota en el travesaño.

Pero la historia cambió diametralmente en el complemento. Liniers salió equivocadamente a esperar y Argentino jugó sus fichas haciendo ingresar a los movedizos Brian González y Matías Recalde en el medio y poco después a Pedro Muné. Este apenas ingresado con soberbio cabezazo igualó el partido cuando corría el cuarto de hora tras centro de González.

Por el contrario, Galeano sentía el trajín del período inicial y debía ser sustituído por Ricabana que a poco de ingresar casi convierte al empalmar un centro de Campuzano, pero el arquero local alcanzó a desviar al córner. Luego fue Costas el que tuvo el tanto pero cabeceó apenas desviado por el segundo palo asistido por Orellana. El intenso calor se hacía sentir.

Liniers sin Galeano en cancha no fue el mismo, encima no resultó del todo clara la salida de Lynch, el más eficiente en el medio como el cambio de punta de Campuzano antes del empate. Argentino se sintió fuerte y lo buscó con sus escasas armas, pero Liniers respondió bien en defensa,  y respondía pero hasta tres cuartos de cancha.

El partido se encaminaba al empate, pero Argentino tenía un as en la manga. Sobre el final un soberbio zapatazo de Recalde dejó sin chances a Acosta. El nerviosismo se apoderó del celeste que acumuló amarillas, pero no pudo cambiar la historia. Liniers terminó sin invicto y lleno de dudas.

Un castigo excesivo en función de lo visto. Argentino fue muy efectivo aprovechando al máximo sus chances, Liniers tuvo un momento para liquidar el pleito y desaprovechó la oportunidad y luego se fue apagando, no teniendo respuestas ante los cambios propuestos por el local, borrando todo lo bueno que había logrado en la etapa inicial.

Un duro e impensado golpe que deberá revertir en el próximo partido frente a Atlas, uno de los punteros, en un torneo Apertura que será de muy pocos puntos perdidos.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close