N° de Edición 6911
Deportes

La topadora no detiene su marcha triunfal y se encamina hacia el titulo

La topadora no detiene su marcha triunfal y se encamina hacia el titulo.

Un esforzado triunfo de Liniers frente a un rival que nunca se rindió, aún en inferioridad numérica. Puntos importantísimos para encarar las últimas fechas con apreciable ventaja.

De arranque inquietó el local. Con ambición el equipo gallego buscó el tanto de apertura. La pelota detenida fue el recurso. Daniel Acosta con dos atajadas decisivas evitó el gol frente a sendos cabezazos de Darwin Palacios a los 7 y 18 minutos respectivamente.

Le costó al celeste acomodarse y recién a los 20 combinaron Galeano y Dimotta, asistiendo a Cermesoni que desvió apenas el cabezazo final.

El gran trabajo de Marcelo Araujo bien secundado por Lucas Scire permitió inclinar la balanza y el local perdió el peso inicial. A los 29 un zurdazo de Spitale se fue a centímetros de un poste. Sobre los 35 pegó fuerte Liniers: tiro libre de Galeano, falló el arquero Avendaño en la salida y Willian Giménez marcó de cabeza. El Celeste, que fue de menor a mayor, justificó la ventaja al cabo del período inicial.

Nuevamente en el complemento Centro buscó sorprender. Ortíz de cabeza se perdió el empate por arriba del horizontal cuando muchos aclamaban el tanto. Pero Liniers nunca perdió el control psicológico del partido. El adelantamiento gallego habilitó espacios y en cada contra la sensación era que La Topadora podía ampliar cifras. A los 12 Orellana asistió de gran forma a Willian Giménez que perdió en el mano a mano con el arquero.

El ingreso de Ian Lynch y el adelantamiento de Campuzano posibilitaron mejores perspectivas. A los 25 de manera sorpresiva vio la roja directa uno de los mejores referentes del local, Darwin Palacios, por agresión a Potarski. Sin embargo, Centro Español sin demasiadas ideas pero con mucho amor propio buscó el empate.

Liniers replicaba con mucho riesgo. Galeano de manera poco creíble se perdió el segundo a los 31 y poco después fue Campuzano, en alta velocidad, el que por dos veces malogró la chance de ampliar. El partido en los minutos finales se hizo áspero. La rigurosidad del árbitro Nicolás Kresta cortando permanente el juego y abusando de las amarillas le quitó dinámica al juego.

Liniers debió sufrir hasta el final, cuando a puro centro el gallego trató de llegar, pero la búsqueda se consumió sin éxito.

Sobre el cierre hubo una nueva roja a Alan Gramajo por foul descalificador a Lynch y la vehemencia de algunos futbolistas de Centro se trasladó luego de terminado el partido cuando Gonzalo Biedma generó un tumulto en pleno festejo y algarabía celeste.

Triunfo inobjetable pero nada fácil. Trabajado con oficio. A esta altura del torneo cuando el resultado pasa a ser lo más importante, Liniers apareció ordenado y eficaz. Y al final terminó calzándose el overol para defender puntos sustanciales de cara al cierre.

Tan sólo faltan 3 fechas y una ventaja de 4 puntos sobre Claypole y 5 sobre Atlas, quedando Barracas a 7 bastante relegado. Nada definido, pero Liniers depende de si mismo. Tiene dos partidos en el Juan Antonio Arias (Cambaceres y Barracas), y de ganarlos tendrá el título asegurado, más allá de tener entre ambos el riesgoso viaje a Claypole.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close